• Videojuegos Retro
soloretro
Express Raider - ZX Spectrum de US Gold (1987)

Express Raider - ZX Spectrum de US Gold (1987)

  • 22 de octubre de 2019

De la mano de tres programadores húngaros, nos llega la última aventura desarrollada en el Far West, «Express Raider», un arcade con todos los ingredientes que caracterizan las películas del género: peleas, tiros, caballos y, sobre todo, trenes, muchos trenes.

¿Qué quieres saber?


Ficha de Express Raider

Videojuego: Express Raider

Sistema: ZX Spectrum 48K

US Gold

Programadores: HOMEGA Software (Pal Zsadanyi, Pal Zsadanyi Jr., Attila Kertesz, Zoltan Farkas)

Año: 1987


Análisis de Express Raider

Microhobby nº133

U. S. Gold nos propone vestirnos con la piel de un aguerrido defensor de la ley, e intentar evitar por to dos los medios que los malvados atracadores se apoderen del botín que lleva, en el vagón correo, cada uno de los diferentes trenes. que irán apareciendo ante nosotros.

Existen un total de 8 trenes que habrá que liberar de diferentes maneras, unas veces a pie y otras a caballo. Anteriormente habremos tenido nuestras diferencias con un caballero de dudosa reputación en la estación. Una vez eliminado dicho inconveniente, nos enfrentaremos con una serie de panteras amaestradas por los ladrones para impedirnos subir al tren.

Si pensáis que estas primeras escaramuzas han sido sencillas, no os preocupéis, ya que lo que viene ahora no será tan fácil. En cada uno de los vagones hay un defensor acérrimo que intentará que abandonemos el tren por los métodos menos amables posibles: lanzando botellas o paletadas de carbón, disparando, etc. No sólo hay que atacarles sino también hay que evitar que, con sus golpes, nos empujen hasta el final del vagón. Por si esto fuera poco, todas las acciones hay que realizarlas con suma rapidez, debido a que el tiempo de que disponemos para liberar cada uno de los vagones no es limitado.

Una vez salvado el primer tren, cosa que consideramos de no excesiva dificultad, nos enfrentaremos al segundo; pero esta vez no nos ha dado tiempo a subirnos en él, por lo que tendremos que robar un caballo lo más rápidamente posible, y lanzarnos al galope para poder alcanzarlo. Ahora no seremos tan benévolos con nuestros enemigos como antes, ya que debemos eliminarlos a tiro limpio como si nos encontráramos delante de los hermanos Dalton en el O.K. Corral. Hay que tener en cuenta una pequeña excepción: la de la bella dama que nos dará su bolsa de dinero, si efectuamos un único y certero disparo, antes de que los ladrones se apoderen de ella.

Aparte de los enemigos que, en algunos vagones, aparecen al estilo de West Bank, existe la posibilidad de dedicarnos a la caza menor eliminando unos patos que nos concederán unos cuantos puntos de regalo.

Cuando alcancemos el final de este segundo tren, todo volverá a comenzar de nuevo repitiéndose esta estructura hasta un máximo de ocho trenes.

Tu escasa energía, que aparece en la parte superior de la pantalla, será mermada cada vez que recibas un golpe, un impacto de balo o un ligero arañazo; al mismo tiempo deberéis observar el reloj, ya que si finaliza su cuenta atrás vosotros lo sentiréis con la pérdida de una vida.

El juego tiene un argumento sencillo y unos gráficos bastante contradictorios, pues si bien está realizado de una forma soberbia, los personajes han sido trabajados con menos dedicación. La impresión del movimiento del tren y del jinete está muy conseguida, mientras que las peleas son quizá de una menor calidad, ya que con la práctica veréis que para eliminar a los enemigos no es necesario esperar a que se acerquen demasiado.

Siguiendo las últimas tendencias de programación, la adicción es de un alto nivel, aunque su dificultad no sea excesiva, debido a que cada vez que se acabe la partida, si conseguís una puntuación lo suficientemente alta como para colocarla en la tabla de récords, podréis comenzar en el último tren que intentasteis liberar.

Por otro lado, existe un modo de práctica para los dos primeros trenes en el que contaréis con 32 vidas, pero vuestra puntuación no aparecerá reflejada. Hay una tercera modalidad de juego (5 vidas, 8 trenes), en la que, si pierdes todas tus vidas, deberás comenzar desde el primer tren.

En resumen: gráficos bastante aceptables, dificultad media y un elevado grado de adicción. Esperamos que paséis un rato agradable, conviniendo vuestro joystick es un Winchester de repetición: US Gold os lo ha puesto bastante fácil.

Sistemas


Reseñas de Express Raider

Microhobby nº129

A través de la distribuidora británica U. S. Gold, nos llega a España «Express Raider», un programa de origen húngaro editado por la compañía americana Data East.

Toda esta pequeña confusión de países y nacionalidades, sirve para presentar un arcade cuyo argumento está basado en una conocida máquina e videojuegos y que nos invita a trasladarnos al legendario Oeste y convertirnos en auténticos justicieros de leyenda.

«Express Raider» consiste en un arcade protagonizado por un valeroso sheriff cuya principal afición es la de perseguir a los ladrones de trenes. De esta forma, nuestro héroe deberá demostrar su habilidad tanto en el manejo de las armas como en la lucha cuerpo a cuerpo, todo ello aderezado con los peligros que supone el ir caminando sobre el tren o cabalgar junto a los vagones del mismo.

Este programa es. pues, un programa en la línea de los arcades de acción, compuesto por un considerable número de fases diferentes que le imprimen una gran variedad al desarrollo del programa.

Otro de los aspectos destacados de este juego es la notable calidad de sus gráficos, los cuales poseen una enorme vistosidad, especialmente en lo que al diseño de los vagones y trenes se refiere.

Este programa estará muy pronto disponible en España en sus respectivas versiones para Spectrum, Amstrad y Commodore.

Valoración de Express Raider

Microhobby nº133

  • Originalidad: 80%
  • Gráficos: 80%
  • Movimiento: 70%
  • Sonido: 60%
  • Dificultad: 70%
  • Adicción: 80%