• Videojuegos Retro
soloretro
Como encontrar VPN para Netflix

Como encontrar VPN para Netflix

  • 16 de julio de 2020

Las VPN, Virtual Private Network en inglés, han contado con una larga tradición en el ámbito empresarial, por lo que su uso fuera de este campo es relativamente reciente y está muy vinculado al mundo de los videojuegos y al auge de las plataformas de streaming Así, hoy en día, las VPN se usan generalmente para visualizar contenido restringido en nuestro país, obtener un mayor anonimato en la red o para bloquear publicidad, aunque también ofrecen ventajas específicas vinculadas al gaming.

No es de extrañar que muchas personas hayan comenzado a utilizar VPNs para acceder al contenido restringido tanto de videojuegos como de plataformas como Netflix. De este modo, una VPN Netflix posibilitará que puedas ver todas aquellas series y películas que no están disponibles en España, pero que se pueden visualizar en otros países como, por ejemplo, Estados Unidos. Más allá de los beneficios que implica contar con una VPN para acceder a contenidos restringidos, a continuación abordaremos las razones por las que es recomendable usar una VPN para jugar.

Las ventajas de utilizar una VPN a la hora de jugar

Solemos pensar que las VPN solo garantizan nuestro anonimato y nuestra privacidad mientras estamos con un juego en línea, pero sus beneficios van mucho más allá y tocan diferentes aspectos del gaming. Por ejemplo, las VPN ofrecen la posibilidad de que nuestro ancho de banda de ISP no nos suponga una limitación para jugar. Las ISP pueden limitar nuestro uso del ancho de banda, si identifican que estamos haciendo un uso excesivo únicamente a través de una acción, como puede ser jugar en línea. De este modo, gracias a la utilización de una VPN se podrá jugar sin ningún tipo de limitación.

En relación al anonimato y la privacidad, las VPN nos protegen de ataques DDos, un tipo de ataque de denegación de servicio distribuido cuyo objetivo es básicamente desconectarnos del juego. Hoy en día, es relativamente sencillo llevar a término uno de estos ataques, por lo que es importante proteger nuestra seguridad mientras jugamos con una VPN. Estas, al ocultar nuestra dirección IP, no permiten que nos inunden con tráfico indeseado. Al fin de cuentas, gracias al uso de una VPN somos ilocalizables.

Al igual que en el caso de las grandes plataformas de streaming, algunos juegos en línea limitan su acceso en función de cada región geográfica. Esto puedo pasar tanto si todavía no se ha lanzado un título como si los servidores del juego están agrupados por idiomas diferenciados. Nuevamente, como las VPNs disfrazan nuestra IP, podremos jugar a cualquier juego desde “cualquier región del mundo”.

Además, las VPNs son idóneas para reducir los tiempos de ping y el retraso, que siempre resultan tan molestos. De este modo, con una VPN podremos localizarnos en la región geográfica donde se sitúe el servidor del juego al que queramos jugar. De esta manera, tendremos asegurada una buena velocidad de conexión.

Igualmente, las VPN ofrecen la posibilidad de evitar cualquier tipo de veto. De este modo, si el administrador de un juego bloquea nuestra dirección IP, podremos seguir accediendo a él, cambiándola con el uso de una VPN.

Cómo configurar una VPN

Existen diferentes formas de configurar una VPN. Así, si deseamos configurarla para consola, tendremos que hacerlo a través del router, para que cada vez que se conecte la consola para acceder a una web, lo haga utilizando la VPN.

Si por el contrario utilizamos un PC o un ordenador portátil, tendremos que instalar la VPN en el sistema operativo. Actualmente, es posible configurar VPNs tanto para Windows, como para Mac y Linux. Asimismo, aquellos jugadores que prefieran su teléfono móvil, tendrán que descargar alguna aplicación específica en función de si su sistema operativo es iOS o Android.

Las mejores VPN para juegos

Una de las mejores VPNs para los gamers es NordVPN. Con una red de servidores global, cuenta con funcionalidades de seguridad avanzada que harán que no tengas que preocuparte frente a la posibilidad de un ataque imprevisto. Además, esta VPN dispone de servidores de alta velocidad, que combinan sus elevadas garantías de seguridad.

ExpressVPN es otra de las más recomendables. Se considera que es la VPN más rápida del mercado y destaca, principalmente, por contar con una funcionalidad de Split tunneling que permite seleccionar qué parte del tráfico quieres proteger con la VPN y cuál no. Con ella podrás escudar hasta cinco dispositivos diferentes.

Con una extensa lista de servidores, CyberGhost cuenta con una interfaz intuitiva y sencilla de usar. Además, esta interfaz ofrece la posibilidad de identificar para que estas utilizando la VPN, de modo que esta se adapte completamente a tus necesidades.

La VPN Surfshark también resulta intuitiva y sencilla y es, además, una de las más económicas. Dispone de servidores de alta velocidad en 50 países, con un bando de ancha ilimitado que minimiza el lag y el buffering.

Finalmente, Private Internet Access (PIA) también es una buena alternativa para todos aquellos gamers con un presupuesto más ajustado. Hoy en día, esta VPN ofrece más de 3.000 servidores en 44 ubicaciones diferentes, garantizando además unos niveles de seguridad extremadamente rigurosos.