• Videojuegos Retro
soloretro
The Great Escape de ZX Spectrum por Ocean Software (1986)

The Great Escape de ZX Spectrum por Ocean Software (1986)

  • 8 de mayo de 2018

No suele fallar. Cada cinco o seis meses aparece en el mercado un programa que rompe con los esquemas anteriores y consigue despertar la admiración de todos. The Great Escape, por supuesto, es uno de estas grandes maravillas de la programación.

¿Qué quieres saber?


Ficha de The Great Escape

Videojuego: The Great Escape

Sistema: ZX Spectrum

Ocean Software

Programadores: Denton Designs (John Heap)

Año: 1986


Objetivos de The Great Escape

Cuando un programa de estas características llega hasta nuestra redacción, suele hacerlo envuelto en un halo de interés y curiosidad, y una especial expectación se crea alrededor del monitor en el momento de cargarlo. A pesar de habernos pillado advertidos, The Great Escape ha conseguido sorprendernos por su enorme originalidad e indudable clase.

Este asombro viene motivado por muchas y variadas razones que a continuación trataremos de explicaros.

En primer lugar, y como es de ley, comenzaremos haciéndonos un breve resumen de su desarrollo y objetivos principales. Y la verdad es que el propio título nos pone las cosas bastante fáciles: La Gran Escapada consiste en llevar a cabo una gran escapada.

Nos encontramos prisioneros en un campo de concentración alemán, allá por los finales de la II Guerra Mundial. Nuestras esperanzas de supervivencia son prácticamente nulas, por lo que nuestro instinto nos ha obligado a trazar un complejo plan de huida. Las medidas de seguridad en el campo son excepcionales: los recios muros de este antiguo castillo acondicionado en cárcel, se encuentran custodiados noche y día por soldados, perros adiestrados, inexpugnables alambradas y escudriñadores focos. El plan debe ser, por tanto, exacto y minucioso.

Los días transcurren entre estas cuatro paredes con una gran monotonía y las patrullas y las actividades del campo se desarrollan casi con una precisión matemática. Generalmente esta rutina nos deja poco tiempo para poder pensar con detenimiento en los detalle; la fuga, pero estos mismos hábitos pueden servirnos de una gran ayuda, ya que si llegamos a controlar todos los movimientos de los soldados y patrullas, nos será mucho más sencillo elegir el momento adecuado para la ejecución del plan.

Una de nuestras principales armas será, por tanto, la observación. Y precisamente aquí radica uno de estos destellos de originalidad a la que anteriormente hacíamos referencia: en esta particular filosofía de juego. Para que os hagáis una idea de la importancia que tiene este estudio de las actividades que tienen lugar en el campo de concentración, os diremos que, si lo deseas, en un momento determinado del juego puedes abandonar el control del personaje y dejar que se sumerja plenamente en ellas; cuando lo consideremos oportuno, podremos volver a recobrar este control.

Para poder trazar nuestro plan, necesitaremos la ayuda de múltiples objetos y elementos: sólo existe una salida, pero hay muchas maneras de llegar hasta ella. Las diferentes combinaciones en la utilización de estos materiales nos ofrecerán otras tantas posibilidades de fuga. En nosotros estará encontrar la más rápida o la que esté más al alcance de nuestras posibilidades.

Sin embargo, el desarrollo de The Great Escape no es eterno y, aunque es un programa que puede ser jugado con relativa calma, tampoco podemos dormirnos en los laureles: la moral y esperanzas de éxito de este sufrido prisionero no son ilimitadas. Entre los elementos que configuran la totalidad de las pantallas se encuentra una bandera que, al principio del juego, aparece completamente izada: éste será nuestro indicador de energía. En condiciones normales y si cumplimos a la perfección con las obligaciones del campo, ésta permanecerá en su posición inicial, pero a medida que, inevitablemente, vayamos faltando a algunas listas o desapareciendo a las horas de las comidas, veremos como poco a poco va perdiendo altura. Cuando se quede arriada por completo, nuestro personaje quedará sumido en la más profunda apatía y, como un autómata, pasará a integrarse a la monotonía de la prisión.

Como veis, el argumento del programa es de lo más particular y, aunque alguien pueda pensar que carece de acción, os podemos asegurar que ésta se suple con unas buenas cantidades de tensión y emoción.


Pokes de The Great Escape

  • Moral infinita: POKE 41182,0
  • Abre todas las puertas: POKE 45928,0
  • Sin enemigos: POKE 50209,201

Reseñas de The Great Escape

Microhobby nº101

La gran baza de la temporada para Ocean se llamará La gran escapada, programa este que estará a la venta próximamente en España en sus versiones para Spectrum, Commodore y Amstrad.

El argumento de este gran programa consiste en, como su propio nombre indica, llevar a cabo una evasión. Nos encontramos prisioneros en un campo de concentración alemán mientras transcurren los ajetreados y violentos años 40. El resultado de lo guerra aún está dudoso, por lo que hemos decidido intentar escaparnos, pero para ello necesitaremos mucha paciencia, pues una acción de este tipo necesita ser planeada con mucho miniciosidad; cualquier mínimo fallo puede causar el fracaso del plan.

La cárcel se encuentra ubicada en las ruinas de un viejo castillo, pero las medidas de seguridad se han extremado al máximo y se ha instalado una valla alrededor de todo el campamento, lo cual está vigilada, además, por numerosos centinelas perros guardianes. Tan sólo existe una salida, pero si queremos atravesarla tendremos que llegar hasta ella con la documentación necesaria. Esta, a su vez, se obtendrá mediante el soborno u otros prisioneros o guardianes, pero, sobre todo, haciendo uso de nuestra inteligencia y astucia para encontrar la utilidad de los objetos que encontremos por la prisión.

La primero impresión gráfico que produce este The Great Escape es su gran similitud con el sensacional programa Movie, aunque en un estudio más detallado se puede observar que las técnicas utilizadas son muy diferentes, ya que este programa utiliza el scroll en el movimiento de sus pantallas. A pesar de todo en lo que se refiere al diseño de los decorados, sí podemos asegurar que existe una gran similitud entre ambos; la calidad, de cualquier forma, excelente.

Un programa que dará mucho que hablar durante los próximos meses y que a buen seguro se convertirá en uno de los mayores éxitos del año.


Valoracion de The Great Escape

Pero, quizás por ser la mayor, la adicción no es su única virtud, puesto que los gráficos son igualmente magistrales. La técnica utilizada para su confección es muy similar a la que tienen otras grandes obras maestras del software como, por ejemplo, Ant Attack o Pyracurse, aunque, por supuesto, con sus características de diseño propias que, a nuestro juicio, superan notablemente a los programas citados.

La verdad es que no pararíamos de citar virtudes de este juego, entre otras razones, porque desconocemos muchas de ellas: The Great Escape no deja de ofrecernos sorpresa tras sorpresa. Se trata de un programa que hay que irlo descubriendo poco a poco para llegar a encontrar to das las posibilidades que nos puede presentar.

Pero, en fin, nuestro espacio es reducido y llega la hora de hacer la valoración final. Por eso seremos breves: The Great Escape es una de las mejores videoaventuras que se han hecho para un Spectrum. Y que conste que a esta frase le hemos puesto el plural porque no nos gusta ser absolutistas.

Sistemas

  • Originalidad: 10
  • Gráficos: 9
  • Movimiento: 8
  • Sonido: 8
  • Dificultad: 8
  • Adicción: 9