• Videojuegos Retro
soloretro
Thunder Blade - ZX Spectrum de US Gold Ltd (1988)

Thunder Blade - ZX Spectrum de US Gold Ltd (1988)

  • 25 de febrero de 2019

De nuevo U.S.Gold nos ofrece otra conversión de las máquinas recreativas, en este caso del espectacular arcade original de Sega, elegida por Pepsi como el juego del año. En ella, nos pondremos a los mandos de un sofisticado helicóptero de combate con el que nos enfrentaremos a todos los peligros que os podéis imaginar y algunos que ni siquiera imagináis.

¿Qué quieres saber?


Ficha de Thunder Blade

Videojuego: Thunder Blade

Sistema: ZX Spectrum 48K/128K

US Gold Ltd

Programadores: Tiertex Ltd (Mark Haigh-Hutchinson, Mark Tait), Blue Turtle (Leigh Christian)

Año: 1988


Análisis de Thunder Blade

Intentar explicaros el argumento de este programa resulta de lo más sencillo, ya que es el mismo que el de la mayoría de este tipo de arcades, es decir, eliminar a todo objeto volador o terrestre que se ponga al alcance de tus ametrallado ras o misiles.

El juego está dividido en ocho fases, aunque algunas de ellas son bastante similares entre sí. La primera se desarrolla en una ciudad en la que deberemos esquivar los rascacielos que se encuentran a diferente altura, al igual que los disparos de helicópteros y tanques, mientras que les damos una ración de su propia medicina. Dentro de esta primera parte hay otra, que se repetirá en varias ocasiones a lo largo del juego, en la que el escenario es el mismo y sólo cambia la perspectiva, siendo ésta horizontal y no como la anterior, vertical vista desde arriba.

La segunda fase se desarrolla sobre un porta-helicópteros cuyas defensas no paran de disparar. Aquí solo debemos controlar la orientación de nuestra nave, ya que la velocidad y altura permanecen constantes, no como en la fase anterior. El desarrollo es muy semejante al de los arcades espaciales tipo Xevious o Terra Cresta, es decir, hay que eliminar las defensas terrestres para conseguir llegar lo más intacto posible al final del porta-helicópteros.

A partir de este momento, todas las demás fases (exceptuando la última) son muy parecidas a estas dos. metiendo tan sólo algunas escasas diferencias en los decorados.

Así, la tercera, el desfiladero. la quinta, el océano, y la séptima, otra ciudad, siguen el mismo sistema que la primera con subfase incluida. La cuarta, una plataforma espacial, y la sexta, un cohete, son exactamente idénticas en cuanto a desarrollo a la segunda; en ellas no hay enemigos móviles y sólo hay que limitarse a evitar los impactos y eliminar cuantas defensas nos sean posibles, cosa que interviene fundamentalmente en la puntuación, ya que se conceden bonus por un determinado número de defensas destruidas.

Por último, queda la fase ocho en la que nos enfrentaremos a dos torretas situadas en el puente de una nave. El número de disparos que sueltan es importante, por lo que habrá que intentar disparar lo más rápidamente posible al centro de cada una de ellas para destruirlas.

Y así se llega al final de este juego imposible. Imposible porque con las escasas cinco vidas que se nos conceden al principio de la partida resulta harto improbable conseguir finalizar el juego. Eso sí, tal nivel de dificultad lleva implicado un altísimo grado de adicción. En contra de este «Thunder Blade» cabe señalar que los gráficos resultan bastante monótonos. No sabemos si es que el programador trabajó en un televisor en blanco y negro o le encantan las películas en este formato, pero el caso es que, aunque están bien diseñados, resultan poco atractivos y coloristas. Además, cuando os enfrentéis a alguna de las fases de plataformas (2,4,6) os vais a encontrar con el pequeño inconveniente que de casi no vais a poder distinguir vuestra nave del decorado de fondo.

Por lo demás, el movimiento es correcto y puede resultar bastante entretenido echar unas partiditas a este «Thunder Blade» sin que te cueste un duro. Eso sí, si queréis colorido vais a tener que seguir rascándoos el bolsillo.

Reseñas de Thunder Blade

Microhobby nº182

Éste es el nuevo lanzamiento de U.S Gold, apoyado por ser otro de los juegos de Pepsi del año, del que podréis disfrutar de la demo que incluimos en este mismo número, si es que no lo habéis hecho ya.

En él, como comprobaréis, os colocaréis a los mandos de un super-helicóptero de gran potencia bélica, que debe hacer de las suyas contra la multitud de enemigos que le esperan.

El juego es una conversión de la original máquina de la calle de Sega y lo que os podemos asegurar es que diversión no os va a faltar.


Valoración de Thunder Blade en Microhobby

  • Originalidad: 60%
  • Gráficos: 70%
  • Movimiento: 90%
  • Sonido: 70%
  • Dificultad: 100%
  • Adicción: 90%

Vídeo relacionado