• Videojuegos Retro
soloretro
Highway Encounter - Amstrad CPC de Vortex Software (1985)

Highway Encounter - Amstrad CPC de Vortex Software (1985)

  • 8 de enero de 2020

La columna de incansables robotrones, camina en perfecta formación por la autopista de la muerte.


Ficha de Highway Encounter

Videojuego: Highway Encounter

Sistema: Amstrad CPC

Vortex Software

Programadores: Mark Haigh-Hutchinson, COSTA PANAYI

Año: 1985


Análisis de Highway Encounter

Amstrad Semanal nº20

La columna de incansables robotrones, camina en perfecta formación por la autopista de la muerte.

Programados para cumplir su misión, uno tras otro van cayendo, impasibles los restantes compañeros continúan su marcha hacia la base Alfa.

Todo empezó aquel día en el que el supremo Simonsen, toma la tajante decisión de reducir a cenizas la base Alfa.

Esta base, es la sede de los terribles devoradores de chatarra, monstruos insaciables, con formas dantescas que vigilan el camino de acceso a la misma.

Esta senda, conocida como la autopista de la muerte es una vía totalmente rectilínea, que une las tierras bajas de Gorf con las altas planicies de Kemston, donde las plantas y los arboles han sido exterminados para depositar en su lugar, los elementos mecánicos que produce la inalcanzable base.

En sus inmediaciones, está la plantación de ojos mecánicos, dispuestos a ser activados en cualquier momento.

Simonsen el grande ha tornado esta tajante decisión, porque ve incrementarse día a día el poderío y la producción de ojos mecánicos de la factoría, temiendo una inminente invasión.

Ante estas circunstancias extremas, decide dar un golpe de mano, antes de que sea demasiado tarde y su reino sea invadido y transformado en otra factoría de ojos.

Simonsen, para llevar a cabo su plan, selecciona a los cinco ejemplares más perfectos de su factoría de robotrones, botes que se encargan de mantener con vida al país y abastecer el palacio presidencial.

Para su importante misión, los programadores hacen un esfuerzo especial y modifican las tarjetas de operación de los mismos.

El nuevo programa solo dice avanzar o morir y esta estructurado con la férrea disciplina militar.

Guardando estricta formación, los robotrones deben avanzar por la pista; en cabeza el cabo robotrón y detrás en columna el resto de la tropa.

Todo el desgaste y el peso de la lucha, lo lleva el cabo, este combatirá hasta la muerte, mientras tanto la tropa viaja detrás, cubiertas del fuego enemigo por el cabeza de formación, esperando el momento de entrar en acción cuando este caiga.

Hasta ese momento, solo se ocupan de empujar la tetrabomba que deben depositar en la base.

Introducidas las tarjetas de proceso, los robotrones son transportados hacia el final de la autopista y abandonados a su suerte.

Ahora todo depende de su fuerza y empuje, la columna se dirige hacia el primer escoyo, la muralla de bidones, nuestros botes se abren paso entre ellos y encuentran al primer ojo mecánico.

En las siguientes zonas, nos movemos de sorpresa en sorpresa, cada una posee sus propios peligros y moradores peculiares.

Las antorchas letales, prismas cristalinos, columnas vulnerables a nuestros disparos, prismas pétreos, estrellas de la muerte, robots boca y platillos flotadores, son algunos de los peligros y objetos que nos pueden aniquilar, o de los cuales podemos sacar algún partido en nuestro beneficio.

Llegar hasta la base Alfa no es cosa fácil, en el camino hacia ella muchos de nuestros androides caerán, e incluso nos quedaremos a la puerta de la misma, sin poder alcanzar nuestro objetivo.

En esta ocasión Vortex, nos deleita con uno de sus maravillosos juegos.

Los que hayan tenido contacto con el spectrum, quizás hayan oído hablar del Tornado Low Level, o más posteriormente del fabuloso ciclón.

Todos los productos de esta casa, se caracterizan por el uso en los gráficos, de la representación plana tridimensional.

En este campo, Vortex ha conseguido verdaderos logros, extendiendo hasta limites insospechados, las posibilidades del Spectrum.

Highway Enconunter, mejora notablemente los resultados anteriores de la casa, consiguiendo unos gráficos claros, con una animación suave y muy bien conseguida.

El decorado de las distintas pantallas, está realizado con un cuidado exquisito, transportándonos a una era mecánica, donde los robots y distintos seres mecánicos, son protagonistas principales.

Descubrir nuevas pantallas, según avanzamos hacia la fatídica zona cero es una completa gozada.

Un digno exponente de la nueva generación de software.

Amstrad Semanal nº17

Vortron es el robot guía de la expedición de botes andantes, que desafiando los más inesperados peligros deben llegar a la base Alfa, para colocar la bomba tetranuclear que transportan y destruir la amenaza de los terribles devoradores de chatarra espacial que la ocupan.

Tanto los enemigos como los decorados que constituyen las distintas pantallas por las que transcurre la acción, están realizados con una gran técnica de dibujo y un esmerado efecto de movimiento.

Los distintos objetos móviles que jalonan el recorrido por las distintas fases; bidones, bloques de hormigón, etc. Son muy útiles para defendernos de los ataques de elementos extraños, y sirven para evitar que nuestro camino se vea interrumpido por las estrellas mortíferas, que reducen a chatarra nuestra formación de Vortones.

Cada zona de tránsito esta habitada por sus peculiares moradores y para llegar a la zona cero, donde se encuentra la base, veremos morir a varios de nuestros compañeros de formación. Basta solamente con que uno de ellos empuje la tetrabomba dentro de la base y la misión estará cumplida.

Serie

Sistemas


Valoración de Highway Encounter

Amstrad Semanal nº20

Muy Bueno

  • Originalidad: -
  • Gráficos: -
  • Movimiento: -
  • Sonido: -
  • Dificultad: -
  • Adicción: -