• Videojuegos Retro
soloretro
Tarzán - ZX Spectrum de Martech Games (1986)

Tarzán - ZX Spectrum de Martech Games (1986)

  • 9 de diciembre de 2019

La leyenda de Tarzán es conocida en los cinco continentes. La historia de aquel niño huérfano, abandonado en plena jungla y que creció aprendiendo la vida y costumbres de los animales, ha sido contada en prácticamente todos los lenguajes. Tan sólo le falta uno: el lenguaje del ordenador.

Índice


Ficha de Tarzán

Videojuego: Tarzán

Sistema: ZX Spectrum 48K/128K

Martech Games

Programadores: Creative Reality (Jason Austin, Dave Dew, Rob Hubbard)

Año: 1986


Análisis de Tarzán

Microhobby nº110

Y Martech ha sido la compañía que se ha atrevido a afrontar tan complicado proyecto. Ha ta ahora, esta casa no había llevado a cabo ningún programa de tanta transcendencia, por lo que Tarzán supone un auténtico reto para ella.

El «Rey de los Monos». «Señor de la Jungla» o «Duque de Greystock», nombres todos ellos por los que se conoce a dicho personaje, merecía un programa que estuviera a la altura de las circunstancias y que hiciera honor a su protagonista Miles de miradas se van a poner sobre él con espíritu crítico (y entre ellas la nuestra, la más crítica de todas).

Hemos de confesar que, desgraciadamente, todos estamos ya acostumbrados a que tras un nombre rimbombante nos encontremos con un juego de escasa o nula calidad; pero, por una vez y sin que sirva de precedente, nos parece que este Tarzán tiene de interesante mucho más que el titulo.

Pero vayamos por partes y comencemos por comentar cuál es el argumento del programa.

Lady Jane Grystock. la única mujer que ha conseguido romper su corazón de acero, se encuentra en peligro Usanga, jefe de la tribu de los Wamabo está dispuesto a entregarla como sacrificio a las bestias de la selva: la pantera Sheena y el buitre Ska. La única salvación para la dama consiste en que Tarzán encuentre las siete piedras preciosas que fueron roba das del santuario de la tribu: los ojos del arco iris. Pero para lograr dicho propósito, Tarzán cuenta con un período de tiempo de tan sólo tres días, por lo que su peor enemigo, a parte de las bestias, los cazadores blancos o los propios nativos del lugar, va a ser el tiempo.

Afortunadamente, en la jungla no todo son inconvenientes y nuestro héroe, que la conoce a la perfección, puede obtener de ella numerosos elementos que pueden servirle de incalculable ayuda para avanzar en su misión.

Uno de los mejores aliados que va a encontrar serán las lianas, las cuales le servirán para salvar las irregularidades del terreno, tales como trampas de caza o arenas movedizas, del mismo modo que le ayudarán a desplazarse más rápidamente por los tortuosos senderos selváticos.

Sin embargo, otros muchos objetos le serán de suma utilidad, ya que en algunas ocasiones podrá hacerse con los servicios de antorchas, escudos diversos, joyas, e incluso alguna que otra vez podrá requerir la colaboración desinteresada de sus colegas los monos. Éstos estarán dispuestos a acompañarle en determinados momentos de apuro y, sin duda, son una de las piezas claves para lograr el objetivo.

A pesar de todas estas ayudas, la responsabilidad de la misión va a recaer sobre el propio Tarzán, pues él será quien tendrá que palearse de arriba a abajo la jungla.

Para ello, y ya centrándonos más en las propias características del programa, nuestro personaje tiene la posibilidad de moverse de izquierda a derecha y la de salir hacia adelante o hacia atrás de la pantalla en la que se encuentra (¿os acordáis de Dun Darach?). Es decir, que las pantallas se nos muestran en dos dimensiones, aunque el mapa general del juego es tridimensional.

A parte de este movimiento, Tarzán puede realizar otros diferentes, tales como saltar, agacharse o dar saltos de campana en ambas direcciones, además del propio gesto de re coger los objetos que se encuentran en el suelo. También puede balancearse en las lianas que penden de los árboles, por lo que en lo que a variedad de movimientos se refiere, el programa está excelentemente dotado, a lo que hay que añadirle que éstos están realizados con un gran realismo y vistosidad.

Este detalle nos lleva directamente al tema de los gráficos, lo cual es una buena ocasión para decir más elogios acerca del programa. Los diseños de las pantallas son muy vistosos y, a pesar de la gran similitud entre ellas, consiguen a la perfección su objetivo, es decir, que nos hacen pensar que nos encontramos en pleno corazón de la sel va. Muy buenos.

El único inconveniente que presenta Tarzán a nivel gráfico es que lo paso de pantalla es considerablemente lento, pues tarda aproximadamente dos segundos en aparecer el nuevo escenario en el que nos encontramos. Esto en un principio resulta algo molesto. aunque con el tiempo este detalle se va haciendo menos notable y práctica mente acaba por pasar desapercibido.

Desde el punto de vista global, el programa resulta, pues, bastante agradable a la vista y puede proporcionarnos muchos momentos de diversión y entretenimiento. A pesar de que no es un arcade típicamente de acción, ya que no existe un número elevado de enemigos, posee la suficiente tensión como para mantenernos atentos a la pantalla y nos hace tener preparados nuestros reflejos para poder esquivar cualquier peligro que se presente. Un buen programa que, aunque no hubiera llevado el nombre de Tarzán en su carátula, llegaría a obtener idéntico éxito, pues calidad y virtudes no le fallan.

Enhorabuena a Tarzán y a Martech que han conseguido salir airosos de tan difícil trance. Ya sólo nos queda esperar a que saquen una segunda parle.

Sistemas


Reseñas de Tarzán

Microhobby nº109

Tarzán debería estar ya impaciente por que le dieran una oportunidad para lucirse en el mundillo de los ordenadores personales. Pero por fin, Martech le ha dado una oportunidad.

Esta compañía, que hasta el momento tan sólo había realizado programas de una calidad mediana (Strong ManZoids...), ha decidido dar un paso de gigante y se ha embarcado en la aventura de realizar un juego con tan prestigioso protagonista.

Tarzán nos brinda la oportunidad de disfrutar con las peripecias del Rey de los Monos en una espesa y laberíntica jungla, donde tendremos que conseguir recobrar los Siete Ojos del Arco Iris que nos permite pagar el rescate de nuestra amada Jane.

El desarrollo del juego está en forma de videoaventura, en la que tendremos que explorar una inmensa selva en busca de numerosos objetos a la vez que luchamos contra enormes felinos o nos defendemos de los ataques de los nativos de la zona Tarzán acaba de ser editado en Gran Bretaña, por lo que es de suponer que aún tardará algún tiempo en aparecer en nuestro país.


Valoración de Tarzán

Microhobby nº110

  • Originalidad: 80%
  • Gráficos: 80%
  • Movimiento: 80%
  • Sonido: 70%
  • Dificultad: 70%
  • Adicción: 80%