• Videojuegos Retro
soloretro
Entrevista a Paco Pastor: La oferta de dos por uno de ERBE

Entrevista a Paco Pastor: La oferta de dos por uno de ERBE

  • 17 de agosto de 2019

El año pasado ERBE tomó una decisión —la bajada de precios hasta las 875 pesetas—, que consiguió que algunos se sorprendieran, que otros les calificaran casi de locos y que los más, los usuarios, pudieran por fin congratularse de que alguien se preocupara por ellos y por sus sufridos bolsillos. Esta nueva promoción es muy posible que provoque las mismas reacciones, pero, una vez más, serán los compradores los que saldrán directamente beneficiados, al menos, por este mes.

Pero son las grandes compañías las que toman las grandes decisiones, y ERBE vuelve a la carga con otra oferta que se llevará a cabo durante este mes de marzo: dos por uno; compra un programa y llévate otro.

Nada más conocer ta noticia nos apresuramos a ponernos en contacto con los responsables de dicha distribuidora española, fue su director, Paco Pastor, quien se ofreció a responder a nuestras preguntas. Éstas fueron sus sabrosas declaraciones:

—¿En qué va a consistir exactamente esta oferta y cuál va a ser su duración?

—Bueno, este dos por uno, va se exactamente eso, por cada programa que se compre del catálogo de ERBE se tendrá derecho a otro título de nuestro catálogo, es decir, que cada juego pasará a costar uns 437 pesetas aproximadamente. Esta oferta será válida desde el 1 al 31 de marzo ambos inclusive.

¿A qué tipo de títulos afectará esta medida?

—Estarán incluidos todos los títulos de nuestro catálogo, ya sean novedades o programas más antiguos, y dentro de todos los sistemas en que hayan sido editados (Spectrum, Commodore, Amstrad o Msx), siempre que estén disponibles en cassette. Desgraciadamente, los programas en diskette no han podido ser incluidos debido al alto coste de este formato.

—¿Cuáles son los motivos que os han llevado ha tomar esta decisión?

—Bien, como todos recordaréis, el año pasado tomamos una decisión que fue considerada revolucionaria dentro del mercado del software y que redujo los precios de nuestros títulos hasta la por aquel entonces impensable cifra de 875 pesetas. Aquella decisión fue tomada a pesar de saber que sólo podía acarrear dos consecuencias: o bien conseguíamos crear de una vez por todas un mercado estable para el software en nuestro país, o bien la piratería continuaba siendo la principal fuente de venta de programas y nosotros desaparecíamos. Y todo dependía de la acogida que dispensaran los usuarios a aquella bajada. Afortunadamente la respuesta obtenida fue extraordinaria hasta el punto de que las ventas de software se multiplicarán por siete. Nuestra intención, por tanto, es agradecer de alguna manera el apoyo que el público nos ha dispensado y queremos que esto quede muy claro, esta oferta no responde a intereses comerciales sino simplemente a una iniciativa de cara al usuario.

¿Cómo es posible llevar esto a cabo?

—Si os referís a cómo es posible desde el punto comercial os diré que es francamente difícil, incluso es posible que perdamos dinero con esta iniciativa. Para que os hagáis una idea os diré que en ERBE solemos facturar unos 150.000 programas al mes; con esta oferta es posible que doblemos esta cantidad y lleguemos a facturar 300.000, aunque para ello habremos tenido que regalar otros 300.000 lo que puede suponer unos 30 millones de pesetas en regalos, pero repito que el aspecto comercial no es nuestra principal preocupación.

—¿Crees que este tipo de medidas contribuirán a que la piratería desaparezca de una vez por todas?

Bueno, la verdad es que creo que la piratería es un problema al que nunca podremos encontrar un final. Para que os hagáis una idea del problema os diré que cuando nosotros empezamos a distribuir, de cada 100 programas que tenía un chaval en su casa tan sólo cuatro o cinco eran originales. Tras la reducción de precios que eprendimos el año pasado conseguimos que esta cifra se elevara hasta el 30 ó 40 por 100, pero como veis de estas cantidades se desprende que este problema está aún lejos de solucionarse.

Como veis la conversación fue corta pero de gran interés, y a falta de saber cuáles serán los resultados de la oferta, nosotros, como parte interesada en todo aquello que tenga que ver con el software, tenemos que decir que nos parece que hacen falta más medidas como ésta, tomadas de cara a beneficiar directamente a aquellos sin cuyo apoyo, el mundo del software dejaría de existir: los usuarios.