• Videojuegos Retro
soloretro
Pick 'n' Pile - ZX Spectrum de Ubi Soft (1991)

Pick 'n' Pile - ZX Spectrum de Ubi Soft (1991)

  • 6 de julio de 2018

Pick 'n' Pile es un nuevo programa para poneros de los nervios. El sonido acompasado de las manecillas horarias es capaz de crispar a cualquiera, sobre todo cuando faltan tan pocas piezas para completar el ciclo.

¿Qué quieres saber?


Ficha de Pick 'n' Pile

Videojuego: Pick 'n' Pile

Sistema: ZX Spectrum 48K/128K

Ubi Soft

Programadores: John Wildsmith, Steven Day

Año: 1991


Análisis de Pick 'n' Pile

Ubi quiere enganchar definitivamente a los usuarios colocándoles al borde de un ataque de adicción, sin pensar en las consecuencias para el cerebro, pero beneficiándose de un planteamiento demasiado jugable que se basa en la visión total.

¿Visión total?. Más que nunca, señores. Con astucia y velocidad, porque por encima de todo, la dinámica de este programa se aprovecha de que uno sea capaz de ver qué pieza hay que coger, por cuál la debemos cambiar y qué efecto conseguiremos con la acción, toda vez que hayamos sido capaces de desentrañar el primer movimiento de entre la maraña de formas y colorines que pueblan la pantalla.

Puestos en guardia sobre lo necesario para darse a Pick 'n' Pile, deberíamos aclararos que el inteligente juego francés os reta a que eliminéis todas las piezas que han caído sobre la pantalla, a través de la fórmula recientemente redescubierta de la sustitución.

La lluvia de fichas está compuesta de formas de lados y colores iguales que normalmente están absolutamente dispersas por la pantalla.

El modo en que las piezas quedan ordenadas sigue los esquemas propios de las cuatro en raya, es decir, que aunque las figuras del mismo tipo estén lejos unas de las otras, siempre quedarán enfiladas y preparadas para que nosotros las peguemos.

La mecánica de unión y destrucción se lleva a cabo por medio del desplazamiento de fichas.

Este movimiento de cualquier pieza se produce a través del intercambio de las formas. Un cursor que vaga por la tele seleccionará una determinada pieza que es la que queremos llevar a otro sitio. El mismo puntero caminará hacia el lugar donde pretendemos depositar la anterior, y en un plis-plas se produce la sustitución.

Cuando una pieza es colocada encima de otra pieza de las mismas, que digo yo mismas, ¡idénticas! características que la anterior, ambas son destruidas.

Si en lugar de ser dos, son muchas más las piezas iguales que forman la línea ascendente, pues ocurre el mismo fenómeno sólo que multiplicado por el número de fichas que hubiese.

Para llegar a borrar de la pantalla todas esas figuras debe darse una condición fundamental, y es que una de las formas esté asentada en la parte inferior del decorado, o lo que es lo mismo sentada en el suelo. Además todas las bolas deben estar en contacto directo, si existe otra pieza de por medio. a excepción de los bonus, la explosión quedará limitada a las fichas que se encuentran más cerca de la aposentada y por encima de ésta.

Muchas más incordiosas piezas juegan a impedir que consigamos la, a veces, hazaña. Se trata de formas especiales que tan pronto pueden jorobarnos como alegrarnos la vida. Por ejemplo, citar los bonus de puntos y los multiplicadores, que nos hacen ganar más tantos o incrementar potencialmente los que ya tenemos, los relojes de arena, que nos dan más minutos, o los diamantes que son joyas imprescindibles para dominar al juego.

En el caso de los bonus, el jugador puede atraparlos con su cursor y arrojarlos contra cualquier pieza, pero no ocurre lo mismo con el resto, ya que el reloj debe ser eliminado con una columna para que nos premie, y el diamante que también debe ser destruido de la misma forma, sólo aparece en el juego cuando hemos completado una columna de más de mil puntos.

Otras piezas son las bombas, que cuando desgranan pueden acabar con muchas fichas a la redonda, los muros, que son endiabladamente útiles, las calaveras, que nos tratan de robar tiempo y que pueden ser destruidas, las llamas. que prenden todo lo que las queda por encima o las macetas, que tienen el efecto contrario y son indestructibles.

Ándate con ojo cuando veas rondar a alguna de estas fichas y nunca pienses que se ha acabado el mundo porque a veces no ha hecho más que empezar.

Aunque el primer chaparrón de fichas forma parte del juego, es fácil y normalmente muy necesario provocar nuevos aluviones. Jugando a ser Manitú, observaremos cómo, acuciados por un tiempo aún inconcluso, hay una pieza que ha quedado descolgada de sus amigas, desplazada por sus enemigas y absolutamente sola en pantalla. Provocando más tormentas tentaremos a la suerte de que caiga una pieza idéntica a la que nos queda, si bien el programa siempre suelta muchas más formas de las que nos esperamos y hasta es más que probable que en el siguiente ciclo se nos quede otra ficha marginada. Vuelta a empezar, naturalmente.

Pick 'n' Pile da imagen de juego consistente. Como los vinos franceses, clásicos, elegantes y para nada pegajosos, el programa de Ubi no se parece a nigún juego de bolitas que hayamos comentado. Puede que haya fichas, formas y colores, que el tiempo nos acuchille constantemente, que la locura se haga dueña de la habitación, que no te despegues de la pantalla, que nos de la oportunidad de jugar con tos amigos y que no pasemos dei primer nivel, pero, con todo. Pick 'n' Pile es absolutamente genuino, embriagador y alegre.

Chapeau ante Ubi, nos quitamos el sombrero ante un nuevo juego de bolitas que va a sembrar en vuestros ordenadores el miedo, el afán, y las ansias de disfrutar una vez más.

Preparaos para ta guerra final de las bolas porque un día de éstos todos estallaremos ante tanta adición, y ningún superviviente podrá descifrar el enigma de tal debacle. Muerte dulce la que nos propone Ubi a la par que divertida.


Reseñas de Pick 'n' Pile

La letra "P" la que da comienzo a Puzzle, Pasión y Peligro, sigue inspirando a los programas que dan por hecho que la Picardía Paciencia y Pundonor son superiores a la Violencia. Tiros y Sangre, palabras que, como véis, no empiezan ninguna con la P sea como fuere el caso es que las compañías de Soft han tomado la letra P como indicativo básico de programa diferente Plotting, Puzznic, Pang...

El nuevo luego de Ubi comienza con la P. Y además va de puzzles, y de puzzles raros, muy coloristas y complicados, que tienen toda la pinta de ser fuertemente adictivos. Pick'n'pile viene con la etiqueta francesa, y ya sabemos lo finos que son los franceses para esto del ingenio, ¿dije yo ingenio?, no, dije INGENIO


Pokes de Pick 'n' Pile

  • Vidas infinitas: POKE 34551,0

Valoracion de Pick 'n' Pile

  • Gráficos: 70%
  • Movimiento: 75%
  • Sonido: 89%
  • Adicción: 93%
  • Nota final: 90%

Vídeo relacionado