• Videojuegos Retro
soloretro
Xarq - Amstrad CPC de Electric Dreams (1986)

Xarq - Amstrad CPC de Electric Dreams (1986)

  • 23 de octubre de 2019

La misión consiste en inundar los canales «Zimmerman» y, con esto, inutilizar el reactor principal. Pero, como toda tarea, esta tiene su dificultad, que en nuestro caso consistirá en superar los sistemas de defensa y reparación — ambos automáticos y fuera de control— que posee el complejo técnico de Xarq.

Índice


Ficha de Xarq

Videojuego: Xarq

Sistema: Amstrad CPC

ELECTRIC DREAMS

Programadores: Ramjam Corporation (Tony Barder, Simon Dunstan, Nick Cooke)

Año: 1986


Análisis de Xarq

Amstrad Semanal nº73

El sistema de defensa consta de poderosos cañones costeros, minas acuáticas y misiles teledirigidos. Estos últimos son los más peligrosos, debido a que aparecen de repente y son difíciles de esquivar, puesto que llevan cabeza rastreadora.

Para enfrentarnos a estos peligros, disponemos de una super avanzada cañonera «Hidroboat», dotada de un «Hyperatom», sistema de propulsión desarrollado para la misión, además de estos sistemas de defensa y ataque: Láser. El láser es rápido y certero.

Misiles teledirigidos. Para utilizarlos deberemos pulsar la tecla "G" del ordenador de la nave y, posteriormente, dirigir el misil a la izquierda o a la derecha, según queramos. Mortars. En este caso deberemos pulsar la tecla "M" y con el botón de fuego controlar el mortar.

Cargas de profundidad. Estas sirven para defendernos de los submarinos.

Para arrojar las cargas, debemos pulsar la tecla "D".

Los canales «Zimmerman» rodean concéntricamente al reactor central. Para inundarlos, deberemos romper las luces que están al lado de las puertas de cada sección que, según su color, nos indicaran donde nos encontramos, de esta manera:

  • Luces blancas y azules. Están sobre la estación de reparaciones.
  • Luces verdes y negras. Indican el campo, el lugar donde se hallan los generadores láser.
  • Luces púrpuras y negras. Indican corrientes de campos de fuerza.

Esta es la trama de un juego en el que lo más destacable seria el movimiento.

Gráficamente es un tanto abigarrado de lineas y colores.

En el fondo, este juego de Electric Dreams, que distribuye Proein, S.A., no es sino uno más de los dedicados a darle gusto al gatillo del joystick y a demostrar la habilidad en esquivar misiles y demás armamento enemigo. Si bien esto es entretenido, ya es un tema muy abordado y, para sorprendernos, este tipo de juegos deberán tener en el futuro una calidad gráfica, así como un movimiento y un sonido, cada día mas altos.


Reseñas de Xarq

Amstrad Acción

De lo primero que nos percatamos cuando empezamos a jugar con Xarq, es de que es un juego corto. Me refiero a que la primera partida no os va a durar mucho más de dos o tres minutos y tampoco es que sea un juego difícil, sencillamente, la primera vez que se ve, desconcierta un poco.

A bordo de nuestra nave, Nik-Nik. deberemos penetrar en la fortaleza enemiga y destruir el generador central de energía. Pero como es lógico los defensores de la fortaleza no son tontos y su sistema defensivo es excelente. Cohetes, misiles y láser se abatirán sobre nosotros en cuanto nos pongamos en su punto de mira. Nuestra nave especial fuera-borda Nik-Nik, ha sido creada expresamente para esta misión y por lo tanto equipada con las armas más sofisticadas morteros, misiles teledirigidos, granadas submarinas y lásers. Sin embargo esto no es suficiente, la destreza del piloto de la nave debe de ser excepcional.

Gráficamente hablando, Xarq no es ninguna genialidad pero está bien, los colores son acertados. El movimiento es rápido aunque no muy preciso. Los efectos sonoros tampoco se han dejado de lado. En general Xarq es un programa con el que hay que jugar varias veces para empezar a enterarse de qué va el asunto, sin embargo una vez dentro del juego, puede llegar a apasionar.

Amstrad Semanal nº68

Proein, S.A. distribuye en España este juego de Electric Dreams en el que se tiene que destruir una base autoasistida en el planeta Xarque. En los últimos 30 años se ha convertido en un autentico laberinto de acero y silicio llamado Xarq. Su programación esta deteriorada y el reactor nuclear, que a empezado a acumular energía, puede arrasar el planeta en cualquier momento.

Para lograr tu objetivo dispones de una nave con láser, misiles teledirigidos, y cargas de profundidad. Como en todos los arcanos tienes una serie de teclas con las que puedes acelerar, frenar, dirigirte a derecha o izquierda, disparar o hacer una pausa.

Sistemas


Valoración de Xarq

Amstrad Semanal nº73

  • Originalidad: 4/5
  • Gráficos: 3/5
  • Movimiento: 3/5
  • Sonido: 3/5
  • Dificultad: 4/5
  • Adicción: 2/5