• Videojuegos Retro
soloretro
Capone | Juego: Amiga 500 | Actionware · 1988

Capone | Juego: Amiga 500 | Actionware · 1988

  • 27 de octubre de 2017

Juego: Capone

Sistema: Commodore Amiga 500

Actionware

Programadores: Pierre Maloka

Gráficos: Dana M. Dominiak, Brian Williams

1988

Actualmente existe una gran cantidad de juegos para Amiga, la mayoría de los cuales son grandes "superproducciones", conversiones de programas de otros ordenadores o "baratijas" sin mucho valor. Pero también hay una serie de juegos que, poco a poco, van afianzándose como Clásicos (con mayúscula). No son los más sofisticados, ni los más originales. Tal vez por ello tengan un encanto especial.

Capone es muy probable que pronto forme parte de esta serie de juegos Clásicos. Es tan sencillo que cualquiera puede jugar, sin tener que leerse siquiera el manual de instrucciones, y es sumamente adictivo.

La acción transcurre en Estados Unidos, en los años de la prohibición y las bandas de gangsters. La vida es las ciudades es complicada, pues los gangsters están en todas partes y, naturalmente, no con buenas intenciones. Eliminarlos a todos lo antes posible es el objetivo del juego.

Una de las grandes innovaciones de Capone es que permite jugar con ratón o con "pistola". Esta pistola, que se vende en muchas tiendas de informática está diseñada de tal forma que permite apuntar con ella a la pantalla y disparar sobre los muñecos que aparecen en el monitor.

Hay varios escenarios, cada uno de los cuales representa distintos lugares de la ciudad. La mayoría son calles con edificios. En las ventanas de estos edificios es donde normalmente se encuentran apostados los malvados gangsters, que aparecen uno tras otro sin descanso. La velocidad con que aparecen depende del nivel de juego seleccionado: Rookie, Cadet o Captain. En cuanto llevan unos segundos viéndote, comienzan a disparar sus ametralladoras, lo que generalmente es mortal. Si quieres acabar con ellos tienes que apuntarles con la mirilla y disparar sin piedad.

Además de los gangsters, hay algunas dificultades adicionales nada agradables. Una son las personas que "inocentemente" pasean por la ciudad, o los rehenes que se encuentran en los edificios. Por si esto fuera poco, hay todo tipo de animalillos, como perros y gatos, que pasean alegremente por las calles.

Cuando llevas cierto tiempo jugando te das cuentas de lo importante que es ahorrar munición. Esto se debe a que la cantidad de armas de que dispones es limitada, al mismo tiempo que las balas. Si disparas poco a poco, éstas se reponen automáticamente, pero si te quedas "a cero", tendrás que gastar otra arma. En el intervalo, que es de unos pocos segundos, puedes encontrarte ante cinco o seis gangsters disparando contra ti... Sin poder responderles. Con un poco de suerte podrás recoger la "ametralladora", que proporciona una cantidad de balas prácticamente infinita, durante un corto espacio de tiempo.

Los efectos de sonido son bastante espectaculares, sobre todo los disparos, aunque la música no es nada del otro mundo. Los gráficos sí que están bien cuidados, y tienen todo tipo de detalles, como las ventanas rompiéndose. Puede decirse que lo más atractivo de Capone es su simplicidad, lo que le convierte en un juego muy adictivo y recomendable.

Vídeo relacionado