• Videojuegos Retro
soloretro
Saboteur II - ZX Spectrum de Durell Software (1987)

Saboteur II - ZX Spectrum de Durell Software (1987)

  • 24 de octubre de 2019

¿Quién dijo que segundas partes nunca fueron buenas? Desde luego, quien realizó dicha afirmación no conocía «Saboteur II», pues si bien en este último programa de Durell se ha perdido buena parte de la originalidad de su predecesor, se han introducido una serie de novedades que le hacen un juego mucho más completo y adictivo.

¿Qué quieres saber?


Ficha de Saboteur II

Videojuego: Saboteur II

Sistema: ZX Spectrum 48K/128K

Durell Software

Programadores: Clive Townsend, Rob Hubbard

Año: 1987


Análisis de Saboteur II

Microhobby nº132

Hace aproximadamente un año, nacía en Gran Bretaña una nueva compañía de software que se presentaba en el mercado con un programa llamado «Saboteur». Al principio parece que nadie hacía demasiado caso al juego en cuestión, pero, pasados unos meses y en vista de las cifras que arrojaban las ventas, se pudo comprobar que ese programa de tímida apariencia se había convertido en uno de los mayores éxitos de la historia del software.

Ahora, cuando Durell está considerado como uno do los sellos más prestigiosos. y entre su catálogo se incluyen títulos como «Deep Strike», «Critical Mass» o «Thanatos», vuelven a sus raíces y nos presentan la segunda parte del juego que les catapultó directamente a la fama «Saboteur.

Los que ya conozcáis las características de «Saboteur», os va a ser mucho más fácil haceros una idea de cómo funcionan las cosas en este nuevo programa, pues, a nivel general, ambos son muy similares entre sí. Sin embargo, para los profanos en el tema, intentaremos daros una explicación lo más concisa posible acerca de los detalles más importantes del juego.

Para empezar, os diremos que el argumento se desarrolla en el enorme y complejo Centro de Mando del Dictador, el cual está situado en el interior de un monte lleno de túneles, pasadizos y cuevas subterráneas. Allí, nuestra protagonista (uno de los primeros personajes femeninos en la historia del software), deberá introducirse cautelosamente y recorrer las instalaciones en busca de una cinta perforada que contiene una información ultrasecreta.

Para conseguir dicho fin, esta «saboteadora» va a tener que enfrentarse a un buen número de factores adversos, y se va a ver obligada a hacer uso de múltiples objetos y elementos que aparecerán en su camino.

Entre los obstáculos, además del propio problema que supone orientarse en un laberinto de estas dimensiones, destacan tres principalmente: los guardianes del recinto, el hecho de que la misión debe realizarse antes de que termine el escaso tiempo del que se dispone y la inevitable pérdida de energía que se produce durante el transcurso de la aventura.

En lo referente a los guardianes hay que decir que éstos van patrullando por las principales áreas del edificio y que, en algunas ocasiones, van acompañados de panteras negras (parece que los perros ya se han quedado anticuados). Ante la presencia de estos personajes, podemos reaccionar de dos maneras: salir huyendo directamente o enfrentarnos a ellos haciendo uso de la amplia gama de golpes de que disponemos (puñetazos, patadas, barridos, saltos...), hasta que consigamos derribar los definitivamente.

Este punto de los combates hace referencia directa al relativo de la energía.

En la parle inferior de la pantalla aparece una barra en la que se nos indica la cantidad de fuerza de la que disponemos; cuando ésta se agota por completo, bien por los combates o bien por los saltos efectuados desde grandes alturas, el juego se da por concluido. Afortunadamente, y para que no todo sea negativo, cuando nuestro personaje se detiene, la barra de energía aumenta lentamente, por lo que, en los momentos de apuro, lo más recomendable es buscar un lugar tranquilo y detenernos unos instantes para continuar la misión plétoricos de fuerza.

Otro de los aspectos mencionados anteriormente es el que hace referencia al tiempo. Este también es un factor determinante en el desarrollo del programa, ya que debemos conseguir nuestro objetivo antes de que éste transcurra no hay tiempo para dudas ni descuidos.

Tal y como sucedía en la primera parte de Saboteur, aquí también vamos a tener la posibilidad de efectuar varios tipos diferentes de acciones, tales como recoger objetos (principalmente armas defensivas), activar terminales de ordenador, hacer uso de ascensores para acceder a ciertas zonas del edificio o utilizar vehículos para desplazar nos más rápidamente.

Con todo este cúmulo de circunstancias, no se puede menos que decir que «Saboteur II» es un programa realmente variado y completo, que nos va a obligar a estar pendientes de muchos factores simultáneamente.

Y pasando ya al apartado de los gráficos, cabe destacar el excelente diseño de los escenarios y personales, los cuales, si bien son bastante parecidos en el nivel de calidad a los de su predecesor, también es verdad que éstos les superan enormemente en cuanto a cantidad, pues el juego transcurre en un total de casi 700 pantallas diferentes.

Pero como no existe nada perfecto, hay que decir que este juego presenta un pequeño inconveniente, y es que resulta un tanto lento de movimientos y, si bien éstos están realizados con una gran espectacularidad y realismo, no deja de echarse en falta algo más de rapidez y dinamismo, con lo cual el desarrollo del juego habría ganado mucho en acción e interés.

En fin, que tampoco hay que ser excesivamente exigentes y, a pesar de esta ligera lentitud, hay que reconocer que «Saboteur II» es un programa francamente brillante y divertido; un juego con el que no nos encontramos todos los días.

¡Ah, se nos olvidaba un detalle! Sí consigues acabar pronto con tu misión, no te preocupes: el programa completo consta de nueve misiones diferentes, las cuales, aunque se desarrollan en los mismos escenarios, varían en sus objetivos y métodos de resolución. O sea ¡que tienes juego para rato!

Sistemas

Serie Saboteur


Reseñas de Saboteur II

Microhobby nº129

Durell es una compañía de corta pero densa trayectoria en lo que a producción de software se refiere. Uno de sus primeros títulos, Saboteur, la catapultó directamente a la fama y, desde entonces, los éxitos se han venido sucediendo uno tras otro: Thanatos, Deep Strike, etc.

Ahora, cuando ha transcurrido más de un año desde que aparecieran en el mercado sus primeros lanzamientos, Durell vuelve a la carga con un nuevo programa que despertará el interés de todos los usuarios: Saboteur II.

Este juego posee bastantes puntos en común con su genial predecesor, Saboteur, pero también se han introducido en él una serie de innovaciones que le convierten en un programa mucho más completo y variado.

Por ejemplo, y como característica más deseable, cabe destacar el hecho de que Saboteur 2 posee la respetable cifra de más de 500 pantallas, lo que puede dar una idea aproximada de su complejidad, los diseños de éstas son muy similares tanto a las del anterior Saboteur como entre sí mismas, aunque, a pesar de ello, nos presentan una considerable cantidad de escenarios y lugares diferentes.

Otro de los puntos más curiosos del programa es que, en esta ocasión, el protagonista de la aventura es un personaje femenino, el cual, a pesar de su condición, va a enfrentarse con contrastado arrojo y fiereza a los numerosos peligros que saldrán a su paso. Esta «saboteadora», al igual que ya hizo su anterior colega, deberá recorrer con rapidez y buen sentido de la orientación una enorme base con la intención de encontrar una cinta grabada con una importante información secreta. Para conseguir dicho objetivo, también deberá poner en práctica sus conocimientos y habilidades en las artes marciales para tratar de derrotar a enemigos mucho más grandes y poderosos que ella.

Saboteur II ya está siendo comercializado en Gran Bretaña y posiblemente estará disponible para los usuarios españoles antes de que finalice el presente mes.


Valoración de Saboteur II

Microhobby nº132

  • Originalidad: 70%
  • Gráficos: 90%
  • Movimiento: 80%
  • Sonido: 70%
  • Dificultad: 70%
  • Adicción: 80%