• Videojuegos Retro
soloretro
Saboteur - ZX Spectrum de Durell Software (1985)

Saboteur - ZX Spectrum de Durell Software (1985)

  • 2 de marzo de 2017

Juego: Saboteur

Sistema: Spectrum 48K

Durell Software

Año: 1985

Programador: Clive Townsend

De la mano de Durell, nos llega uno de los mejores programas de todos los que se han realizado en los últimos meses de cara a la temporada Navideña.

En este juego se nos ofrece la posibilidad de realizar varios tipos diferentes de acciones, por lo que casi es como si tuviéramos muchos juegos reunidos en uno. Por ejemplo, podemos luchar contra los guardias utilizando nuestra habilidad en el dominio de las artes marciales, o bien lanzarles los objetos contundentes que podremos ir recogiendo por los numerosos pasadizos y habitaciones del edificio. También tendremos la posibilidad de utilizar algunas bombas de relojería que se encuentran ocultas en los lugares más intrincados para destruir los muros que nos impiden el paso a otras galerías, o bien emplearlos para volar la sala de ordenadores o cualquiera otra cosa que se nos ocurra.

Pero para realizar todas estas acciones, así como para completar la misión, disponemos de un plazo de tiempo muy limitado, por lo que no podremos entretenernos demasiado en dar vueltas por el edificio, ni tampoco deberemos ensañarnos mucho en nuestras peleas, o de lo contrario perderemos un tiempo precioso y nos resultará muy difícil conseguir el disco y poder huir en el helicóptero.

Este detalle del tiempo, a pesar de que en un principio parece un inconveniente, cuando has jugado varias veces, te das cuenta de que al fin y al cabo es uno de los mayores alicientes de Saboteur, pues con esto se evita el tedio de algunos juegos en los que no sabes que hacer ni donde ir y que resultan extremadamente monótonos. Aquí o lo haces rápidamente o no lo haces, aunque siempre tienes, por supuesto, la posibilidad de intentarlo de nuevo, pero sabiendo ya que no tienes que perder ni un segundo. Además se puede elegir entre nueve niveles diferentes de dificultad en los que cada vez se ofrece menos tiempo y los objetos se encuentran más ocultos.

Sin embargo, para nosotros la mayor virtud de Saboteur es la gran calidad de sus gráficos y su total perfección de movimientos. Nada más empezar a jugar te quedas totalmente sorprendido con la manera de moverse que tienen los diferentes personajes: el saboteador, los perros, los guardias... Todos ellos poseen un realismo asombroso, pero mejorados además con algunos detalles un poco fantásticos, como por ejemplo los saltos que puede dar el protagonista, que hacen que todavía resulten más atractivos que si los estubiera realizando una persona de verdad.

En fin, tampoco conviene que os pongamos demasiado bien a Saboteur, pues podría ocurrir lo mismo que cuando te hablan maravillosamente de una película, que te haces la idea de que vas a ver algo asombroso y luego te llevas una pequeña desilusión. Mejor será que comprobéis por vosotros mismos sus virtudes y sus fallos. Eso si, que conste que a nosotros como hemos dicho al principio, Saboteur nos ha dejado verdaderamente asombrados y que nos parece un excelente programa.

Sistemas

Serie Saboteur