• Videojuegos Retro
soloretro
Frankie goes to Hollywood - Amstrad CPC de Ocean (1986)

Frankie goes to Hollywood - Amstrad CPC de Ocean (1986)

  • 22 de diciembre de 2019

El camino para conseguir entrar en la cúpula del placer es largo y lleno de dificultades; en primer lugar, deberemos desarrollar al 100 por 100 nuestra personalidad, luego, encontrar la puerta que conduce a la experiencia suprema.


Ficha de Frankie goes to Hollywood

Videojuego: Frankie goes to Hollywood

Sistema: Amstrad CPC

Ocean

Programadores: JOHN GIBSON, BOB WAKELIN

Año: 1986


Análisis de Frankie goes to Hollywood

Amstrad Semanal nº39

El camino para conseguir entrar en la cúpula del placer es largo y lleno de dificultades; en primer lugar, deberemos desarrollar al 100 por 100 nuestra personalidad, luego, encontrar la puerta que conduce a la experiencia suprema.

Frankie, un amigo de toda la vida, nos ofrece la increíble posibilidad de viajar desde nuestro mundo, a la cúpula del placer.

Lo que allí nos aguarda, sobrepasa a cualquier experiencia, pudiendo sentir en nuestro cuerpo el placer supremo ante esta posibilidad. ¿Qué ser humano puede resistirse?

Como si de un pacto con el diablo se tratase, aceptamos enseguida, deseosos de alcanzar la experiencia más grande y enriquecedora de nuestra vida.

Pero una persona normal, no puede ni esperar de lejos la posibilidad de alcanzar la cúpula del placer; para ello debemos desarrollar al máximo los cuatro elementos que componen nuestra personalidad.

Estos, sintetizados en el sexo, el poder, el amor y la religión se desarrollan a base de nuestra experiencia, adquirida en el camino de la búsqueda del placer.

Para ello, Frankie vigila constantemente nuestros pasos premiándonos con unidades del placer, según progresamos en el desarrollo de los factores determinantes de nuestra personalidad, o resolvemos las tareas que nos encomienda.

Frankie nos puede encomendar, desde la cosa mas fácil y simplona, hasta resolver complicados enigmas de inteligencia y habilidad.

Una vez que las barros que representan el estado de los cuatro aspectos de nuestra personalidad, han llegado al nivel mas alto y hemos conseguido un total de 99.000 unidades de placer (99 por 100 de una persona completa), podemos buscar la puerta que conduce hacia la experiencia suprema.

Nuestra aventura empieza en un suburbio de las afueras de Hollywod, hemos llegado allí sin saber nada y debemos movernos en alguna dirección.

Como el mejor modo de desarrollar nuestra personalidad es la experiencia, debemos recorrer las calles, entrando en las distintas casas que nos rodean.

En ellas encontraremos los objetos que nos ayudaran a realizar ciertas tareas.

Debemos movernos por las distintas estancias, investigando y tocando todo lo que tengamos a nuestro alcance; abriendo armarios, cajones y demás encontraremos unidades que incrementarán alguno de los aspectos de nuestra personalidad edemás de discos, comida. Llaves y demás elementos útiles en el juego.

Solamente podemos llevar a la vez ocho objetos, por lo cual debemos seleccionar lo que llevamos encima, una vez que nos deshacemos de uno de ellos, no podemos usarlo después.

De estar forma recorreremos los aspectos de la vida diaria, hasta que nos vemos envueltos en el caso de asesinato.

En una habitación encontramos un cuerpo sin vida; Frankie nos encomienda la tarea de descubrir el asesino.

Resolver este misterio, es un proceso de eliminación, debemos encontrar las 23 pistes que nos llevarán a descubrir el asesino entre los sospechosos; si cometemos la torpeza de equivocarnos tendremos que empezar el juego desde el principio.

En nuestro recorrido por las distintas habitaciones, podemos tocando determinados objetos, descubrir los corredores del poder que nos transportaran a fases arcades en las que podremos desarrollar nuestra personalidad: la sola de las terminales, el mar de hoyos, la sola cibernética, ataque aéreo sobre Merseyside, la habitación ZTT, las cabezas parlantes, el tiro al blanco y la habitación de la guerra.

Utilizar estos corredores con habilidad, y saber donde se encuentran nos ayudará en gran medida a conseguir conseguir el éxito, descubrir donde se encuentra la puerta que conduce al centro de la cúpula del placer.

Dentro de la cual, se encuentran la variedad de juegos que debemos completar; nos encontramos en el mundo de la mente y el éxito requiere experiencia e inspiración.

En «Frankie goes to Hollywood», se han unido las fases de búsqueda a través de las distintas calles y habitaciones, con fases arcades en las que podemos incrementar nuestra puntuación.

Para la selección y recogido de objetos, se ha utilizado un método totalmente gráfico y de uso intuitivo, basado en los famosos iconos.

Tirando hacia atrás del joystick y pulsando simultáneamente el botón de disparo, aparecerá en la pantalla un área, que se expande hasta ocupar un rectángulo, donde se encuentran los objetos que llevamos encima.

Para seleccionar uno de ellos solamente tenemos que dirigir el cursor sobre el y pulsar el disparo; así de fácil.

Lo mismo ocurre cuando aparece cualquier mensaje en la pantalla o cuando pasamos por algunos de los corredores del poder, que nos llevan a las fases arcades.

Los gráficos de las distintas habitaciones y suburbios son coloristas y descriptivos, utilizando el modo 2 de 16 colores.

Un juego de largo duración, en el que descubrir la utilidad de los objetos y los corredores secretos, son de vital importancia para alcanzar la experiencia supremo, la Cúpula del Placer.

Sistemas


Valoración de Frankie goes to Hollywood

Amstrad Semanal nº39

Bueno

  • Originalidad: -
  • Gráficos: -
  • Movimiento: -
  • Sonido: -
  • Dificultad: -
  • Adicción: -