• Videojuegos Retro
soloretro
Battle Chess | Juego Ajedrez: Amiga 500 | Interplay Productions · 1988

Battle Chess | Juego Ajedrez: Amiga 500 | Interplay Productions · 1988

  • 28 de octubre de 2017

Juego: Battle Chess

Sistema: Commodore Amiga 500

Interplay Productions

1988

No cabe la menor duda que los juegos de Amiga sobresalen por encima de los de otros ordenadores por dos razones fundamentales: gráficos y sonido. El Amiga ofrece a los diseñadores de juegos la posibilidad de crear gráficos, sonido y animación, de una forma nunca vista anteriormente en otras máquinas.

Un buen ejemplo de ello puede ser Battle Chess. Bajo la apariencia de un simple programa de ajedrez se esconde una buena demostración de las posibilidades gráficas del Amiga.

El fondo, Battle Chees sigue siendo ajedrez. En este aspecto no cambia las reglas, ni la forma del juego, respecto a otros programas, como el ChessMaster 2000. La novedad reside en la forma externa, en los gráficos y, sobre todo, en las técnicas de animación. Cada movimiento de una pieza, cada captura, se convierte en un auténtico espectáculo: las piezas se mueven con pasos majestuosos o desgarbados, caminando o saltando, y luchan entre sí como auténticos personajes medievales.

Battle Chess permite jugar contra el ordenador, a dos jugadores o en modo demostración. La pantalla puede aparecer en 2 o en 3 dimensiones, aunque, naturalmente, en 2-D se pierde toda la gracia del juego. El punto fuerte son las capturas. Cuando una pieza llega a una casilla ocupada, se come a la otra, pero... ¡esto es Battle Chess! En primer lugar, las dos piezas se sitúan en la casilla en litigio. Después, comienza la acción: golpes, espadas, flechazos, conjuros e incluso fuerza bruta. Todo vale.

Aunque se trate todo de una comedia, es sumamente divertido. Hay que aclarar que no se puede controlar de ningún modo la lucha, sino que ésta transcurre según los cauces aleatorios fijados por el ordenador.

Algunas de las escenas son realmente divertidas. Casi todas las piezas tienen varias formas de "matar", así como de ser "asesinadas", lo que proporciona extensa variedad. Los peones, por ejemplo, utilizan sus lanzas para golpear a los contrarios. Los caballos (simbolizados por caballeros), tienen una espada con la que corta en rebanadas, literalmente, a los enemigos. Los alfiles (con forma de obispos) tienen ciertos poderes mágicos, y a veces matan lanzando rayos, o atravesando con sus bastones a los pobres incautos que osan provocarles.

Como programa de ajedrez, Battle Chess tiene un nivel normal, siempre difícil de evaluar. Incluye opciones para cambiar el nivel del juego, grabar/leer partidas desde disco y otras opciones habituales en los juegos de este tipo. Los menús que aparecen son, como cabría esperar, de lo más graciosos.

El único problema de Battle Chess es que, debido su alto grado de perfección y la gran cantidad de gráficos que utiliza, necesita mucha memoria para funcionar, y los accesos a discos son constantes y enlentecen el juego una enormidad. En conjunto, Battle Chess es un juego novedoso y sumamente divertido, en el que se puede apreciar una vez más por qué el Amiga es una fabulosa máquina de juegos en todos los sentidos.

Vídeo relacionado