• Videojuegos Retro
soloretro
Flunky - ZX Spectrum de Piranha (1987)

Flunky - ZX Spectrum de Piranha (1987)

  • 3 de septiembre de 2019

Todos conoceréis el Palacio de Buckingham, residencia oficial de la familia real británica. Pues bien, éste va a ser el escenario en el que nuestro simpático personaje vivirá la aventura de conseguir todos los autógrafos de tan popular familia.

¿Qué quieres saber?


Ficha de Flunky

Videojuego: Flunky

Sistema: ZX Spectrum 48K

Piranha

Programadores: Don Priestley

Año: 1987


Análisis de Flunky

Microhobby nº158

Para introducirse en palacio, sólo existen dos posibilidades: trabajar allí o formar parte de la familia real. Como esta última estaba bastante lejos de las posibilidades de nuestro amigo Flunky, se decidió por la primera, por lo que aceptó el cargo de mayordomo, descubriendo más tarde que había que tener un carácter de acero para soportar a toda la «pandilla», que era el nombre que recibía entre el servicio la familia real.

Pero habrá que explicar por qué nuestro protagonista desea a toda costa entrar en el Palacio de Buckingham. Resulta que Flunky es un empedernido coleccionista de autógrafos y algunos de los más famosos que le faltan en su colección son los de Lady Diana, Sarah Ferguson, Carlos y Andrés, por lo que ha decidido que el único sistema para conseguirlos es introducirse en el palacio, servir a dichas personas todo lo mejor posible, para que éstas, agradecidas. le concedan lo que él desea fervientemente: su autógrafo.

Al iniciar la aventura, Flunky dispone de una caja de cerillas, con la que deberá encender todas las chimeneas de la casa, y su libro de autógrafos, en el que deberán estampar su firma todos los personajes que aparecen en la aventura.

Su primera entrada en las habitaciones privadas, a requerimiento de la reina, le ha servido para darse cuenta del caos que reina en aquellos aposentos en los que deberá moverse con bastante habilidad, ya que cualquier movimiento en falso supone el ataque de alguno de los guardias que están dispersos por todas las habitaciones de palacio.

La reina le ha encomendado la primera misión: encender las chimeneas, para lo cual deberá utilizar las cerillas. Pero al entrar en las habitaciones de cada uno de los distintos personajes, éstos empezaron a pedir cosas como si el único sirviente de toda la casa fuera él.

Así, Fergie le pide pecas para disimular su acné, supuestamente juvenil; Diana le ordena que le devuelva su peluca, que se ha volado con el viento y se encuentra en la habitación de Carlos. Andrés, que está tomando un baño, juega con su acorazado en miniatura, por lo que deberá buscarlo por todo el palacio.

Por último, a Carlos le tendrá que devolver sus traviesas pelotas de polo, que botan incansablemente por las habitaciones de palacio.

Estas cuatro misiones, más una petición especial de la reina que recibirá Flunky una vez concluidas con éxito las anteriores, conforman la aventura de nuestro gracioso mayordomo.

De esta forma, Don Priestley, haciendo gala de todo lo aprendido en sus anteriores trabajos (Popeye, BennyHill, Trap Door), nos invita a sumergirnos en una de la más complicadas videoaventuras que hemos visto en los últimos tiempos. Siguiendo el estilo habitual de este programador inglés, se reduce el número de escenarios para dar mayor calidad y grandiosidad a los que se incorporan en el programa.

Los gráficos de los personajes, de considerable tamaño, son todo lo coloristas posible y poseen un movimiento, si bien lento, bien realizado. Por otro lado, la dificultad que posee el juego puede hacer abandonar al mayor de los expertos, pero con un mucho de constancia y habilidad y un poco de suerte, puedes convertir a Flunky en el coleccionista de autógrafos más famoso del Reino Unido. Así sea.


Valoración de Flunky

Microhobby nº158

  • Originalidad: 80%
  • Gráficos: 80%
  • Movimiento: 70%
  • Sonido: 70%
  • Dificultad: 90%
  • Adicción: 80%

Vídeo relacionado