• Videojuegos Retro
soloretro
Tai-Pan - ZX Spectrum de Ocean (1987)

Tai-Pan - ZX Spectrum de Ocean (1987)

  • 14 de octubre de 2019

En el año 1841 de nuestra era, los piratas y contrabandistas dominaban las aguas del mar de China. Si quieres salir de la monotonía, da un salto atrás en el tiempo y conviértete con Tai-Pan en un auténtico bucanero.

¿Qué quieres saber?


Ficha de Tai-Pan

Videojuego: Tai-Pan

Sistema: ZX Spectrum 48K/128K

Ocean Software Ltd

Programadores: Sentient Software Ltd (John Mullins, Clive Paul, Mark R. Jones, Peter Clarke)

Año: 1987


Análisis de Tai-Pan

Microhobby nº139

Los barcos europeos se dirigían hacia Oriente con la intención de conseguir mercancías tan preciadas como té, seda, jade... Ante tal invasión comercial, el emperador chino decidió que todo tipo de transacción debería ser pagada con plata. Esto causó serios problemas a las arcas de los países occidentales. Por esta razón, se les ocurrió la genial idea de comerciar directamente con el pueblo chino, sin que el estado tuviera conocimiento de estos trapicheos.

Así llegaron los primeros barcos de contrabando a China. Como el negocio funcionaba a la perfección, los Tai-Pan (líderes supremos), cada día eran más numerosos a pesar de que los problemas atmosféricos y los piratas causaban estragos en este tipo de flotas.

Como bien puedes imaginar, tu misión va a consistir en comprar un barco y hacerte a la mar, aunque de ti dependerá que lo hagas como un pacífico comerciante o como un pirata pendenciero.

Vayamos por partes. Lo primero que debes hacer es conseguir el suficiente dinero como para comprar el barco. Para ello, deberás pedir préstamos que, si no son satisfechos en la fecha determinada, te pueden costar la cabeza.

Existen tres tipos de barcos con diferentes precios y usos. Lorcha, el más barato de todos, muy útil para el contrabando, con un pequeño espacio para carga y un corto surtido de armas defensivas; Clipper, el barco de comercio por excelencia, y Fragata, barco pseudomilitar utilizado por la Marina china y los piratas, por lo que comprenderás que su uso más habitual se basa en el ataque contra los mercantes y contrabandistas.

Cualquiera de los barcos que se pueden adquirir, sirve para convertirte en pirata, pero es evidente que hay algún modelo que puede ser fácilmente destruido si te dedicas a estos menesteres.

Lo siguiente a conseguir es la tripulación. Existen dos formas de lograrlo: la legal, por medio de una oferta económica, o bruscamente, obligando a los marineros por la fuerza a enrolarse en tu barco. Evidentemente, la segunda es más barata, pero te puede dar serios disgustos porque la policía china es sumamente eficaz, y se entera de todo lo que pasa en el puerto. Si te pillan enrolando a la fuerza a un marinero, irás a parar a la cárcel, y, a la tercera vez que seas detenido. serás decapitado.

Una buena forma de aumentar tu cuenta corriente, es entretenerte con los típicos juegos de apuesta chinos, muy comunes en los puertos de esa época.

Se te acercarán contrabandistas que te ofrecerán material de este tipo. Cuidado con ellos, pues si bien este comercio da buenos frutos económicos, si te descubre la policía incautará todo el material, y perderás el dinero invertido.

Una vez navegando, deberás elegir tu ruta. Las más seguras son las que pasan por las cercanías de la costa, pero debes tener en cuenta también los factores atmosféricos y la misión que le hayas destinado a tu embarcación.

Por supuesto, en un juego de este tipo no podría faltar la opción de combate, con la cual podrás abordar todo tipo de mercantes si lo crees conveniente. La lucha puede resultar dura, pero según hayas tratado a tu tripulación, ésta defenderá tu barco como si les fuera la vida, o se unirán al enemigo si no has sido lo suficientemente amable con ellos.

Tras todas las aventuras de las que podrás disfrutar, deberás regresar al punto de partida, Cantón, donde devolverás el préstamo o tu cabeza, según te hayan ido las cosas.

Como habréis visto, el juego posee tal cantidad de opciones que es imposible pensar en el aburrimiento. Hay que destacar que en la versión de 128 K, se ha acompañado su desarrollo con una alegre música oriental, Por lo demás, los decorados de los puertos son reales y están bien realizados. Sólo habría que regañar a los programadores por dos cosas: el movimiento, bastante normalito para un juego de esta categoría, y los gráficos de los protagonistas, que no son nada del otro jueves.

En fin, un juego con el que convertirse en pirata, contrabandista o simple comerciante, puede resultar de lo más divertido.


Reseñas de Tai-Pan

Microhobby nº131

Tras el enorme éxito obtenido con «The Great Escape» y cuando aún no hemos digerido por completo las excelencias de «Arkanoid». Ocean ya nos nene preparado un nuevo lanzamiento super-estrella; «Tai-Pan».

Este programa, cuyo argumento está basado en una novela de James Clavell, consiste en una complicada mezcla de arcade y videoaventura protagonizada por un pirata que surca !os mares de China, en pos de una inmensa fortuna.

Al principio del juego, te encuentras sin blanca (no barco, no tripulación, no dinero) y comienzas en la ciudad de Canion. Desde aquí inicias tus pesquisas para encontrar a alguien que te ofrezca el capital suficiente para comprar un barco y equipo y contratar al persona! necesario para comenzar la aventura. Antes de que transcurran seis meses deberás devolver el dinero o, de lo contrario, tu prestamista te perseguirá con la sana intención de incluir tu hermosa cabeza en su colección particular.

De esta forma, tendrás que administrar bien tu capital (compra de nave y provisiones) y sólo tú deberás elegir si decides efectuar tus acciones por la vía legal o si deseas convertirte en un auténtico pirata. Así, podrás elegir entre vanos tipos diferentes de acciones que van desde negociar con contrabandistas, participar en carreras, mantener combates con otros barcos, comerciar en los puertos, etc. Un juego realmente completo y divertido.

La versión definitiva para Spectrum aún no está finalizada, aunque muy pronto estará disponible en et mercado español. Por el momento, y a modo de preludio, os ofrecemos algunas fotografías de pantallas extraídas de la versión de Commodore. Como sabréis, el Spectrum no permite tanta minuciosidad en el diseño, pero es de esperar que los programadores de Ocean hayan realizado una buena conversión y que la calidad gráfica de Tai-Pan sea igualmente brillante.

Sistemas


Valoración de Tai-Pan

Microhobby nº139

  • Originalidad: 90%
  • Gráficos: 70%
  • Movimiento: 50%
  • Sonido: 80%
  • Dificultad: 80%
  • Adicción: 70%