• Videojuegos Retro
soloretro
Dragon’s Lair II: Escape from Singe’s Castle - Amstrad CPC de Software Projects (1987)

Dragon’s Lair II: Escape from Singe’s Castle - Amstrad CPC de Software Projects (1987)

  • 2 de octubre de 2019

Como todas las bellas historias de caballería tienen un final feliz, Dragons ’s Lair no iba a ser menos, y el abnegado Dirk consiguió encontrar y liberar a la princesa de las manos del Dragón.

Índice


Ficha de Dragon’s Lair II: Escape from Singe’s Castle

Videojuego: Dragon’s Lair II: Escape from Singe’s Castle

Sistema: Amstrad CPC

SOFTWARE PROJECTS

Programadores: MIKE DAVIES, NICOLE BAIKALOFF, MARTIN MCDONALD, ROB HUBBARD

Año: 1987


Análisis de Dragon’s Lair II: Escape from Singe’s Castle

Amstrad Semanal nº82

Pero, como no solo de amor vive el hombre, y las princesas menos aun, nuestro valiente caballero volvió al castillo para robar una marmita llena de monedas de oro, de la que se decía que podría conseguir su propietario más riquezas de las que pudiera gastar. Esto, que podría parecer sencillo si tenemos en cuenta que Dirk ya había conseguido derrotar al Dragón, no lo es en absoluto, puesto que el maligno rey Lagarto, otro de los infames habitantes del castillo, ha encantado la marmita con un potente hechizo. Si Dirk consigue la marmita, tendrá que enfrentarse a multitud de peligros para poder salir del castillo y casarse con la linda Daphne.

Como se puede ver, el premio que puede lograr Dirk si consigue el tesoro y logra salir del castillo es grande, pero no lo son menos los peligros que tiene que afrontar. Mal se las verá nuestro personaje en las cuevas del río subterraneo, en la sala del trono, a lomos del caballo mágico, buscando el camino en el mosaico místico, andando por el canon de rocas, intentando salir de las mazmorras del rey Lagarto y, finalmente, intentando encontrar la formula de salida al extremo de la cueva caliente, que se halla habitada por horrendos monstruos de lodo.

Aunque dice el refrán que nunca segundas partes fueron buenas, en esta ocasión el refrán se equivoca. Dragon ’s Lair II esta tan bien desarrollado como la primera parte y es tan entretenido como esta. Gráficamente es muy bueno y el color es bonito, ademas de estar bien utilizado. Si a esto le añadimos un conseguido movimiento, no dudamos que tendrá una acogida tan buena como la primera parte de este juego.

Dragon’s Lair es de Software Projects y esta distribuido por Erbe.

Digno de mención: El tema. Es sumamente entretenido.

Amstrad Acción

Descubramos de inmediato, los misterios que encierra la versión Amstrad del juego más genial, creado jamás para ser jugado: Dragons Lair.

Quizás te sientas un tanto extrañado, si tras haber leído la introducción de esta sección, caes en ta cuenta que jamás has oído hablar del Dragon’s Lair. Pues bien, tanto si es así como si no, te contaremos lo siguiente:

Hace ya algún tiempo, una empresa que desconocemos, y los dibujantes de una compañía cuyo nombre no recordamos, tuvieron la afortunada idea de crear el más grandioso y genial jue go que hasta entonces se había diseñado. Este juego significaba un giro de ciento ochenta grados, con la concepción que hasta entonces se tenía de los juegos de ordenador.

Así era; el jugador, en vez de dirigir un gráfico animado, debía dirigir... un dibujo animado. Y realmente era un juego de ordenador, pues éste se encargaba de seleccionar la parte de la película que debía mostrar, según el impulso recibido desde el joystick manejado por el jugador.

Era pues una película de dibujos animados que poseía distintos desenlaces, acordes con la manera de actuar del jugador. La versión para el ordenador Amstrad, está basada en este asombroso juego. Se trata de ocho de las innumerables situaciones comprometidas que tuvo que salvar Dirk, el héroe de la película, para recuperar el oro escondido en los dominios del rey Lagarto, después de haber salvado de las garras del dragón a la princesa Daphne.

En alguna de estas situaciones, el juego se parecerá enormemente al original, en el cual se debía hacer un sólo movimiento, y si éste no era el correcto se perdía la vida. Otras pantallas no dejarán de ser meros juegos de ordenador, en las cuales necesitarás un poco de habilidad, astucia, y sobre todo no dejarse invadir por la desesperación. Observa la nota que hemos adjudicado a este juego en este apartado, de veras que se lo merece. Así pues, prepara una tila y comienza suavemente a cargar el programa, retira de la mesa todos los objetos punzantes que puedan dañar la pantalla de lu ordenador, y mucha, mucha paciencia: la necesitarás...

Entramos en una extraña habitación, cuyo suelo está incompleto, es decir, en algunos lugares lo hay y en otros no. Habrá que tener en cuenta, pues, donde se pisa. De vez en cuando, puede aparecer algún lamentable e inoportuno animalillo del castillo de Singe, ya sea murciélago, ya sea una despreciable criaturilla similar, que servirá únicamente para sacar brillo al filo de nuestra espada.

Para salir de aquí, tan sólo existe un camino, pero antes de nada observa que cada cierto tiempo las losetas cambian de lugar. Ahora indicaremos los movimientos que debes realizar pa ra llegar hasta la salida, que es la puerta izquierda, donde las asteriscos que podrás ver significan «esperar que las losetas cambien de lugar».

La combinación del éxito es la siguiente: 5 movimientos hacia la derecha *- 4 hacia arriba * uno a la derecha, uno abajo, dos a la derecha -1 abajo y seis a la derecha (loseta naranja) * dos abajo y uno a la derecha * 1 a la derecha y 2 arriba * 1 arriba y 4 hacia la izquierda * 2 arriba, 2 izquierda y 1 arriba * 1 izquierda. 1 abajo y todo recto hacia la izquierda.

Al introducirse en la puerta, se llevará a cabo la carga del siguiente nivel, que no será tan fácil como éste.

LOS RAPIDOS DEL RIO SINGE

Es una de las partes más largas y desesperantes del juego y poco te vamos a poder ayudar en esta ocasión, pues el éxito depende más de tus reflejos que de nuestros consejos. Consta de dos partes: una primera en la que deberás driblar las rocas que sobresalen del agua en los rápidos, y una segunda en la que deberás hacer lo mismo con unos remolinos que se han formado en la superficie.

Entra pues en los YEOLD BOULDERS donde te encontrarás tripulando una pequeña y frágil balsa. Cada parte de los rápidos está formada por tres cataratas que poseen cada una dos o tres caminos por donde se puede evitar el chocar contra las rocas. El problemilla es que sólo se puede pasar por el camino que nos indique el ordenador con un reflejo sobre el agua. Deberás pulsar la tecla o el mando del joystick del camino señalado (para el del centro pulsar hacia delante) y a la menor equivocación serás pasto de las rocas.

Pero a continuación llegarán los YE WAIRLPOOLS: tres remolinos que se mueven de lado a lado del rio. Observa que si pulsas la tecla de ABAJO (o echas el joystick hacia atrás) la balsa se mueve muy lentamente y por el contrario, si pulsas hacia arriba (joystick hacia delante) se desplaza a gran velocidad.

Pues bien, comienza a lenta velocidad y dirígete hacia el lado contrario al que se encamina el primer remolino, es decir, si viene de la derecha ve hacia la derecha, y acelera sólo cuando veas el camino libre. En ocasiones, deberás hacer alguna pirueta acuática para evitar los remolinos, pero pronto los controlarás perfectamente. No Maquees en esta parte del juego.

Después de tres series de desesperantes remolinos, volverán los rápidos y las rocas, regresando posteriormente, y para terminar, los remolinos. Ya todo estará preparado para la carga de la parte más complicada del juego.

Sistemas


Valoración de Dragon’s Lair II: Escape from Singe’s Castle

  • Originalidad: -
  • Gráficos: -
  • Movimiento: -
  • Sonido: -
  • Dificultad: -
  • Adicción: -