• Videojuegos Retro
soloretro
Benny Hill's Madcap Chase! | Juego : Spectrum 48K | Don Priestley

Benny Hill's Madcap Chase! | Juego : Spectrum 48K | Don Priestley

  • 22 de mayo de 2017

Juego: Benny Hill's Madcap Chase!

Spectrum 48K

DK'Tronics Ltd

Programadores: Don Priestley, Steve Jerrard

Parece que Dk'Tronics le ha cogido el gusto a esto de realizar programas para ordenador basándose en personajes de la televisión. Primero fue Popeye quien se vio en el trance de luchar denodadamente por el amor de Olivia, y en esta ocasión le ha tocado hacer de las suyas al simpático y gordinflón Benny Hill, conocido humorista británico que también alcanzó un notable éxito en nuestro país gracias a aquella serie televisiva que llevaba su propio nombre.

En este programa, de características muy similares a las de su predecesor, tanto en sus aspectos gráficos como en el desarrollo en si mismo, representamos, ¡cómo no!, el papel del travieso Benny Hill y nos veremos envueltos en una serie de aventuras diferentes en las cuales tendremos que ir robando los respectivos objetos que vayan apareciendo en cada una de ellas (ropa, manzanas, etc.).

Estos objetos no estarán protegidos por innumerables peligros, sino que simplemente tendremos que evitar ser capturados por un único personaje en cada ocasión, quien nos perseguirá incansable por todas las pantallas. Además, también tendremos que eludir los numerosos obstáculos que se interpondrán en nuestro camino y que, a pesar de que no nos quitarán vidas, harán que perdamos parte de nuestro precioso tiempo para recoger cada uno de los objetos.

Este juego, a pesar de que en un principio parece muy simple, resulta bastante adictivo y, a medida que nos van quedando menos cosas por recoger y el tiempo se va haciendo más escaso, la emoción crece y al final se convierte en un auténtico «pique», y debido a que las aventuras son bastante diferentes entre si, al pasar de una a otra, el ciclo de diversión se vuelve a repetir.

En cuanto a los gráficos de este Benny Hill, también llaman bastante la atención, pues, tal y como ocurría en Popeye, los personajes presentan un tamaño más que considerable, lo que supone un gran esfuerzo de programación, pero que merece la pena llevar a cabo debido a los excelentes resultados que se consiguen.

Un juego adictivo, divertido y muy bien realizado.

Vídeo relacionado