• Videojuegos Retro
soloretro
Game Over - Amstrad CPC de Dinamic (1987)

Game Over - Amstrad CPC de Dinamic (1987)

  • 18 de noviembre de 2015

La belleza de Gremla era solo comparable a su tiranía. El reinado de terror que había impuesto en toda la galaxia causó la formación de una tropa rebelde que estaba dispuesta a morir por la libertad. Este hecho importaba poco a la déspota soberana. Pensaba exterminarles con su poderoso ejercito. Lo que no le gusto en absoluto fue que Arkos, su antes fiel lugarteniente, se uniera a los rebeldes. No en vano el megaterminator conocía los puntos débiles de la defensa de Gremla.

Índice


Ficha de Game Over

Videojuego: Game Over

Sistema: Amstrad CPC

Dinamic Software

Programadores: Ignacio Ruiz Tejedor, Javier Cubedo

Año: 1987


Análisis de Game Over

Amstrad Semanal nº78

Estas son las primera plataformas. El salto debe ser preciso, pesar de que Arkos, androide megaterminator de grupo A, conoce los sistemas de defensa y puntos débiles del planeta Palacio de Gremla, tiene en su destrucción una difícil tarea.

Antes tendrá que lograr salir del planeta Carcel, en el que la tirana le confino, al saber de su total oposición al injusto reinado de esta.

Las fases a seguir para lograr escapar de este planeta son las siguientes:

Debe conseguir salir de las galerías de la prisión y recorrerlas entre una avalancha de robots, dotados con láser, que le intentarán destruir mientras busca la salida. Para conseguir destruir a estos letales robots, tendrá que utilizar al máximo el cañón láser con el que va armado, así como las granadas con las que cuenta. Estas son diez. Pero hay que tener en cuenta que Arkos puede recoger granadas disparando a unos bidones que, una vez que se destruyen, se convierten en granadas. Pero no solo se convierten en granadas; ademas se pueden volver bolas que, marcadas en ingles con la inscripción POW UP, nos concedan mas energía.

«Los bidones pueden convertirse en bombas atómicas que explotan si las tocamos. Cuidado con ellas, porque, aunque se las puede evitar saltando, hay sitios en los que esto no es posible.

"

Hay que tener siempre vigilado el nivel energético de Arkos, ya que, si bien los robots no le destruyen al primer impacto, la acumulación de estos le causa la descarga de su motor atómico y, por tanto, la muerte. Arkos solo tiene tres posibilidades de recarga para llevar a cabo su misión.

Para conseguir salir de las galerías de la prisión, el megaterminator tiene que atravesar saltando unas plataformas gravitatorias, que están situadas en medio de un abismo dentro de la cárcel. Los saltos deben tener una precisión notable.

Si Arkos consigue salir de la prisión, tiene que atravesar un prado lleno de monstruos clónicos verdes, que disparan peligrosas bolas radiactivas.

Como en el caso de los robots, la táctica es fuego a discreción.

Después de este prado, nuestro mecánico amigo llega a un extraño puente de diversos niveles, en el que tendrá que enfrentarse, además de con los consabidos monstruos verdes, con unas torretas láser situadas en el puente y con unos cazas espaciales cuya intención no es en absoluto beneficiosa para nuestra salud. Las torretas no se pueden destruir, pero para los monstruos y los cazas... ¡Fuego a discreción!

A continuación llegamos a una zona del prado donde, al cabo de un instante, aparece un monstruo verde como los anteriores, pero que es unas tres o cuatro veces mas grande. ¡Cielos, es enorme! Para vencerle no hay otra solución que dispararle de todo: granadas, láser e incluso piedras, si las hubiera a nuestro alrededor. Pero todo esto durante un ratito, que el monstruo es duro de pelar. Al mismo tiempo que se le bombardea de esta frenética, deberemos esquivar los enormes saltos que da con la intención de aplastarnos. Son tan enormes los saltos que da, que tiembla la pantalla, efecto este muy conseguido por el autor del juego.

Para pasar de fase, deberemos dar un salto fuerte desde la zona mas alta del final del puente.

Si el salto no es lo suficientemente fuerte, perderemos una vida y deberemos volver a intentarlo. Pero si lo logramos, llegaremos a una parte del prado donde hay unas plataformas gravitatorias que tendremos que superar para poder continuar. En esta ocasión volverá a ser necesaria la exactitud en la fuerza del salto. Lo siguiente sera saltar unos barrancos y pasaremos a otra etapa.

En esta tendremos que cruzar otro puente, este de piedra. Mas monstruos y mas torretas láser, que forman su defensa, deberán ser eliminados.

Después de otro enorme salto, llegamos a una pantalla en la que veremos aparecer un enorme terminator, tan enorme como el monstruo verde mencionado anteriormente. Para eliminarle hay que utilizar el mismo sistema que con el monstruo. Si conseguimos eliminarle, podemos pasar a la siguiente pantalla, en donde nos espera la nave que nos llevará al planeta Palacio, segunda parte y meta final de nuestra misión.

Pero para llegar al interior del planeta Palacio, deberemos atravesar un bosque plagado de extraños canguros mutantes que nos bombardearan con bombas neutrónicas.

Para vencer a estos, como a todos nuestros enemigos, el meétodo de gatillo a fondo nunca falla.

En nuestro recorrido por el bosque, llegamos a un sitio en el que hay una charca. La deberemos evitar, porque a Arkos, como buen androide, le sienta fatal el agua. El evitar la charca es una cosa fácil, basta con subir por la escalera que hay al lado de ella. Con el que hay que tener cuidado, puesto que escapa a la vista, es con el pequeño charco que hay en el principio de la siguiente pantalla.

Si conseguimos pasar todo esto, llegamos a la base. Esta esta poblada por unas bestias voladoras que no dejaran de bombardeamos en cuanto nos vean aparecer. Además de con bestias voladoras recalcitrantes, nos encontraremos con los terminator de guardia en la base, que no mostrarán ninguna alegría al recibirnos. Duro con ellos, láser a todo trapo.

El recorrido que tenemos que hacer en la base debe ser de la siguiente forma: Primero tenemos que subir al nivel uno y bombardear la cabeza que hay en el piso superior de dicho nivel. Debemos bombardear la cabeza hasta que le brillen los ojos, ya que a continuación de esto, veremos como nos aparece un campo de fuerza. El siguiente paso es subir al nivel superior y seguir por donde esta el ojo colgante, cosa que no se puede hacer sin el campo de fuerza. Llegaremos al final de este nivel y veremos un montículo de tierra. Subimos por la escalera que allí hay y tocamos el generador que esta encima del montículo. Esto nos concede un superescudo de fuerza azul.

Y ya con el, salimos de la base hasta que encontremos el primer charco. Nos tiramos y, como por arte de magia, llegamos a una habitación en donde veremos aparecer un monstruo volador enorme.

Le disparamos sin tregua y vemos, con sorpresa, que a pesar de que solo le queda la cabeza sigue batallando, por lo que deberemos seguir disparando al máximo para, por fin, ver como muere desintegrado. Nuestra misión ha terminado, la galaxia ya esta libre de su tirana.

Este es el final de «Game Over» y el comienzo de su análisis por nuestra parte. En este nos gustaría resaltar que, dentro de un juego notable, el nivel gráfico alcanzado, es muy bueno.

Inmediatamente después colocaríamos el colorido aplicado: es vistoso y agradable. El movimiento también esta bien realizado, pero nos convence más el del juego de Dinamic anteriormente probado por nosotros, «Army Moves»; nos parece mas natural y mejor hecho.

«Game Over» es otro juego que muestra el alto nivel que el software de juegos español está alcanzando. Realmente, tenemos que reconocer, sin falso orgullo, que en España se están haciendo unos juegos de «quitar el hipo».

«Game Over» esta dentro de este grupo.

Mundo Amstrad nº2

Game Over es un juego de una acción desbordante: la velocidad con que se mueve su protagonista, la enorme fluidez de su disparo y el constante aparecer de enemigos por todas partes ya gran velocidad ponen en apuros al más templado jugador.

Los gráficos son bastantes variados y los movimientos rapidísimos así como la respuesta de Arkos al joystick o al teclado.

La pantalla de presentación constituye por sí misma una verdadera obra de arte, como ya viene siendo habitual en las producciones de Dinamic.

Los sonidos amenizan los disparos e impactos que se realizan durante las dos fases o niveles de que se compone el juego.

El nivel de dificultad es muy elevado y requiere gran rapidez de reflejos y nervios de acero para ir superando cada pantalla.

Game Over es en definitiva el juego ideal para aquellos que gustéis de las emociones fuertes y de los juegos de mucha acción.

En una lejanísima Galaxia perdida en la inmensidad del Universo, una bellísima y malvada mujer había sometido con su inteligencia y su inmenso ejército de Terminators a las cinco confederaciones de planetas situadas más allá de Alfa Centauri.

Todo el poder de Gremla descansaba en la fidelidad casi religiosa de su lugarteniente Arkos; sin embargo, la inteligencia de este Mega-Terminador de combate había evolucionado en los últimos ultraquarks de tal manera que, finalmente, abandonó a Gremla y se unió a las tropas de la infantería sideral, que capitaneaba el general de estrella azul Mc Killer.

La aventura comienza...

Arkos conoce muy bien el poder de combate de los Terminator de Gremla.

Arkos es una máquina perfecta para destruirles.

Arkos sólo tiene una orden en su cerebro electrónico: ejecutar la misión.

Enemigos y personajes

Los planetas dominados por el poder de Gremla se encuentran vigilados por un complejo centro de seguridad dirigido por el Sistema de Inteligencia Sideral, Nexus ZH07.

Ningún detalle escapa a su control.

Ninguna formación de tubo-cazas puede pasar inadvertida a su radar de partículas.

Nada es desconocido para Nexus ZH07.

Si la presencia de Nexus es determinante, no lo son menos las multitudes de Terminators que pululan por los planetas de Gremla.

Todos ellos son máquinas creadas para el combate, la búsqueda y la destrucción.

Tu Micro Amstrad

¿Cómo finalizar con éxito un juego llamado Final? El secreto lo posees entre tus manos... guárdalo celosamente.

Dicen algunos de los más enamorados de los computadores, de los más aguerridos jugadores de videojuegos, que en el interior de los ordenadores existen y viven una multitud de pequeños personajes, que son en realidad el alma del artefacto.

La vida de estos personajes comienza, como cada día, cuando conectamos a la red eléctrica nuestro pequeño gran micro, y todos habremos oído alguna vez a alguien exclamar: «no lo entiendo. todo está bien a primera vista, pero el programa no funciona!». Esto es obra de los traviesos duendes Verwirrung, que habitan en el valle de Zilog, cerca de la Ula.

Algunos de estos personajillos son realmente curiosos, como ocurre en el caso de los Gnomos silbadores, que ha-tan en el llamado chip de sonido. Sin embargo, los videojugadores se han afanado, ya desde hace largo tiempo, en buscar y eliminar, entre estos personajes, a una bella mujer, llamada Ende, cuyo nombre significa fin.

¿Qué tendrán los viciosos de los juegos en contra de esta preciosa mujer? Lo tienen todo. Ende no resulta ser más que el ser más diabólico de entre todos los que habitan nuestro ordenador, o al menos, eso piensan los jugadores de juegos. La misión de Ende es la de acabar con los juegos de ordenador, quebrar emocionantes aventuras o fantásticas batallas, con sólo dos palabras: GAME OVER.

Bien saben los videolocos que si En de desapareciera los juegos jamás tendrían final, serian inacabables, siendo ésta su mayor aspiración en la vida: el juego eterno. Sin embargo, estos manipuladores del joystick se ven incapaces de llegar hasta Ende, pues nadie sabe dónde habita, y su mayor arma es el elemento sorpresa {suele aparecer cuando estamos a punto de culminar con éxito una peligrosa y dificilísima video aventura).

Los joystickeros siempre han guardado la esperanza de que algún gran día el Gran Maestro, creador de todos los juegos, pasados, presentes y futuros. también llamado Snatcho. les indicará el camino a seguir para destruir a Ende. El Gran Maestro, sabedor de que para derrotar al enemigo no hay nada como darle a probar su propia medicina. ha creado GAME OVER, el juego cuyo final es el final del propio final.

Sin embargo, pronto descubriremos, a medida que vayamos avanzando en el estudio del luego, que el programa bien podía haberse llamado, del mis mo modo que Game Over, R Tape Loading Error se fue a la guerra, pues la aventura no tiene, ni por asomo, nada que ver con el nombre. De todos modos, se trata de un juego emocionante e increíblemente espectacular, gracias a sus insuperables gráficos. Vamos pues ya. a desentrañar los misterios de este formidable programa.

¡MANOS AL JOYSTICK!

El programa está dividido en dos partes, siendo necesario para entrar en la segunda introducir una clave de acceso que se nos proporciona al final del primer juego. No diremos cuál es esta clave directamente, y echándole algo más de emoción la hemos escondido en un acertijo que se encuentra al final de este articulo. As¡ que. abramos bien los ojos y pongamos mucha atención.

Empecemos, pulsemos el botón de comienzo y trasladémonos al interior de un pequeño edificio medieval, plagado de trampas y peligros. Nos encontramos en la esquina inferior izquierda de la pantalla, ¡pulsemos pausa. rápidamente! Hagamos un inciso para comentar algunos detalles de extrema importancia que podemos observar en esta pantalla.

En primer lugar, y por obvias razones de seguridad, omitiremos el nombre de nuestro héroe, tú, y le llamaremos Arkos. Pues bien. Arkos, en esta una de sus más peligrosas aventuras, va equipado con su potente cañón láser y una pequeña remesa de potentes y muy ostiles granadas. Sin embargo, a lo largo del camino encontrará gran cantidad de objetos que le ayudarán en gran medida en su difícil empresa. Estos objetos se encuentran en unos lugares muy especiales, ¿dónde? Centremos nuestra atención en ese bidón rojiblanco que hay a nuestra derecha.

Disparando a los bidones en cuatro ocasiones, éstos liberan de su interior un objeto que puede ser bueno o puede ser malo, véase:

GRANADAS Aparecen en forma de monedas. Muy útiles.

ENERGIA: Aparece en forma de corazón. Cuidado, pues escapan rápidamente hacia las alturas. Aumentan nuestro nivel de energía.

PROTECCION Aparece en forma de cabeza. Nos convierte en invulnerables durante un corto espacio de tiempo.

POW-UP: Cambia nuestro láser por un arma más peligrosa.

BOMBA: ¡Cuidado! Este objeto nos destruye.

Muchos serán, a lo largo de nuestro camino, los enemigos que nos acosen constantemente. Por ejemplo, cuando desconectemos el pause del juego, comenzarán a hacer su aparición los Leiser-Freisers: androides con cámara telescópica y turbo láser. Pero ya está bien por ahora de explicaciones, ¡valor, y al grano!

LA LLANURA DEL PLANETA CARCEL!

Nos encontramos en Hypsis, el planeta cárcel de Ende. Nuestro objetivo es encontrar la nave que nos traslade al planeta Palacio para destruir a la malvada. Empecemos por recoger el contenido del bidón, asestándole cuatro buenos y certeros disparos, pero recordemos algo muy importante: hay que disparar a los bidones colocándonos siempre a la derecha de los mismos.

Esta táctica obedece a que si en un momento determinado aparece una bomba, no nos cierre el paso, dado que es imposible saltarlas. Avancemos entonces hasta la siguiente estancia; alli veremos un ascensor que tomaremos para subir a la plataforma superior.

En la siguiente pantalla más ascensores. y más molestos Leiser freiser. Saltemos hasta el primer ascensor, y desde allí, disparemos al bidón. Si el contenido es positivo, saltemos y tomémoslo, volviendo a brincar sobre el primer ascensor y, en su momento, sobre el segundo, dando desde este el último salto hacia la siguiente estancia.

En ésta, una garita galáctica nos dispara sin cesar bolas de fuego que merman considerablemente nuestra energía. Podemos destruir la garita impactándole siete disparos en la cabeza o parte superior. Cerca de ella hay un bidón. No olvidemos dispararle desde la derecha.

Volando, salimos corriendo a la que va a ser la primera parte del valle. Aquí ¡cambio de enemigos! adiós a los leisers que dejan su puesto a los feroces monstruos verdes ORCOS y un sin fin de caza bombarderos.

Así, andando, andando, llegamos hasta una serie de plataformas semejantes a un edificio en construcción. Acerquémonos hasta la primera escalera que encontremos y hagamos buen uso de ella, no sin antes despejar la zona superior con alguna granada Eso si, sin derroches; las necesitaremos para el final.

Ya en el segundo piso, entremos en la pantalla de la izquierda para recoger el bidón. Hecho esto, volvamos por nuestros propios pasos hasta la escalera que sube hacia el tercer piso. Por ahora sólo encontraremos más Orcos, hasta que lleguemos al final del camino. Saltemos justo desde el borde. Al otro lado nos espera una sorpresita.

MUSTACHENKO, EL MONSTRUO DE LAS ALTURAS!

Mira lo que tenemos aquí... Un enorme monstruo verde de considerable altura, bastante enfadado por nuestra presencia. Tanto es así, que se ha puesto a dar botes, que hacen temblar la tierra. Indudablemente, este insignificante personaje nos está corlando el paso, pero por si no estamos dispuestos a entrar en lucha, mano a mano, contra él. daremos algunas pistas.

Cualquier roce con Mustachenko, que así se llama el monstruo (y que nadie se dé por aludido), nos restará energía. Para destruirlo hace taita disparar contra él en cuarenta ocasiones con el láser o en diez con las granadas. Sin embargo, aconsejamos utilizar el láser pues, como ya hemos advertido, las granadas las vamos a necesitar más tarde.

Despejado este pequeño problema, adentrémonos en la siguiente pantalla A la derecha del bidón y ¡bang! Ahora una acción muy peligrosa: observemos los dos ascensores. Subamos en cima del primero cuando vaya de abajo a arriba. Si el segundo está en disposición para que nos subamos en él. aprovechemos la ocasión sin dudarlo, colocándonos rápidamente en el borde para saltar inmediatamente al vacío. Un aviso más: cuando nos encontremos en el primer ascensor, no dejemos que éste baje hasta el tope, pues pereceríamos.

Llegamos a otro entarimado de repisas. Una escalera nos permitirá llegar hasta el segundo piso, desde el cual re cogeremos el bidón de la pantalla de la izquierda.

A la derecha se encuentra la escalera que nos conducirá hasta el tercer piso. Aquí los únicos peligros son los Oreos. hasta que llegamos a una fisura en la plataforma que nos obligará a dar un gran salto si no queremos caer al segundo piso. Este salto nos ahorrará tiempo y riesgos.

Siguiendo el camino encontraremos una escalera para bajar a recoger los bidones del segundo piso. Subamos de nuevo y pronto encontraremos el nuevo final del camino, desde el cual saltaremos, justo desde el borde, para darnos de bruces con...

LOS DROIDS SCOUTS

Tres droids con mochila, y encima voladores, se acercarán a nosotros amenazante mente. Para destruirlos, leamos atentamente lo que debemos hacer, correr hasta el lado derecho de la pantalla lanzando granadas. Al llegar allí, los habremos acorralado y el lanza miento de granadas será mucho más rápido, casi instantáneo. Los droids serán destruidos en un abrir y cerrar de ojos.

Detrás se halla la nave que nos conducirá hasta Sckunn: el planeta palacio de Ende. Una clave aparecerá en la pantalla pero, como ya hemos avisado, no la vamos a decir por el momento. Si fuera así, muchos tramposillos se pasarían directamente al planeta palacio. !Que os hemos pillado!

La nave ya ha aterrizado en la superficie del planeta. Por la escotilla podemos ver por primera vez uno de los más simpáticos habitantes de este curioso lugar: los cervobutracanguros verdes.

Caminando por entre los bosques y pantanos que habremos de atravesar, encontraremos muchos de ellos. Nos parecerán entonces algo menos simpáticos. aunque no tendremos muchos problemas en llegar hasta el palacio, no sin antes recoger esa pastilla en la cual se puede leer POW UP, que nos proporcionará unas granadas más.

En la pantalla en la cual, aparece la entrada azul del palacio, situémonos entre la columna de la derecha y el final de la misma, y saltemos. Esto evitará que al entrar en la siguiente pantalla choquemos con una de las minas de las cuales está plagado el palacio.

Asi pues, ¡cuidado con las minas! Se deben saltar cuando estamos a unos dos dedos de ellas, ¡nunca más cerca! Después de unos trescientos o cuatrocientos hombres liquidados, empezaremos a tomarles el tranquillo.

Estos lugares donde nos encontramos, están habitados y vigilados por los droides scouts enanos y los murciélagos verdes. Cuidémonos de ellos mientras pasamos por delante de un primer ascensor y subimos al segundo.

Llegaremos hasta el segundo piso del palacio. A partir de ahora hay que actuar con suma rapidez. Corramos hacia la izquierda hasta llegar a un nuevo ascensor. Cuando lo hayamos tomado, subamos hasta el «segundo piso» del segundo piso. Ahora recorramos el camino hacia la derecha salvando las minas, los droids, los precipicios y los murciélagos. ¡Facilísimo!

Llegaremos a una pantalla en la cual, nada más entrar, quedaremos al borde de un precipicio. Desde allí, disparemos a una especie de máscara demoníaca que hay al otro lado de la pantalla. Al cabo de unos cuarenta impactos, un rayo rojo cubrirá nuestra cabeza. Entonces ia correr!, no hay tiempo que perder, volvamos sobre nuestros propios pasos hasta el ascensor de la izquierda y subamos hasta el tercer piso.

Desde aquí, andemos hasta llegar a una especie de montaña con una cabeza encima. Se dice muy pronto, pero la realidad es que deberemos evitar a los murciélagos y saltar las peligrosas mjnas, estratégicamente colocadas (que están puestas a mala idea, vamos). Un rayo azul nos cubrirá.

Volvamos hasta el ascensor y bajemos. Ahora, volemos por el camino que deseemos hasta el ascensor por donde subimos al segundo piso y bajemos al primero. Desde aquí hay que correr hacia los pantanos y tirarse en el gran charco existente en la pantalla donde empezamos el juego, es decir, la primera.

Aparecemos en un lugar poco hospitalario, así que, a correr hasta la pantalla de al lado, que es además la batalla final. Todos esperábamos que ante nosotros apareciera la hermosa Ende, sin embargo, nos llevamos una desagradable sorpresa: Ende no es más que un horrible monstruo cibernético disfrazado bajo la piel de una mujer. Ahora se nos muestra en toda su horripilancia.

Corramos hasta él (¿ella?) e intentemos situamos debajo, justo debajo. Aquí sus balas raras veces nos alcanzarán y nosotros, sin embargo, si podremos disparar con toda seguridad de acierto. Pronto haremos desaparecer sus alas de vampiro, entonces huirá y volverá corriendo. Necesitaremos impactarle en treinta ocasiones para dejar sólo su cabeza. Disparémosle desde muy cerca de el lado derecho-de la pantalla.

La cabeza será destruida al cabo de quince impactos más. Mientras tanto, esquivaremos las balas de fuego saltando o agachándonos. Cuando veamos brillar la cabeza de el monstruo todo habrá acabado, habrá llegado el final de el final. Ende y Game Over habrán dejado de existir para siempre.


Reseñas de Game Over

Amstrad Semanal nº72

A pesar de que la traducción al español del título de este programa es «final del juego», realmente deberíamos decir que con el empieza otra aventura de la, como su nombre indica, activa Dinamic.

Mas allá de la lejana galaxia Alfa Centauri se halla una de las mas antiguas confederaciones planetarias. En ella, reina con mano de hierro la soberana Gremla. Su dureza es solo comparable la singular belleza de su rostro y cuerpo. Su inconmensurable poder se halla sólidamente asentado en las interminables legiones de guerreros Terminator que nutren sus ejércitos.

Estos poderosísimos androides están dotados de una limitada inteligencia que esta bajo el control de Arkos, lugarteniente androide de Gremla.

Cuando Arkos, tipo de androide con cerebro más potente, fue consciente de la tiranía de Gremla, se unió a las fuerzas siderales y se propuso acabar con el reinado de esta.

La tarea no iba a ser fácil. En su camino iba a tener que vérselas con extrañas criaturas y máquinas asesinas.

El juego cuenta con dos fases. La primera, el planeta cárcel, esta habitado por robots de trabajo y Terminators. La segunda, el palacio imperial, es tu meta final. Deberas entrar y destruirlo, pero previamente tendrás que atravesar la zona pantanosa que le rodea.

La calidad del juego es buena y esta apoyada en unos gráficos bien realizados, ademas de un movimiento acertado.

Sistemas


Valoración de Game Over

Amstrad Semanal nº78

  • Originalidad: 4/5
  • Gráficos: 5/5
  • Movimiento: 4/5
  • Sonido: 4/5
  • Dificultad: 5/5
  • Adicción: 5/5

Mundo Amstrad nº2

Originalidad: 7/10

Gráficos: 7/10

Movimientos: 8/10

Sonido: 6/10

Dificultad: 8/10

Adicción: 9/10

Presentación: 10/10

Media: 8/10