• Videojuegos Retro
soloretro
Express Raider - Amstrad CPC de US Gold (1987)

Express Raider - Amstrad CPC de US Gold (1987)

  • 4 de enero de 2020

Siendo niños, la cantidad de veces que habremos jugado a los indios y a los cowboys, o a los forajidos atracadores de bancos. Ahora, para los que todavía juegan, o para aquellos que ya pasamos la época, U. S. Gold ha sacado al mercado su Express Raider que de la mano de Erbe llega a nuestro país.

¿Qué quieres saber?


Ficha de Express Raider

Videojuego: Express Raider

Sistema: Amstrad CPC

US Gold

Programadores: Pal Zsadanyi , Gergely Gyurkovits , Peter Kovacs , Laszlo Kovacs)

Año: 1987


Análisis de Express Raider

Amstrad Semanal nº89

En este juego podremos emular las fechorías de los famosos ladrones del mítico Far West, y asaltar todos los trenes que seamos capaces.

Como es evidente, lo primero que tendremos que hacer es coger el tren. Para ello deberemos enfrentarnos a un abnegado defensor de la ley y, si le vencemos, se nos echara encima toda una furibunda manada de perros con intenciones nada saludables. Después de desprendernos de ellos, nos hallaremos ya en el tren, exactamente encima de un vagón, y tendremos una dura pelea con un sujeto. Le vencemos, para eso somos unos sanguinarios bandidos, y pasamos a enfrentarnos con un cobarde individuo que no deja de lanzarnos botellas, eso si, a respetable distancia. Si conseguimos esquivar las botellas, cosa que tiene su trabajo, pasamos a enfrentarnos con uno de nuestros perseguidores que nos dispara con un rifle. Eludir los disparos de este personaje si que es difícil. A continuación..., bueno, vamos a dejar que a la persona que le «pique» la curiosidad sobre Express Raider, descubra como continua, diciéndole que toda la acción es digna de una película del Oeste.

Express Raider nos ha parecido original al tocar un tema muy poco visto en los juegos de ordenador. Gráficamente no es especialmente destacable, pero es bueno. El color esta bien aplicado, y el movimiento esta. en la misma linea.

Todo esto, junto a un nivel de dificultad apropiado, hacen que este juego sea entretenido y simpático.

Sistemas

ACU

Traducido del inglés.

Krorn, del misterioso Oriente llega a este juego del salvaje oeste. Pero "¡Consigue el oro! ¡Dispara al banquero!" Parece una curiosa mezcla de monetarismo keynsiano y teorías prácticas marxistas-leninistas de adquisición de poder proletario, o tal vez la jerga de rima de Cockney es más frecuente en Europa del Este de lo que nuestros medios nos hacen creer.

Desde que Grasshopper tocó la flauta por primera vez en los desiertos arenosos del oeste de los Estados Unidos, hemos sido conscientes de la prevalencia de las artes marciales en la tierra del Colt 45. Es cierto que podría haber personas más hábiles que nuestro héroe, que parece estar limitado a patear, golpear y saltar, pero eso no lo disuade en lo más mínimo.

También tiene el movimiento extraño y hasta ahora desconocido de darle la espalda a su oponente y, seamos francos al respecto, pegando su trasero de manera incierta hacia el tipo con el que se supone que está luchando. Mejores sociólogos que yo pueden discutir sobre el efecto preciso que se supone que tiene: creo que es una táctica enfurecedora. Probablemente espera que el enemigo pierda el control.

El banquero antes mencionado se regodea sobre el oro en la parte delantera del expreso de Arizona. Antes de que nuestro hombre pueda llegar a él, sin embargo, se distrae temporalmente por un hombre que intenta pelear y una colección de perros capitalistas de una sola mente. Mientras se eliminan estos ganchos izquierdos, patadas altas y el misterioso Backsider basado en las nalgas, el tren está acelerando y saliendo de la estación.

Con un poderoso salto, nuestro héroe está en la parte superior del último vagón. Afortunadamente para él "y para otros, como veremos", no hay puentes ferroviarios en la línea Arizona-Paddington. No hasta Penzance, de todos modos. También es una suerte que Network Out West no haya llegado a electrificar este ramal.

Por lo tanto, no hay impedimentos ferroviarios para evitar que se arrastre por la parte superior del tren y llegue al vagón donde reside el banquero. Sin embargo, hay manos contratadas para desviarlo y poner un final capitalista decadente a su valiente lucha de trabajadores.

El primer lacayo está desarmado. Sin embargo, puede saltar, y el Héroe del Pueblo tiene que trabajar mucho para llegar al final del carruaje. No sirve de nada cortar y fintar hasta que el oponente se canse, ya que después de unos segundos aparece una bomba en el acoplamiento. Si lleva demasiado tiempo enviar al cerdo burgués a su muerte, entonces todo está perdido.

El próximo malvado está un poco mejor armado. Tiene una caja de palos indios y los arroja al tren con monótona regularidad. Así que corre, agacharse y correr hasta que el chico esté al alcance. - El siguiente hombre tiene, ¡ay! un arma. Esto es más complicado, pero puede ser vencido por un verdadero pionero del socialismo. Recuerde: "¡Obtén el oro! ¡Mata al banquero!"


Valoración de Express Raider

Amstrad Semanal nº89

  • Originalidad: 5/5
  • Gráficos: 4/5
  • Movimiento: 4/5
  • Sonido: 3/5
  • Dificultad: 4/5
  • Adicción: 4/5