• Videojuegos Retro
soloretro
Juggernaut - Amstrad CPC de CRL Group (1985)

Juggernaut - Amstrad CPC de CRL Group (1985)

  • 14 de enero de 2020

En el juego nos constituimos en Lucas Traper, conductor para una pequeña firma de transportes, nuestro trabajo es sencillo, solamente hemos de recoger varias mercancías en distintos puntos de la ciudad.


Ficha de Juggernaut

Videojuego: Juggernaut

Sistema: Amstrad CPC

CRL

Programadores: Pete Cooke, Ian Ellery, Jay Derrett

Año: 1985


Análisis de Juggernaut

Amstrad Semanal nº7

En este caso formamos parte de una gran compañía de transportes, como tal debemos recoger mercancías en distintos puntos de la ciudad y llevarlos a su destino, conduciendo nuestro supercamión.

Una vez pasada la moda de los controladores aéreos, las casas de software en su empeño por descubrir nuevos horizontes, hacen controladores de todo aquello que se puede conducir; coches de carreras, submarinos, helicópteros, máquinas de tren, motos, etc. Pero hasta ahora nadie lo había hecho con un camión de transporte.

En este caso, la acción de conducir un trailer pesado con las complicaciones que acarrea, controlando velocidad y giros, es totalmente nuevo, el gran peso que arrastramos tras nosotros no permite frenadas ni giros bruscos.

La simulación está reproducida hasta tal punto, que controlamos volante, acelerador, freno y cambio de marchas.

Dentro de las distintas opciones que podemos seleccionar hay varias misiones claramente diferenciadas.

Elegimos el tipo de camión y su longitud y el tonelaje máximo que puede transportar.

Podemos conducir o situarnos en el curso de prácticas.

Para los expertos existen opciones de alta puntuación, con dificultades extremas.

Por supuesto, también podemos definir las teclas a nuestro gusto con la comodidad que ello implica a la hora de manejar nuestro trailer.

Todo esto mediante un menú de opciones de tipo gráfico, con el uso de iconos.

Una vez definido todo esto, pasamos a la fase de acción. Tenemos cuatro modalidades: carretera, circulación por cruces, aparcamiento y manzanas.

En el juego nos constituimos en Lucas Traper, conductor para una pequeña firma de transportes, nuestro trabajo es sencillo, no requiere la utilización de la cabeza, solamente hemos de recoger varias mercancías en distintos puntos de la ciudad.

Carbón, aceite, madera, frutas y verduras constituyen nuestra carga.

Disponemos además de un mapa urbano, en el cual esta indicada la posición de nuestra base de operaciones y la trama de calles de la ciudad.

Con todo esto cabría pensar que la cosa es bastante fácil, pero el problema radica en que debemos localizar a los distintos abastecedores.

¿Cómo hacerlo? Usando el teléfono es la forma más sencilla y cómoda.

Para ello, tenemos que localizar una cabina y desde ella telefonear a nuestra oficina central.

El combustible también debe tenerse en cuenta, un trailer de estas características consume grandes cantidades y debemos parar a repostar en las estaciones de servicio distribuidas al efecto. Las labores de carga, descarga, llenar el deposito de fuel, etc., también son controladas por iconos, facilitando gráficamente el desarrollo rápido de la acción y la comprensión de esta.

Nuestro recorrido por las calles de la ciudad esta jalonado de dificultades, glorietas, cruces de calles, carreteras estrechas, etc., pero además hemos de respetar el límite de velocidad de 30 MPH, en caso contrario la policía pondrá fin a nuestro recorrido.

Francamente un juego original, que maneja conceptos hasta ahora desconocidos, amenizado por la utilización de una buena dosis de estrategia, sin la cual servir a la pequeña empresa de transportes no es posible.

En todo momento hemos de tomar decisiones; el tipo de camión elegido al principio del juego es de gran importancia, grandes camiones son más difíciles de manejar pero transportan más mercancía.

Elegir la ruta adecuada, gastando la cantidad justa de combustible y procurando que el deterioro de nuestro trailer sea mínimo es la misión a cumplir.

Amstrad Semanal nº17

En el juego nos constituimos en Lucas Traper, conductor para una pequeña firma de transportes, nuestro trabajo es sencillo, solamente hemos de recoger varias mercancías en distintos puntos de la ciudad.

Disponemos además de un mapa urbano, en el cual está indicada la posición de nuestra base de operaciones y la trama de calles de la ciudad.

Las labores de carga, descarga, llenar el depósito de fuel, etc., también son controladas por iconos, facilitando gráficamente ej desarrollo rápido de la acción y la comprensión de esta.

Un juego original, que maneja conceptos hasta ahora desconocidos, amenizado por la utilización de una buena dosis de estrategia.

Sistemas

Valoración de Juggernaut

Amstrad Semanal nº17

Bueno

  • Originalidad: -
  • Gráficos: -
  • Movimiento: -
  • Sonido: -
  • Dificultad: -
  • Adicción: -