• Videojuegos Retro
soloretro
Conqueror | Juego: Amiga 500 | Rainbow Arts · 1990

Conqueror | Juego: Amiga 500 | Rainbow Arts · 1990

  • 28 de noviembre de 2017

Juego: Conqueror

Sistema: Commodore AMIGA 500

Rainbow Arts

Programadores: Jonathan Griffiths

Graficos: Scott Martindale, Don Bayless

1990

Los juegos para Amiga, cada vez tienen más posibilidades, y en muchos casos son más que un entretenimiento. superados los "sencillos" juegos de marcianitos y las descaradas conversiones al Amiga de juegos de ordenadores inferiores, las casas de software especializadas en juegos hacen auténticas maravillas con las posibilidades gráficas y sonoras de este magnífico ordenador. Por otro lado, a la supremacía inglesa sobre los videojuegos, le está saliendo algún que otro rival, en este caso son los alemanes los que poco a poco toman terreno en este campo, y lo hacen de una manera fuerte como lo demuestra este programa.

Para el Amiga hay simuladores de todo tipo, aviones, submarinos, barcos, pero nunca un buen simulador de tanques había llegado a nuestras manos. Conqueror tiene todas las posibilidades que un simulador de este tipo puede tener... aunque siempre sea mejorable. En Conqueror, podremos también elegir entre varios tipos de tanques de la segunda guerra mundial, el que más nos guste. En este caso es evidente que los mejores tanques serán los alemanes, además de que en la segunda guerra lo fueron, el programa es alemán.

En el caso de Conqueror, los programadores han conseguido dar una magnífica visión de un campo de batalla TRIDIMENSIONAL. En el juego, se enfrentan tanques desde una visión superior del terreno aunque un poco limitada. El tanque se encuentra centrado en la pantalla sobre una base de tierra, en realidad al producirse el movimiento es el suelo el que se mueve y no el tanque. El tanque sólo se mueve cuando gira en alguna dirección determinada. Como se aprecia en las fotografías que acompañan al comentario, en el campo de batalla hay también muchos otros obstáculos además de los tanques enemigos, casas, árboles, etc. Nos será más fácil rodar por las carreteras que campo a través y será de esta forma como mejor sorprenderemos al enemigo. Hay que intentar no enfrentarse a varios tanques a la vez, ya que tendrán ellos las de ganar. Llamando al plano de la zona, conseguiremos situarnos con referencia a nuestros enemigos y observar así los movimientos que hasta el momento hayamos realizado. La composición de lugar se nos hará muy difícil desde la pantalla de juego, ya que sólo observaremos una pequeña parte del campo.

Dentro de las opciones que el juego nos proporciona, podemos destacar el poder modificar la dificultad. Muy necesario para los principiantes. Cada tanque puede ser reconocido por la forma y su nacionalidad por la bandera. Cada tanque tiene un determinado punto débil, así como un enemigo que le pueda hacer mucho daño en un enfrentamiento. Todas estas características son muy necesarias de conocer para jugar con posibilidades de éxito. En las instrucciones, además de las características generales de los tanques, viene comentada la historia de los diferentes encuentros, etc., que durante la guerra tuvieron lugar.

El movimiento del tanque es complicado, pero claro para tener un total dominio ha de serlo. No se puede jugar solo con un joystick, sino que tendremos que hacerlo con dos o con el teclado. Con uno de los joystick dominaremos la dirección y velocidad del tanque, y con el otro el ángulo de disparo, etc. Resumiendo, si lo que se desea es un entretenimiento variado e interesante, y nos gustan los juegos de simulaciones, Conqueror nos hará pasar muy buenos ratos.

Como hemos indicado, el control que ejercemos sobre el tanque es total. Podemos ir con el tanque hacia adelante y atrás. Girar la torreta a derecha e izquierda. Bajar y subir el cañón ametrallador. Mover el tanque atrás a la derecha y hacia adelante a la dereche, y por último también podremos disparar el cañón una vez situados. Con tanto movimiento como podemos hacer, es mejor que antes de enfrentarnos a nuestros enemigos, procuremos tener un total dominio de las posibilidades de nuestro tanque. Según el tanque que tengamos, la distancia de disparo y el ángulo serán un poco diferentes, con lo que es mejor entrenarse y después entrar en combate, podremos así tener alguna oportunidad de destruir incluso varios tanques a la vez.