• Videojuegos Retro
soloretro
Cambridge Z88: el ordenador portátil de Clive Sinclair

Cambridge Z88: el ordenador portátil de Clive Sinclair

  • 24 de enero de 2019

De momento, y para asombro de propios y extraños, en ningún sitio se menciona la paternidad del Z88 y no precisamente porque Sir Clive, en esta ocasión, haya querido permanecer en el anonimato. La cosa en mucho más simple que todo eso. Resulta que hace unos meses, cuando Sinclair vendió a Amstrad la marca para la comercialización de los Spectrum, renunció de por vida a poner su nombre en los nuevos aparatos que se le ocurriese inventar. Lo cierto es que Sinclair, como fruto de sus investigaciones, había puesto a punto tres sensacionales inventos.

Por una parte, como algunos de nuestros lectores sabrán, comercializó en Inglaterra un televisor portátil con pantalla de cristal líquido. Por otro lado, puso a punto unas memorias RAM Sinclair de bajo consumo y altísima densidad de almacenamiento (hasta un Megabyte). Por último, con el ZX Spectrum, puso de manifiesto su dominio del micropocesador Z80 y llevó hasta las últimas consecuencias su teoría de que los teclados de goma eran mejores que los tradicionales. Lo cierto es que para Sinclair (y para todos nosotros) había llegado claramente la hora de aunar todos sus esfuerzos tecnológicos en un nuevo producto, e incluso se habló en su momento de un Superspectrum portátil, con pantalla incorporada y una gran capacidad de memoria.

Por desgracia, estos rumores coincidieron en el tiempo con la gran crisis económica de su empresa, que para entonces se empeñaba infructuosamente en conseguir que los inglesitos se movieran por Inglaterra en su particular coche de tres ruedas: eran los tiempos del Sinclair C5. Lo cierto es que Sir Clive vendió todo lo que tenía para hacer frente a sus deudas (hasta su propio apellido) y metió sus proyectos en un baúl a la espera de tiempos mejores.

Meses más tardes, llega hasta nosotros la noticia de la fundación de una nueva empresa, «Cambridge Computer», en la que parece que Sinclair tenía mucho que ver. En su seno se produce el desarrollo y lanzamiento de este nuevo producto claramente sinderiano: el Z88.


¿UN SPECTRUM PARA APLICACIONES SERIAS?

A primera vista podría confundirse perfectamente con un Spectrum. De hecho, muchas de las personas que lo vieron durante la realización de este artículo así lo manifestaron. Sin embargo, no tiene nada que ver con él.

Desde el primer momento, su teclado de goma nos recordaba demasiado al mítico Spectrum (por algo su creador es el mismo), e incluso, en un principio, nos resistíamos a creer que la filosofía que durante tanto artos se ha revelado como excelente para un ordenador de juegos pudiese ahora aplicarse a la informática «seria». Sin embargo, resulta difícil de explicar el extraño placer que se siente al posar los dedos sobre su suave teclado. La presión necesaria para activar las teclas es tan mínima que más que por impulsos mecánicos, da la sensación de estar escribiendo telepáticamente.

En honor a la verdad, hay que decir que en nada se parecen estas teclas a las del primitivo Spectrum.

El propio Sinclair justificaba esta elección en la presentación pública del ordenador diciendo que las teclas eran de goma, principalmente, para conseguir un teclado totalmente silencioso (lo cual es cierto) puesto que pensaba que sería una herramienta de trabajo importante en reuniones, viajes, etc. Razones secundarias son el menor precio y su mejor protección al agua y la suciedad.


UN HARDWARE INNOVADOR

La pantalla, de nueva tecnología SuperTwist, permite una visibilidad bastante aceptable desde muy diversos ángulos. La memoria puede ser ampliada hasta 3 Megabytes de RAM, aunque esta circunstancia, además de resultar bastante cara, consume grandes cantidades de energía, lo que disminuye drásticamente la duración de las batería y por tanto limita su portabilidad y su principal atractivo puede quedar menguado. La duración aproximada que indica el fabricante es de unas 20 horas de funcionamiento autónomo (con una memoria de 40K sin ampliar). Hay que distinguir el funcionamiento autónomo (es cuando estamos usando d ordenador para cualquier tarea), del Standby, es decir, cuando el ordenador permanece apagado pero está consumiendo baterías para mantener los datos almacenados en la RAM.

Estos datos pueden permanecer almacenados cerca de un año. En cualquier caso, el propio ordenador nos advierte, con tiempo suficiente, el momento en que las baterías necesitan ser reemplazadas y la única precaución que hay que adoptar es efectuar la sustitución lo más rápidamente posible (hay un condensador que suministra energía a la RAM durante algunos segundos), traspasar los dalos a una EPROM o hasta otro ordenador mediante la RS232 o, lo más aconsejable, realizar la sustitución manteniendo el ordenador conectado a la red eléctrica a través de su correspondiente fuente de Alimentación. La RAM puede ampliarse hasta un máximo de 3 Megabytes, pudiendo, como es habitual en este tipo de dispositivos, ser grabadas y borradas cuantas veces sea necesario.

El inconveniente es que necesitan una energía permanente para conservar los datos. Como ya hemos indicado, la pila debe ser sustituida cuando nos lo indique el ordenador, bien cada 20 horas si lo estamos utilizando o cada año si se mantiene en estado de reposo. La EPROM, por contra, no se borra ni aunque le falte la energía. Su inconveniente es precisamente éste: no se puede borrar a menos que se extraiga del ordenador y se someta a la acción del borrador de EPROM, lo que originará el borrado total de la memoria. No pueden borrarse ficheros concretos, sino toda la EPROM a la vez. Por último, el Z88 también admite como dispositivo alternativo de almacenamiento de datos la ROM, si bien en este caso suelen adquirirse ya grabadas con programas, utilidades, juegos, etc. y no permiten ni su grabación ni su borrado. De todas formas, el método más seguro y barato de almacenar los datos es, en nuestra opinión, transferirlos a otro ordenador, ya sea un PC, Macintosh, etc. y recuperarlos por el mismo procedimiento cuando resulten necesarios.

Por supuesto, el Z88 puede funcionar con programas comerciales y también con los creados por el propio usuario, ya sea en Basic o en Código Máquina.

Sin embargo, es probablemente el único ordenador del mercado que tiene programas de aplicación incluidos en su sistema operativo, el denominado OZ.


SOFTWARE INCLUIDO

Los programas o utilidades que se incluyen en el propio sistema operativo (FIRMWARE) son los siguientes:

  • PIPEDREAM: Es, con mucho, el más importantes de los programas, no solo por la estructura y potencia del mismo, sino por su propia utilidad. Se trata de una «casi perfecta» combinación entre un procesador de texto y una hoja de cálculo. En cualquier momento o espacio de la hoja, puede utilizarse como procesador de texto u hoja de cálculo.
  • DIARY: Se trata de una agenda electrónica que permite en todo momento llevar un detalle de los acontecimientos y de las cosas que hay que hacer. En ella se pueden guardar los distintos eventos de forma cronológica, y lo que es más importante, se pueden buscar por palabras además de por fechas. Por ejemplo, si tenemos varios sucesos, en distintos días, y que se refieren a «Barcelona», podemos buscarlos por esta palabra, con lo que puede producirse una lista por fechas de todos los eventos relacionados con el nombre «Barcelona».
  • CALENDARIO: Se trata de un calendario perpetuo, en el cual puede consultarse cualquier día de cualquier año. Además, los días en los que, mediante el «Diary», se han especificado eventos, reuniones, llamadas telefónicas, etc. unas marcas triangulares nos lo advierten.
  • FILER: Es el sistema operativo de disco propiamente dicho. Permite copiar, renombrar, borrar, ejecutar y realizar todas las típicas operaciones de manejo de disco, con la salvedad de que el disco, en realidad, no existe. El sistema de almacenamiento, como ya se ha explicado, se basa en memorias «virtuales» que pueden ser manejadas como discos. Pueden ser de tres tipos: RAM, EPROM y ROM.

La gran ventaja de este ordenador es sin duda la portabilidad, y dentro de este terreno para lo que mejor sirve, por lo que hemos podido comprobar, es para procesar textos. Contrariamente a lo que puede suponerse en primera instancia, su teclado resulta comodísimo de utilizar, sobre todo si se habilita la opción «keyclick» que emite un pequeño chasquido cada vez que se pulsa una tecla. Además, no hay que olvidar que existe una versión específica para el mercado español que contiene todos los caracteres castellanos y posibilita la inclusión de acentos, etc. Es una pena que, con el mismo esfuerzo, no se hayan traducido también los menús de opciones de los programas incluidos en el sistema operativo.

De todas formas esto es lo de menos porque, a estas alturas, todo el mundo sabe ya lo que significa LOAD, PRINT y otras palabras por el estilo.


EL Z88 SE CONECTA CON TODO

La gama de accesorios incorporare también es numerosa. Por una parte, tenemos la posibilidad de conectar el Z88 a un PC, un Macintosh, un BBC o un PCW. Esto permite la transferencia de datos entre estos ordenadores y el Z88. Por supuesto, estos datos pueden ser textos, ficheros ASCII o binarios, de hoja de cálculo, etc. El transporte y adaptación de los datos es posible gracias a unos cables que utilizan los puertos RS232 de estos ordenadores y a un software que acompaña a estos conectores.

Permite el intercambio de datos con procesadores de textos como McWrite o Wordstar o con hojas de cálculo como LOTUS 123 o Excel. Lo hemos probado y aunque algo lenta, la importación-exportación de los datos es totalmente eficaz.

El BASIC que lleva incorporado es el de BBC y tiene también la posibilidad de ser programado en Código Máquina desde el propio BASIC gracias a un comando especial que ensambla a Código Máquina los nemónicos previamente tecleados desde BASIC.

Para terminar, reconocer que se trata sin duda de una nueva experiencia el poder escribir un texto mientras se viaja en un taxi, está uno en la bañera o se encuentra en la cama apurando los últimos momentos del día. También vale perfectamente para el campo y la playa (lo decimos por experiencia).

Es interesante destacar que toda esta prueba se ha escrito íntegramente haciendo uso del procesador de textos incorporado en el propio «firmware» del Z88, transfiriéndose posteriormente a un PC y a una filmadora Compugraphic.

Asimismo, se ha redactado en los lugares que se citan y en los que por supuesto, no tienen ninguna posibilidad el resto de los ordenadores.


Reseñas del Z88

Amstrad Semanal nº81

Z88, el último ordenador de Sir Clive Sinclair, tiene todas las características del Radio-Shack M100/M102, pero es bastante más barato.

Con el mismo tamaño que el Tandy, lleva un microprocesador Z80 de 32 K de RAM, ampliables a 3 Megabytes por medio de unos cartuchos de 32 en 32 K, o 128 K y 1 Megabyte, que se conectan al panel frontal de la máquina.

Los datos se almacenan a través de una memoria EPROM y su lenguaje nativo es el BBC Basic.

Tiene una pantalla LCD (pantalla plana de cuarzo líquido) de ocho lineas por 80 columnas que muestra el texto en el centro, entre un menú de opciones y la representación de la página. Lo más original de este nuevo ordenador es su teclado de membrana con teclas de silicona dura.

Breve reseña, merecido homenaje, reconocimiento al padre del Spectrum: el nuevo ordenador personal diseñado por Sir Clive Sinclair, el portátil Z88, ya está a la venta en España. Sus distribuidores. Sus características más importantes: 32k RAM, pantalla cristal liquido, almacenamiento de datos en cartuchos EPROM y compatibilidad IBM. Por cierto, el precio de la máquina es de unas 77.000 ptas.


Microhobby nº150

Sir Clive Sinclair, con el que tuvimos ocasión de charlar unos minutos, presentaba en la PCW su nueva y genial creación, primera bajo la recientemente creada compañía Cambridge Computer LTD: el Z88. Se trata de un ordenador portátil del que ya hemos hablado en nuestras páginas y que tiene la particularidad de ser el más pequeño de los portátiles hasta ahora existentes, cabe realmente en cualquier sitio y, lo más importante, sus posibilidades no están limitadas a los programas y hardware del ordenador, ya que mediante un ingenioso sistema de comunicaciones, puede conectarse a ordenadores mucho más potentes que sean compatibles PCs. Esto permite añadir información generada en el transcurso de viajes, reuniones, etc. a hojas de cálculo, procesadores de texto, o bases de datos residentes en ordenadores más potentes. También permite comunicarse con ellos mediante modem y puede imprimir en cualquier impresora vía RS232.

El propio Sinclair, tras justificar el teclado de goma con objeto de conseguir un silencio absoluto en su manejo (no hay que olvidar que la principal aplicación de un portátil es trabajar en los viajes, reuniones y otros lugares donde cualquier ruido podría molestar), explico que su producto es claramente distinto de lo que existía hasta ahora y que no hay ningún ordenador portátil que ofrezca un tamaño, peso y prestaciones similares, con todo el software incluido y que cueste sólo 287,5 libras (unas 57.000 ptas.).

Microhobby nº127

Z-88, el ordenador portátil presentado por Sir Clive Sinclair en el mes de febrero en la «Which Computer Show». está sufriendo un retraso y se espero que no empece a fabricarse hasta finales de mayo igualmente el Modem y que saldrá o la venta con el Z-88, también deberá esperar unas 6 u 8 semanas para salir al mercado. Otro punto de controversia o cerca de esta máquina es que su venta se efectuará por correo, con todos los problemas de pérdidas y retrasos que esto implica.


Microhobby nº149

Uno de los principales protagonistas de la recién terminada feria PCW Show de Londres ha sido, sin lugar a dudas, el controvertido y siempre polémico Sir Clive Sinclair, quien, después de haberse tenido que tragar lo indignación de ser comprado el año pasado por su gran rival Amstrad, ha vuelto a subirse al escenario de la informática con lo presentación de un nuevo ordenador: El Z88. Este ordenador portátil ha despertado un gran interés tanto en los distribuidores británicos como en los europeos —entre ellos alguna compañía española—, quienes claramente han demostrado la intención de comercializarlo en sus respectivos países.

La carrera por los derechos de distribución en el Reino Unido de Cambridge Computer Limited, el nuevo nombre de la compañía de Sir Clive Sinclair, lo ha ganado finalmente Northomber PLC. David Phillips, director gerente de dicha compañía ha manifestado que: «Nos complace enormemente asociarnos con CCL y el Z88, el cual considero un excelente producto que se venderá extremadamente bien, especialmente en los sectores de negocio y comercio, donde tiene numerosos aplicaciones». El Z88 se puede comprar ya en las tiendas especializados de todo el país al precio de 290 libras. Este ordenador es más pequeño que un folio de papel, tiene un grosor de 2 cm y pesa menos de un kilo, lo que le hace realmente portátil y resulta ideal para aplicación en la que una persona dada necesite la ayuda de la informática en cualquier instante y en cualquier lugar. El Z88 viene provisto de varios programas de aplicaciones tales como procesadores de textos, hojas de cálculo o bases de datos, del mismo modo que igualmente puede ser utilizado como calculadora, agenda, despertador, calendario o reloj (¿se puede pedir algo más?). Por otra porte, su avanzada pantalla LCD le proporciono un área de trabajo de ocho líneas, coda una con 94 caracteres, que se expone horizontalmente en la pantalla, facilitando lo visualización simultánea de un considerable número de datos.

Microhobby nº130

El microprocesador portátil de Sir Clive Sinclair, el Z88, sigue sufriendo retrasos en su producción, y se espera que los primeros plazos no sean entregados hasta mediados de mayo. Sin embargo, Sinclair está comenzando a plantearse lo posibilidad de vender su ordenador en las tiendas, dejando a un lado lo anterior teoría de venderlo solamente por correo.

Estos retrasos están debidos, aparentemente, a algunos problemas que se están produciendo con el software, los cuales se espera que se resuelvan en breve.

Microhobby nº118

«Sir Clive Sinclair» está haciendo grandes esfuerzos para entrar de nuevo en el mundo de los ordenadores. Su primera medida será introducir el Z-88, un ordenador portátil que representa su vuelta al mercado desde el traspaso de su compañía a Amstrad en abril del año pasado. E! Z-88 ha sido diseñado por «Cambrigde Computer», la nueva compañía de Sinclair. Tiene 2,5 cm de grosor, pesa menos de un 1Kg, el tamaño del teclado mide aproximadamente 30 cm. El fabricante de este ordenador es Thorn Emi y estará acompañado de software, especialmente diseñado para la nueva máquina y compuesto por un procesador de textos, hoja de cálculo, base de datos, agenda y un libro de direcciones. Todavía no se ha fijado el precio concreto, pero se calcula que costará alrededor de 200 libras, 100 libras menos que su competidor más importante, el Tandy-100.

Amstrad Semanal nº98

Por fin, tres meses después de ser anunciado, ha empezado la distribución del ordenador portátil Z88 de Sir Cive Sinclair.

Sinclair comunicó que la venta empezó el sábado pasado y que la entrega de pedidos comenzará dentro de dos semanas. Esta declaración podría significar que la larga espera de los clientes que encargaron el Z88.

El Z88 no ha logrado mantener las fechas de distribución organizados, y Sir Ciive Sinclair ha explicado que la gran variedad de problemas que se le han presentado ha oscilado desde errores en el software a demoras en la comprobación oficial del módem.

Este asunto del Z88 le ha gestado, tanto a Sir Clive, personalmente, como a su compañía, Cambridge Computers, una considerable cantidad de duras críticas de todo el país, por lo que no se puede decir que el genio Sinclair haya vuelto con buen pie al mundo de lo microinformatica.


Entrevista a Clive Sinclair

No cabe duda de que una de las personalidades más famosas de la industria de los microordenadores es Sir Clive Sinclair. Sin embargo, a pesar de su popularidad, continúa siendo un hombre callado e introvertido, por lo que el haber conseguido «arrancarle» unas palabras representa un auténtico mérito.

Sir Clive alcanzó el éxito en los primeros años de esta década al inventar y, consecuentemente, lanzar al mercado una serie de microordenadores a un precio extremadamente barato, por lo que está considerado como uno de los auténticos artífices del acercamiento e introducción de la informática en los hogares europeos.

El primer ordenador que puso a la venta en el entonces aún incipiente mercado fue el ZX80, seguido, con apenas un año de separación, por el ZX8I, ordenadores que en su época supusieron una auténtica revolución en el ámbito de los ordenadores domésticos y se puede decir que la mayoría de los que hoy son considerados como los mejores programadores de juegos comenzaron a dar sus primeros pasos en !a informática con alguno de estos micros.

Sin embargo, el modelo con el que Sinclair rompió todos los moldes establecidos y consiguió batir todos los récords de ventas fue, por supuesto, el Spectrum, ordenador que incluso hoy día, y a pesar del tiempo transcurrido, continúa siendo uno de los más populares del mundo. Sus modelos han ido modificándose y mejorándose con el paso del tiempo, adaptándose a las nuevas necesidades del mercado, pero su filosofía aún permanece inalterable.

Al Spectrum le siguió el Sinclair QL, el cual, a pesar de su indudable calidad, no llegó a alcanzar un excesivo éxito comercial. Posteriormente, y saliéndose por completo del ámbito de la informática, Sir Clive invirtió una gran cantidad de dinero en el proyecto C5 —un triciclo eléctrico que funciona con baterías— que resultó ser un verdadero desastre financiero tanto para Sir Clive, personalmente, como para su, hasta entonces, saneada empresa.

Amstrad, la compañía con la que Sinclair mantenía una estrecha competencia, intervino en el asunto, y consiguió comprar Sinclair Research Limited a un precio auténticamente de ganga. El resto de la historia ya es de sobra conocida por todos.

Sin embargo, Sir Clive no está dispuesto aún a pasar a la historia de la micro-informática y, resurgiendo de sus cenizas, ha vuelto a presentar en el mercado un nuevo modelo de ordenador personal: el Z88.

Su nueva compañía, bautizada con el nombre de Cambridge Computers LTD., tenía un gran stand en la reciente PCW Show de Londres, y Sir Clive, que estuvo en todo momento presente en la feria, mantuvo con MICROHOBBY una breve entrevista.

—¿Sabe que una compañía española, Investrónica, está produciendo actualmente una réplica del Spectrum en nuestro país? ¿Tiene algún comentario que hacer al respecto?

—He oído rumores relativos a este asunto, pero, por desgracia, no conozco detalles más concretos al respecto. De cualquier forma, nosotros vendimos los derechos del Spectrum a Amstrad, por lo tanto es asunto de ellos y yo no puedo intervenir en el tema.

—¿No le preocupa entonces saber que alguien está produciendo una réplica de una máquina original suya?

—No sé si «réplica» es la palabra adecuada, porque Investrónica solía producir nuestras máquinas siempre en España, pero, debido al hecho de que no estoy bien informado, prefiero no profundizar en el tema.

—¿Tiene planes de introducir su nuevo ordenador, el Z88 en España?

—Desde luego, de hecho hemos hablado con varías compañías españolas hoy en la feria, y esperamos llegar pronto a un acuerdo que permita al público español poner sus manos en nuestra última aventura. Me temo que no puedo dar el nombre de estas compañías porque las conversaciones han sido mayormente tentativas y no se ha acordado nada definitivo, pero esperamos concretar antes de Navidad.

—Gracias, Sir Clive, esperamos ver pronto su Z88 en España.

—Lo mismo digo.


Z88: El nuevo ordenador de Sinclair

Microhobby nº127

Clive Sinclair, el genio temerario, nunca se rinde. Haciendo gala de su inagotable espíritu de lucha y olvidando pasados fracasos, vuelve a la primera plana de la actualidad microinformática con el lanzamiento de un nuevo ordenador personal: el Z88.

El Z88 es el primer producto que Sir Clive lanza al mercado desde que, por motivos económicos, vendiera su propia compañía, Sinclair Research, a Amstrad Consumer Electronics. El proyecto de diseñar un ordenador portátil comenzó con un prototipo que respondía al nombre de Pandora, pero cuyo resultado definitivo ha sido este Z88, el cual ha sido presentado durante el pasado mes de febrero en la Which Computer Show de Londres.

Siguiendo la filosofía de Sinclair iniciada con el Spectrum y el QL, el nuevo micro posee las mismas características que sus populares predecesores, es manejable, es barato y es negro. Sin embargo, en cuanto a las especificaciones técnicas de la máquina, poco o nada tiene que ver con los anteriores modelos. Éstas son las siguientes:

  • MEMORIA: 32 K de RAM, de las cuales están disponibles alrededor de 15 K. Esta memoria puede ser ampliada con un máximo de tres cartuchos de 32 K o 128 K, que permiten disponer de un total de 416 K. En breve estarán disponibles otros cartuchos de 1 Mbyte que podrán proporcionar hasta 3 Mbytes de memoria.
  • ALMACENAMIENTO DE DATOS: el soporte para el almacenamiento de datos es diferente a los sistemas tradicionales de disco, cassette o microdrive. El Z88 lleva unos cartuchos EPROM (Erasable Programmable Read-Only-Memory), que proporcionan un rápido acceso y una gran fiabilidad. El contenido de estos cartuchos se almacena automáticamente cuando se desconecta el ordenador. La memoria disponible con estos cartuchos es la especificada en el apartado anterior.
  • PANTALLA DE CRISTAL LÍQUIDO: al estilo de las calculadoras programables, el Z88 lleva incorporada una LCD de una excelente visibilidad y en la que se presentan, además de un área de display de 8 líneas de 80 caracteres, un pequeño menú formado por 7 funciones (cursor, edit, print...) y una sección de información adicional del estado de la máquina (energía de las baterías, etc.).
  • PORT RS232: conexión para impresoras en serte. Conexión para intercambio de información de textos y datos desde discos de 5 1/4 y 3 1/2" en formato compatible IBM. Es decir, que permite cargar en el ordenador información que previamente haya sido grabada desde cualquier programa IBM, tales como Wordstar o Lotus 1, 2, 3. Transmisión de datos vía MODEM.
  • SISTEMA OPERATIVO: CMOS Z80, una versión renovada del Z80 diseñada por Cambridge Computer Ltd. y adaptada por Protechnic Ltd.
  • FUENTE DE ALIMENTACIÓN: adaptador a la red opcional o 4 baterías con autonomía para 20 horas de utilización.
  • DIMENSIONES: 11 1/2" x 8 1/4" x 7/8".
  • PESO: menos de 500 gramos.
  • OTRAS ESPECIFICACIONES: aplicaciones especificas para procesamiento de textos con múltiples funciones de ayuda y diferentes tipos de letras. Selección de bases de datos, diario, calendario, reloj, calculadora y alarma. Por el momento, este nuevo ordenador tan sólo puede ser adquirido por correo previa petición expresa a Cambridge Computer Ltd. y el precio de la configuración básica es de unas 230 libras (alrededor de las 46.000 pesetas). El resto de componentes oscilan entre las 2.000 pesetas de los cables de impresora, las 10.000 de los cartuchos de 128 K de RAM y EPROM y las 20.000 pesetas del MODEM.

Sin embargo, el Z88 no ha comenzado a ser distribuido y nadie lo tiene en su poder, por lo que es imposible hablar del resultado real de la nueva máquina o de los detalles específicos de su funcionamiento. Aún habrá que esperar algunas semanas para ver si Sir Clive ha vuelto a diseñar una genialidad como el Spectrum o si, simplemente, se ha quedado en un engendro como la moto C5. De momento, depositamos en él nuestro voto de confianza.