• Videojuegos Retro
soloretro
La Abadía del Crimen - MSX de Opera Soft (1988)

La Abadía del Crimen - MSX de Opera Soft (1988)

  • 15 de marzo de 2020

En nuestro pasado número, Carlos Mesa nos obsequió con un magnífico comentario del juego «La abadía del crimen». En esta ocasión son nuestros amigos de OPERA SOFT quienes colaboran en esta sección incluyendo la agenda de actividades del monasterio. Esperamos que os sirva de ayuda para terminar este apasionante juego de OPERA SOFT.


Ficha de La Abadía del Crimen

Videojuego: La Abadía del Crimen

Sistema: MSX

Opera Soft

Programadores: Paco Menéndez y Juan Delcan

Año: 1987


Análisis

MSX Extra nº41

Ya al final de mi vida de pecador, mientras espero el momento de perderme en el abismo sin fondo dela divinidad desierta y silenciosa; en esta celda de mi querido monasterio de Melk, donde aún me retiene mi cuerpo pesado y enfermo, me dispongo a dejar constancia en este pergamino de los hechos asombrosos y terribles que me fue dado presenciar en mi juventud.

El Señor me concede la gracia de dar fiel testimonio de los acontecimientos que se produjeron en la abadía cuyo nombre conviene ahora cubrir con un piadoso manto de silencio; hacia finales de 1327, cuando mi padre decidió que acompañara a Fray Guillermo de Occam, sabio franciscano que estaba a punto de iniciar una misión en el desempeño de la cual tocaría muchas ciudades famosas y antiquísimas. Y así fue como me convertí al mismo tiempo en su amanuense y discípulo; y no tuve que arrepentirme, porque, cerca de él, fui testimonio de sucesos dignos de ser narrados, como ahora lo estoy haciendo, para el recuerdo de los que vendrán.

Así, conociendo a mi maestro día tras día, después de largas horas ocupadas en larguísimas conversaciones, llegamos al pie de la montaña donde se ubicaba la abadía. Y ya va siendo hora de que, como nosotros hicimos entonces, mi relato comience, y ojalá mi mano no tiemble en el momento en que me decido a explicar lo que sucedió después.

He aquí el punto de partida de un magnífico programa, prólogo reducido de una novela de Umberto Eco, y pantalla de presentación de una investigación profunda. Es de suponer, sin embargo, que para muchos el título de «El nombre de ta rosa» será, sin duda alguna, más conocido en la memoria del buen conocedor. Si bien, como Umberto Eco nos comenta en su novela, «mi novela tenía otro título provisional, que era la abadía del crimen», y es en este instante donde el autor de este vídeo-juego, Paco Menéndez, da rienda suelta a su imaginación para crear este fabuloso programa.

Prevista su aparición en la versión de Amstrad, cabe decir que su conversión a los MSX no desmerece en absoluto respecto al original. Presentándonos una buena portada, se nos recrea en todo momento con la aparición de un buen prólogo, mecanografiándose en un pergamino y un atractiva melodía del siglo X. Puede parecer, incluso, que soportar durante unos minutos la escritura del prólogo, semeje la pesadez de la monotonía continua; aunque es de agradecer que, al pulsar la barra espaciadora, esta pantalla desaparezca y se prosiga con la carga del programa.

De súbito, y de modo similar al de un cambio de escenario sobre una filmación, aparece el protagonista, tú. Fray Guillermo de Occam acompañado inseparablemente de su discípulo.

Y atónito ante la puerta de la abadía, solo franqueando ésta, un alarmado abad nos comunica la noticia tremenda de un extraño suceso sobre un crimen cometido en el lugar que estás pisando.

Originalidad en el hecho del habla de los personajes. Imperativo, ordenes dictaminadas por el abad con sus respectivas normas que nos van dando a entender la serie de impedimentos disponibles a la hora de solucionar este caso. ¿Quién es el culpable?

Antes de llegar a la celda predispuesta para nosotros, se nos exige obediencia absoluta hasta el máximo extremo, y se nos apremia con el tiempo para que lo ocurrido no salga a traslucir con la visita personal de una eminencia.

Bien, asistir a los oficios, respetar el horario de las comidas y permanecer en la celda durante la noche, puede parecer sencillo, pero... nada tan lejos de la realidad. ¿Qué hacer?, ¿Por dónde se comienza? El resto queda para la lógica del jugador.

Como más datos, habría que añadir la estructuración del argumento, basado en el horario que se supone rige en la abadía (maitines, laudes, prima, terca, nona, vespres, completes...), el grafismo barroco y cargado de hasta los más ínfimos detalles, el movimiento técnico y real de las figuras, la dificultad detectivesca y el buen hacer de la trama tan complicada que el propio programador ha querido plasmar de modo unánime al de la novela. Un gran aplauso de admiración y mérito.

Stat rosa prístina nomine, nomina nuda tenemus; he aquí el final.


Guía para acabar el juego

MSX Extra nº42

En nuestro pasado número, Carlos Mesa nos obsequió con un magnífico comentario del juego «La abadía del crimen». En esta ocasión son nuestros amigos de OPERA SOFT quienes colaboran en esta sección incluyendo la agenda de actividades del monasterio. Esperamos que os sirva de ayuda para terminar este apasionante juego de OPERA SOFT.

PRIMER DIA. — NONA: Donde se llega a la Abadía y el Abad, después de dar la bienvenida a Guillermo y su novicio, les acompaña a sus celdas. VISPERAS: Donde se asiste a los primeros oficios y Guillermo observa que uno de los monjes llega a la iglesia por detrás del altar.

SECUNDO DIA. - NOCHE: Donde, mientras se duerme, alguien roba las lentes a Guillermo; que habría de recuperar varios días después. PRIMA: Donde el Abad, muy contrariado, anuncia el descubrimiento del cadáver de uno de los mejores traductores de la Abadía. TERCIA: Donde se tiene la oportunidad de visitar el Edificio y llegar hasta el scriptorium, donde el bibliotecario custodia la entrada a la biblioteca y su ayudante muestra la mesa de la segunda víctima. Sin embargo, vigila para que nadie curiosee en sus cosas. SEXTA: Donde se asiste a la comida, como en días sucesivos, siempre a esta misma hora. NONA: Donde, en un alarde de habilidad, el joven discípulo de Guillermo, logra quitar la llave al bibliotecario, mientras éste le despista. Después se descubre el pasadizo secreto que comunica la capilla con la cocina.

TERCER DIA. — NOCHE: Donde muy aprisa y con suma precaución (para no ser sorprendidos por el Abad), se penetra en el Edificio por la capilla, con la intención de investigar lo que el ayudante del bibliotecario no quería que se viese. Pero al llegar al scriptorium, se descubre que un encapuchado ha cogido el libro; aunque no un manuscrito que había sobre la mesa que, de todos modos, Guillermo no puede leer sin sus lentes. PRIMA: Donde el Abad anuncia la desaparición del ayudante del bibliotecario. TERCIA: Donde el Abad presenta a un venerable anciano que anuncia airadamente la presencia del Anti-Cristo en la Abadía. NONA: Donde, sin nada interesante que hacer, se decide conocer mejor la Abadía y, al llegar a la cocina el pequeño novicio encuentra una lámpara de aceite, que les será indispensable para penetrar en el laberinto.

CUARTO DIA. — NOCHE: Donde se decide entrar en el laberinto y, aunque no se descubre nada interesante, empiezan a orientarse en él. PRIMA: Donde el Abad, muy disgustado por la aparición del cadáver del desaparecido, delega la investigación en Bernardo Güi que llegará esta misma mañana. Sin embargo, Guillermo decide proseguir la investigación por su cuenta. TERCIA: Donde el padre herbolario desvela extraños descubrimientos en la autopsia del tercer cadáver. NONA: Donde Bernardo Gui, con los poderes que el Abad le ha otorgado, confisca el manuscrito a Guillermo y se lo entrega a aquél, quien lo guarda en su celda.

QUINTO DIA. — NOCHE: Donde, debido sin duda a la gracia divina, Guillermo puede coger la llave del Abad, que éste había olvidado sobre el altar. PRIMA: Donde antes de empezar el oficio, el padre herbolario nos revela que ha descubierto un extraño libro en su celda, dejado, sin duda, por el encapuchado la primera noche. TERCIA: Donde, mientras el Abad entretiene a Guillermo, el bibliotecario, que había escuchado la revelación del padre herbolario, lo sigue hasta su celda y lo asesina. Coge el libro y lo encierra con su propia llave. NONA: Donde el Abad, al no haber asistido a la comida el padre herbolario, pide a Guillermo que le acompañe a buscarlo; así se descubre que ha sido asesinado y encerrado en su propia celda. Mientras tanto, el bibliotecario aprovecha para devolver el famoso libro a la habitación secreta de la biblioteca. VISPERAS: Donde el bibliotecario, desoyendo las advertencias sobre el libro, lo ojea. Moribundo regresa a la iglesia, pero pierde por el camino las lentes y la llave robada. Al llegar a los oficios, dice unas extrañas palabras y muere.

SEXTO DIA. — NOCHE: Donde se llega hasta el laberinto para recuperar las lentes en el torreón noroeste y la llave de la celda del padre herbolario, que está sobre el escritorio del bibliotecario. TERCIA: Donde se entra en la celda del padre herbolario y se consiguen sus guantes, como bien había intuido Guillermo, le iban a hacer falta más adelante. NONA: Donde con mucha precaución, se penetra en la celda del Abad y se recupera el manuscrito que da la clave de cómo atravesar el espejo para penetrar en la habitación secreta.

SEPTIMO DIA. - NOCHE: Donde se llega por fin hasta la habitación secreta, donde se encuentra el anciano ciego que hace unas sorprendentes revelaciones que esclarecen todo el enigma. Pero por culpa de la impaciencia, todo termina dramáticamente.

Sistemas


Valoración de La Abadía del Crimen

MSX Extra nº42

  • Presentación: 9
  • Gráficos: 9
  • Movimiento: 9
  • Sonido: 7
  • Adicción: 7
  • Total: 10

Vídeo relacionado