• Videojuegos Retro
soloretro
The Vindicator - ZX Spectrum de Imagine Software (1988)

The Vindicator - ZX Spectrum de Imagine Software (1988)

  • 18 de abril de 2019

Han pasado más de veinte años desde que en aquel triste día —cuyo recuerdo no dejarás de maldecir— los cielos de la Tierra quedaran ensombrecidos por una extraña nube. Parecían los primeros signos del Apocalipsis., y en cierta manera lo era: miles de naves alienígenas se lanzaron de improviso a la conquista de la Tierra.

¿Qué quieres saber?


Ficha de The Vindicator

Videojuego: The Vindicator

Sistema: ZX Spectrum 48K/128K

Imagine Software

Programadores: Paul Owens, Mark R. Jones, Jonathan Dunn, Simon Butler

Año: 1988


Análisis de The Vindicator

Microhobby nº179

Todas aquellas escenas que tantas veces hemos contemplado con una mezcla de incredulidad e indiferencia en las películas de ciencia ficción desfilaron de repente ante los aterrados ojos de la humanidad. Por una vez la realidad superaba a la ficción; los invasores eran aún más crueles y despiadados que cuanto en la pantalla se nos había mostrado.

Las potencias mundiales habían malgastado su tiempo y su dinero en una descabellada carrera de construcción de armas cada vez más potentes destinadas siempre a repeler un ataque lanzado por su bloque antagonista.

¿Pero quien podía imaginar que el definitivo y más peligroso ataque llegaría desde el espacio?

Lo cierto es que así ocurrió, y tal y como era de esperar los ejércitos alienígenas apenas si necesitaron un par de días para hacerse totalmente con el control de nuestro planeta. Pronto los efectos de su cruel tiranía se hicieron notar: el noventa por ciento de la población mundial fue exterminada, y la civilización quedó prácticamente reducida a cenizas y ruinas humeantes.

Los escasos supervivientes del holocausto buscaron refugio en estas ruinas, pero acosados por el hambre, las enfermedades y las patrullas del invasor pronto quedaron reducidos a menos de un millar. En apenas unos meses y si nadie lo remedia el cruel invasor podrá vanagloriarse de haber cumplido a la perfección su salvaje tarea: la raza humana habrá quedado extinguida.

Han pasado veinte años, como decíamos, y el genocidio ha sido consumado. Pero la última esperanza aún no está pérdida, todavía queda una posibilidad de salvación y de venganza para la humanidad. Su nombre: el Vindicator.

Como veis, no se puede decir que el argumento de The Vindicator, el último lanzamiento de Ocean, sea precisamente un dechado de originalidad, pues por enésima vez responde al típico y tópico «humanidad salvada de garras del maléfico e inevitable invasor por carismático y desinteresado héroe de turno», pero la verdad es que en este caso, el argumento es sólo un ingrediente adicional dentro de lo que es una receta que, como mínimo, se puede calificar de explosiva.

Y es que aunque pueda parecer que decir que «The Vindicator» es un fantástico programa con unos increíbles gráficos, movimientos y sonidos sería lo más adecuado para el caso, en realidad, y para hacerle justicia lo correcto sería decir que «The Vindicator» son tres magníficos juegos reunidos en uno solamente. Vamos a explicamos.

«The Vindicator» se desarrolla a través de tres fases diferentes que, como suele ser ya habitual en estos casos, deben de ser cargadas independientemente desde el cassette. Lo que ya no es tan habitual es que al terminar estas cargas en lugar de encontrarnos jugando al mismo juego con diferentes gráficos o escenarios, nos encontremos frente a un juego totalmente distinto que prácticamente nada nene que ver con la fase cargada con anterioridad.

En la primera de ellas nos encontraremos inmersos en un complejo laberinto tridimensional compuesto por cuatro niveles distintos, y que no es otra cosa que el centro principal de coordinación de las tropas alienígenas. Aquí nuestra misión consistirá en encontrar los doce componentes de una gigantesca bomba, para ello, previamente deberemos activar otros tantos terminales para lo cual deberemos resolver un pequeño pero enrevesado puzzle alfabético del cual os diremos como toda pista que está sumamente relacionado con los nombres de los autores del programa.

Si logramos salir con vida y resolvemos esta primera fase, entraremos en la segunda —también es posible acceder tanto a esta fase como a la tercera nada más cargar el juego mediante la introducción de la correspondiente clave—, donde para nuestra sorpresa nos encontraremos a los mandos de un avión en el más puro estilo de «1942» o «Flying Shark». Aquí nuestro único objetivo es avanzar a la vez que procuramos por una parte destruir los enemigos que aparezcan en pantalla y por otra esquivar sus ráfagas de disparos. A mitad de nuestro recorrido nos llevaremos otra inesperada sorpresa, pues de improviso pasaremos a manejar un «jeep» ligero con el que deberemos atravesar las líneas enemigas.

Por último, y como guinda final a esta increíble fase, deberemos enfrentarnos en persona con Dark Overlord, el guardián mutante de la entrada a los cuarteles subterráneos — donde se encuentra la guarida del jefe alien— que se nos presentará en forma de gigantesco escorpión.

Si salimos airosos de esta «puntiaguda» situación tendremos acceso a las catacumbas, donde se encuentran los cuarteles subterráneos alienígenas, no sin antes cargar previamente los datos de esta fase desde el cassette.

Aquí nuestro objetivo será encontrar al mismísimo Gog —el cruel jefe del ejército alien— para acabar con él. En esta ocasión nos encontramos en un arcade de plataformas con un desarrollo en cierta medida similar a juegos en la línea de «Green Beret» —del cual por cierto se pretendió por parte de Ocean que «The Vindicator» se convirtiese en segunda parte—.

Poco más se puede decir de este fantástico «Vindicator», excepto que nos parece uno de los juegos más completos, complejos, vanados y perfectos de los últimos tiempos. Super recomendable y super imprescindible.


Reseñas de The Vindicator

MEGAjoystick nº1

En octubre de 1988 la revista MEGAjoystick anunció el próximo lanzamiento de Imagine, The Vindicator. Veamos que se dijo.

The Vindicator, un juego futurista con una línea bélica muy similar a la del film Predator, está predestinado a convertirse en el próximo super-ventas de este otoño. Fuerzas de extraterrestres que invaden nuestro planeta, una guerra fría en la Tierra, el final del mundo y unos cuantos supervivientes. Es el momento de la justicia y la venganza. Es la hora de dar caza al enemigo invasor. Es la hora de que un solo hombre se ocupe de tan suicida labor. Es la hora de Vindicator, el guerrero.

Allá va este juego de Imagine a escalar a la posición de número uno. ¿Lo logrará? El programa estará disponible, en los próximos meses para las versiones de Spectrum, Amstrad, Commodore y Atari.

Microhobby nº178

Vamos a contaros un cuento a ver si os suena de algo. Érase una vez un muchacho, corpulento él, valiente él, agresivo él. que iba a salvar a la humanidad de la trigésimo cuarta invasión galáctica que había sufrido durante los últimos dos meses.

Bromas aparte, este es el original argumento de «Vindicator», que sigue la línea de los últimos programas de acción de Imagine: múltiples escenarios y fases, gran variedad de misiones y mucha, mucha adicción.

¿Alguien pide más?


Valoración de The Vindicator

Microhobby nº179

  • Originalidad: 80%
  • Gráficos: 90%
  • Movimiento: 90%
  • Sonido: 80%
  • Dificultad: 80%
  • Adicción: 90%

Vídeo relacionado