• Videojuegos Retro
soloretro
Shadow Skimmer - Amstrad CPC de The Edge (1987)

Shadow Skimmer - Amstrad CPC de The Edge (1987)

  • 13 de diciembre de 2019

Si hay algo realmente destacable en este juego, Shadow Skimmer, es la acertada mezcla entre la típica acción basada en el fuego a discreción y la búsqueda de objetos.

Índice


Ficha de Shadow Skimmer

Videojuego: Shadow Skimmer

Sistema: Amstrad CPC

The Edge

Programadores: Steve Cargill, Andy Jones, David Whittaker

Año: 1988


Análisis de Shadow Skimmer

Amstrad Semanal nº100

Decimos esto, porque mientras vamos eliminando las naves enemigas, deberemos ir buscando la manera más rápida para destruir determinados objetos, imprescindibles para la misión. Interesante, ¿no es cierto?

Todo marchaba como de costumbre en el viaje de reconocimiento. Era tan rutinario que, también como casi siempre, el aburrimiento reinaba en la Shadow Skimmer. Este caza de combate espacial había sido diseñado según los últimos avances tecnológicos y su capitán, así como el resto de la tripulación, ardían en deseos de comprobar su poder de ataque.

Sin embargo, parecía que en esta ocasión tampoco tendrían posibilidad de estrenar su flamante nave. Debido a este pensamiento, la tripulación se hallaba totalmente relajada y leyendo o jugando a las cartas.

De repente, una exclamación, mezcla de sorpresa y temor, se oyó fuerte por el intercomunicador interior. El sopor de los hombres de la Shadow desapareció de inmediato, puesto que el capitán, frío y calculador, no era amigo de salidas fuera de tono, lo que había causado la inusual reacción del capitán, muy justificada ciertamente, no era otra cosa que un descomunal navío que se aproximaba al sistema solar. Su tamaño era aproximadamente el de un planetoide, o satélite, y por las extrañas inscripciones que había sobre su superficie, estaba claro que no pertenecía a la raza humana. La Shadow Skimmer se acerco tímidamente a este colosal navío, con la intención de establecer comunicación. Bajo una gran tensión, el capitán comenzó a dirigir por radio mensajes a los lejanos visitantes. Intento transmitirles los deseos de paz de los humanos, ya expandidos por casi toda la galaxia.

Lo único que recibieron a cambio de este pacifico mensaje fue una andanada de un cañón láser, capaz de destruir una nave varias veces mayor que el Shadow Skimmer. Rojo de ira, pero sin perder un ápice la compostura, el capitán ordeno al encargado de transmisiones que pidiera refuerzos inmediatamente, y ordeno a sus hombres, ya situados en puestos, disponerse para el ataque. En la cabeza de aquellos hombres estaba la terrible certeza de que se iban a enfrentar al mas poderoso enemigo de su vida, tal vez incluso fuera la ultima vez que entraran en combate. Aunque el capitán tenia los mismos presentimientos, no dejo que estos inundaran su mente impidiéndole pensar. Casi inmediatamente de haber dado la orden de listos para el combate, se había puesto a elaborar la estrategia más adecuada para la misión.

Después de calcular las posibilidades de éxito de cada una de las opciones, todo esto a la velocidad que requería la situación, se decidió por una que parecía la mas acertada: intentaría volar los sistemas de propulsión de la nave.

Esto daría los refuerzos la oportunidad de llegar a tiempo, y tal vez, en el mejor de los casos, hacer saltar por los aires la nave invasora. Lo primero que hizo para comenzar su plan, fue realizar un análisis espectral de la construcción del planetoide, con la finalidad de encontrar la posición exacta de los sistemas de propulsión del gigante. Cuando esto se hubo conseguido, dio la orden de eliminar, con los cañones láser, una de las puertas de salida y entrada de los cazas de defensa de este. Cuando se disipó el humo, y pudo ver que la entrada había quedado libre, el capitán dio potencia máxima a los motores gravitacionales y se lanzó a toda velocidad para penetrar en el interior de la nave enemiga, con la intención de hurgar hasta donde estaban los propulsores.

Este lugar no era otro que las bodegas, la zona mas interna de la nave, y llegar allí no iba a ser muy fácil. Menos todavía lo seria conseguir destruir el objetivo, puesto que los sistemas láser de defensa, ademas de los extraños androides que patrullaban los corredores, no parecían acogerles de muy buena forma. Al menos, a esa conclusión se podía llegar después de ver en que forma disparaban. Ante esta situación tan poco cómoda, los hombres de la Shadow Skimmer tomaron la única actitud posible: ajustar al máximo de potencia sus cañones ionicos y, haciendo gala de una puntería notable, fueron arrasando todo lo que vieron a su paso. Mientras tanto, el operador del ordenador de a bordo iba comunicando al capitán la dirección a seguir para encontrar los motores del navío enemigo.

Tras recorrer prácticamente toda la zona I de este, en la cual se hallaban las tuberías de escape de los motores, encontraron la escotilla de acceso a la bodega donde se encontraba uno de los generadores de propulsión; la atravesaron el primero de los tres que tendrían que destruir. Volvieron de nuevo a la superficie de la zona I, y por otra escotilla pasaron a la zona II.

Esta, al igual que la anterior, o mas si cabe, tuvieron que cruzarla de punta a punta, para encontrar la escotilla de acceso a la bodega en donde estaba el segundo generador. Cuando estuvieron situados frente a el, hicieron fuego todos los cañones de la Shadow y destrozaron, entre exclamaciones de jubilo por parte de sus artilleros, la segunda etapa de su objetivo. Volvieron a los corredores de la zona y, cuando encontraron otra escotilla, se llevaron una sorpresa al comprobar que les llevaba de nuevo al subterráneo en donde habían estado mementos antes, aunque el sitio era diferente.

Salieron per otra escotilla que vieron y pasaron a la zona III. Ya quedaba menos para terminar la misión. Esto les hacia sentirse doblemente esperanzados, aunque la Shadow ya estaba bastante maltrecha debido a los impactos recibidos. Sin la menor dilatación, fueron a buscar la escotilla de acceso al subterráneo donde estaba el ultimo generador a destruir. Como en los anteriores casos, se encontraba situada en el otro extremo de la zona.

Cuando llegaron penetraron hasta donde estaba la ultima parte de su objetivo, ajustaron al máximo toda la potencia de sus láser y... ¡¡BOOM!!, el generador fue destruido. La alarma del colosal navío comenzó a funcionar de una manera estridente, y el capitán de la Shadow decidid que lo mejor sería salir de allí cuanto antes. Lo malo fue que tendrían que encontrar otra salida de naves enemigas, dentro de la zona III, y utilizarlo ellos.

Hasta que consiguieron esto sufrieron una demora suficiente como para observar como crecía el pánico entre los alienigenas.

Algo gordo iba a pasar. Menos mal que encontraron a tiempo un portal de salida; lo volaron y, una vez fuera, a considerable distancia, presenciaron un cataclismo de considerables consecuencias. La explosión del planetoide enemigo.

Una vez dicho todo lo referente al camino a recorrer para terminar el Shadow Skimmer, nos gustaría contaros algunas cosas que habrá que tener en cuenta durante el desarrollo del juego: la primera de estas es la necesidad que tendremos de cambiar la posición de nuestra nave, cuando vayamos a pasar por alguno de los pasadizos que, marcados con una especie de X, están situados por las zonas de la nave. Para poder lograr esto deberemos pulsar ENTER, o intro, y veremos como nuestra nave gira sobre si misma y, donde antes mostraba su cabina de mando, en negro, aparece ahora su parte inferior señalada con algo parecido a una X también. Solo en esta posición podremos pasar por el pasadizo. Las escotillas o puertas de acceso a las bodegas y subterraneos de la nave, se pueden diferenciar por las tres barras que tienen sobre su superficie. Para poder entrar a través de ellas deberemos ponernos encima y pulsar fuego.

A continuación nos encontraremos en las bodegas. Los generadores que por si no os habéis dado cuenta diremos que están todos en los subterráneos, tienen una gran X, otra vez este símbolo, sobre su cuadrada superficie. Para destruirlos solo deberemos dispararles, eso si, teniendo en cuenta nuestra nave, deberá estar mostrando su cabina de mando.

Cuando muestra su parte inferior, la nave no dispara.

Esto es lo mas destacable del desarrollo de un juego que en realidad no es otra cosa que un laberinto, en donde apretar el gatillo va a ser una constante.

Gráficamente esta muy bien desarrollado, siendo el colorido utilizado rico y da vistosidad al juego. El movimiento es adecuado, y el efecto de rebote sorprende por su consecución. Los efectos sonoros son los que se podría esperar, y la música del juego es realmente buena.

Esperamos que todo lo dicho cumpla perfectamente con la misión que le hemos destinado, la de seros útil de verdad, y que disfrutéis con Shadow Skimmer, juego de The Edge, distribuido por Erbe, y que a nosotros nos ha parecido muy entretenido.versos tipos de ladrillos y varios tipos de nave. El juego parece de música, y los efectos de disparo y explosión no son muy sofisticados.

ACU #8709

Artículo traducido del inglés.

Una vez más, navegamos suavemente hacia el espacio profundo para encontrar otra saga de láseres, escudos y robots voladores. Una actualización rápida de la historia es para aquellos que se perdieron los episodios anteriores ...

La escena es el final de la proa de una nave espacial Star Class. Un oficial subalterno salió en su vuelo espacial obligatorio en solitario en un pequeño skimmer para verificar los sistemas de defensa del robot, y todo parece estar bien. Aliviado en este viaje sin incidentes (ha visto algunos videojuegos donde todo tipo de cosas indescriptibles le suceden a un espaciador) se da vuelta para volver a entrar en la nave.

Y ... la escotilla está atascada. La única otra entrada está en la parte delantera de la nave, a unas tres secciones y a una enorme cantidad de dispositivos robóticos de defensa. En este punto, tres opciones confrontan al desafortunado tipo.

Siéntate y llama por radio a un equipo de mantenimiento para arreglar la escotilla.

Pídale a los oficiales de defensa de la nave que apaguen suficiente hardware para dejarlo pasar, o anímate, abriéndote camino hacia el frente y destruyendo los tres principales sistemas centrales de defensa.

La lógica simple dicta que las opciones uno y dos hacen juegos de computadora bastante aburridos. Entonces tres lo es. Apretando los dientes (un hábito bastante desagradable, los pedazos de piedra se atascan entre los molares), gira la nave y se prepara para enfrentar los ordenadores.

El exterior del revestimiento Star Class está lleno de vigas, paredes, tabiques y otras partes. El skimmer no puede eliminarlos, por lo que el camino de regreso será confuso. Algunas obstrucciones pueden eliminarse con el skimmer volteado hacia atrás, pero esto reduce su capacidad de maniobrabilidad. Y las palabras largas que comienzan con M son justo lo que necesita cuando hay tres centros nerviosos para eliminar antes del desayuno.

Los diseñadores del armamento Star Class decidieron que si las cosas iban a ser buenas, serían invisibles, invencibles e inventivas. Afortunadamente, un skimmer está equipado para superar estos atributos, pero solo si se maneja con sensatez. A medida que se explora cada nuevo sector, las armas robóticas se despiertan y salen para atacar al intruso, ese eres tú. Sus láseres son útiles, al igual que sus tres escudos. Estos pueden mantenerte a salvo por un tiempo, pero se agotan como todos los buenos escudos deben hacerlo. Vas con el tercer escudo, que al menos deja de preocuparte por el oxígeno, la comida o el agua.

Curiosamente, puedes entrar en las partes internas del casco, y para esquivar algunas de las defensas, esto es exactamente lo que debes hacer. No esperes que las defensas cedan por dentro. No te decepcionará.

Las instrucciones son un poco menos explícitas, y la naturaleza precisa de las cosas que te rodean sigue siendo misteriosa. La vista de arriba a abajo del Modo 0 no revela demasiado, pero se puede revelar que los tubos internos, y las tablas giratorias son, de hecho, robots, y las ráfagas de fuego láser son ráfagas de fuego láser. Entonces ahora lo sabes.

Sistemas


Valoración de Shadow Skimmer

Amstrad Semanal nº100

  • Originalidad: 4/5
  • Gráficos: 4/5
  • Movimiento: 4/5
  • Sonido: 4/5
  • Dificultad: 4/5
  • Adicción: 4/5