• Videojuegos Retro
soloretro
Desert Fox - Amstrad CPC de US GOLD (1986)

Desert Fox - Amstrad CPC de US GOLD (1986)

  • 16 de noviembre de 2019

Después de Tobruk, los aliados se impusieron como meta demostrar al ejercito alemán que a pesar del doloroso traspiés sufrido no todo estaba terminado en la guerra del desierto.


Ficha de Desert Fox

Videojuego: Desert Fox

Sistema: Amstrad CPC

US Gold

Programadores: -

Año: 1986


Análisis de Desert Fox

Amstrad Semanal nº63

Después de Tobruk, los aliados se impusieron como meta demostrar al ejercito alemán que a pesar del doloroso traspiés sufrido no todo estaba terminado en la guerra del desierto.

Rommel, el zorro del desierto, todavía debería ver las garras del león británico y sus compañeros.

Con una temperatura de 48 grados, que en el interior de tu carro de combate Mark-VI Crusader se elevan a cerca de 60, marchas en misión de reconocimiento a patrullar por la ardiente arena del desierto.

No se puede dejar maniobrar libremente a las poderosas divisiones de los temidos Tiger alemanes, así como a los no menos peligrosos aviones Stuka, portadores de un mortífero armamento y de una estridente sirena capaz de poner los pelos de punta a todo aquel que no sea un curtido soldado.

Pero, aunque tu pensabas que si lo eras, en el momento de ver aparecer el carro blindado enemigo desde detrás de la duna, cosa realmente difícil debido al calor reinante.

Con Desert Fox, U.S. Gold nos presenta a través de la mano de Erbe un programa perteneciente al muy nutrido sector de los juegos. Pero no haríamos honor a la verdad si no mencionáramos una diferencia que creemos importante. Y esta consiste en que siempre podremos decidir donde queremos enfrentarnos a los tanques y aviones enemigos gracias a los mapas del área de operaciones que tiene Desert Fox.

Esto no es ni mas ni menos que una acertadísima mezcla entre arcade y juego de estrategia.

Pero empecemos a jugar con este acertado y bien desarrollado juego.

Lo primero que aparece en pantalla es un menú de opciones que en la columna izquierda tiene el tipo de batalla que queramos elegir, en la derecha, las opciones que definen el grado de dificultad de la batalla que celebramos posteriormente.

Referente al tipo de batalla, podemos enfrentarnos a los peligrosos Stukas, a los mortíferos Tigers, vernos inmersos en la defensa de un convoy de aprovisionamiento, o encontrarnos en un sombrío barranco siendo machacados por los morteros enemigos.

En cuanto al nivel de dificultad, estos van desde el Challenger, que es el más fácil, hasta el Grandmaster, que es el mas difícil, pasando por Crusader, Strategy y Master, que aumenta Al escoger uno de estos niveles —agrupados todos bajo el nombre de Compaigns— aparecerá en pantalla un mapa de la zona donde se desarrollarán nuestras contiendas.

Nosotros, el lobo solitario, estaremos representados por la figura de un tanque; Rommel, el zorro del desierto, está representado por la esvástica o cruz gamada nazi.

El objetivo fundamental del juego es salvar los depósitos de combustible que en el mapa figuran como banderines grises.

Al margen derecho del mapa disponemos de cuatro iconos que son:

REPRES. GRAF. ICONOS. ICONO DE ZOOM. Al escoger esta opción, deberemos pulsar el botón de disparo, y una vez que el icono cambie de rojo a verde, nos moveremos con el joystick o con el teclado para situarnos en el deposito de combustible que queramos.

Las banderas de los depósitos se volverán azules si conseguimos salvarlos, o rojas si los perdemos.

Si volvemos a pulsar el botón con el icono todavía en verde, podemos ver el numero de tanques, combustible y suministros que nos quedan.

Nuestros tanques son los azules y los enemigos son los rojos. El combustible está representado por bidones de gasolina y los suministros por tiendas de campana. Lobo solitario utiliza estos para reparar y aprovisionar de fuel sus tanques.

En la parte inferior de la pantalla y de izquierda a derecha, nos encontramos con los indicadores de puntuación, de status del tanque y el indicador de las horas que quedan hasta que el deposito caiga en manos enemigas.

Aunque los tres son importantes, al que mayor atención deberemos prestar durante la batalla es al indicador del estado del tanque.

ICONO DE RADIO. Si queremos determinar la situación de lobo solitario, elegiremos este icono y repitiendo la operación de pulsar el botón y esperar a que se ponga verde, moveremos el transmisor de radio. Volviendo a pulsar el botón veremos aparecer en la parte alta de la pantalla un mensaje interceptado al ejercito de Rommel. La primera parte del mensaje indica el tipo de fuerza enemiga; la siguiente, las posiciones enemigas más distantes.

Queda en nuestras manos el saber evitar al ejercito enemigo para acudir al rescate de nuestros depósitos con el menor numero de danos posibles.

Para esto es importante buscar las cruces al comienzo de un mensaje, puesto que indican la ausencia de actividad enemiga en la zona.

ICONO DE AVION. Seleccionando esta opción podemos requerir la ayuda de la aviación si nuestras divisiones de tanques se encuentran lejos y tenemos que rescatar uno de nuestros depósitos.

Cuando seleccionemos esta opción, apretaremos el botón de fuego del joystick y una vez el icono este en color verde aparecerá una flecha en un deposito, desde este marcharemos al que se encuentre en peligro y volveremos a apretar el disparador.

A partir de este momento se iniciará el ataque que requerirá determinado tiempo, haciendo esto que solo dispongamos de uno por partida.

Pero si decidimos no llevar el ataque a cabo, deberemos hacer pasar la flecha por todos los depósitos consiguiendo que el icono se ponga rojo de nuevo y anule la ofensiva.

Como ya hemos mencionado antes, la esvástica indica la situación de Rommel mientras persigue a lobo solitario por todo el desierto.

Cuando ambos ejércitos se encuentren, serán necesarios ocho certeros golpes que harán que Rommel se rinda. Si logras esto, consigues 8.000 puntos y salvas un deposito.

Un dato importante a recordar durante el desarrollo de cada contienda es el indicador del estado de nuestro carro de combate. Cuando este entra en la zona amarilla indica que nuestro blindado tiene graves desperfectos, si llega al final de la zona quedaremos fuera de combate.

Tampoco debemos olvidar el controlar el tiempo que le es posible resistir a cada deposito hasta rendirse.

Pues hasta aquí es lo que podríamos denominar como parte de estrategia del juego, vamos a ver ahora la acción, la parte de arcade.

Para empezar, nos enfrentaremos a los famosos cazas de la Luftwafe, los ya legendarios Stukas.

A estos los podremos localizar gracias al radar del que disponemos abajo en la parte izquierda de la pantalla. También estamos dotados de dirección de compás para saber en todo momento si nos dirigimos a la dirección adecuada para la interceptación del avión enemigo.

El tablero de instrumentación se completa con el marcador de la puntuación y el reloj que nos indica las horas que faltan para la rendición del deposito de combustible.

Esta es toda la información con la que podremos contar en cualquier momento a lo largo de nuestras batallas.

Lo primero que sorprende del juego son los scroll de pantalla que dotan al juego de un realismo importante, se vive la acción, nos sentimos dentro del tanque.

También el acertado colorido ayuda ayuda a sentirse en el desierto, donde, como ya percibiremos por el cambio de color, pasamos del día a la noche sin darnos cuenta según sean de encarnizados nuestros enfrentamientos y del tiempo que requiera vencer al enemigo.

Al localizar el caza enemigo debemos procurar destruirlo antes de que nos dispare, pues esto causa danos en nuestro carro y si estos se acumulan, pueden dejarnos fuera de combate.

Para pasar esta fase deberemos destruir cinco aviones que suponen 5.000 puntos.

Podemos evitar danos en nuestro tanque si acertamos a los disparos de los Stukas antes de que estos nos impacten.

El movimiento de los aviones es acertado, ni exaspera por su dificultad de interceptación, ni aburre por su lentitud.

Pero si queremos hacer más fácil nuestra tarea, debemos disparar al Stuka después de que este nos haya disparado a nosotros y se este alejando, así es más vulnerable.

Todo lo indicado anteriormente nos sirve cuando debemos enfrentarnos a los Tiger.

Si bien estas pruebas necesitan una dosis de buena puntería, la que necesita habilidad y dotes de conducción es la del campo de minas.

Deberemos avanzar con sumo cuidado entre las minas para no pisar alguna con las orugas, si no lo logramos, estallar y, además de causarnos danos, nos retrasará.

Para disminuir danos debemos disparar y hacer explotar varias minas. Otra cosa que también nos retrasa y hace perder puntuación es el no avanzar en la dirección correcta. Los puntos que necesitamos para superar el campo son 4.000.

Olvídate de frenar, acelerador a fondo y a esquivar minas. La misión mas simple y un tanto exenta de emoción es la emboscada, donde sufriremos el aporreamiento de los morteros enemigos.

Aunque la tendencia natural es disparar casi al azar a un mortero u otro según van apareciendo mientras avanzamos, lo que debemos hacer es apuntar al final del barranco en uno de sus lados. Así, fácilmente conseguiremos los puntos necesarios para superar la misión.

Como contraste, hemos dejado para el final la misión que mas nos ha gustado, la defensa del convoy.

Contamos con las dos ametralladoras de nuestro carro de combate para derribar los Stukas que atacan el convoy.

Para disparar con la izquierda, solo deberemos mover el joystick hacia la izquierda o pulsar la letra X. Para disparar con la derecha, moveremos el joystick a la derecha o pulsaremos la letra C.

Pero requiere buenos reflejos el derribar aviones enemigos, ya que estos salen en pantalla mezclados con nuestros Spitfires.

Nuestros cazas son los verdes y los enemigos son los rojos. Una cosa que pone difícil el acertar a estos es el que nosotros no manejamos los puntos de mira, suben y bajan alternativamente.

Por cada Stuka derribado conseguimos 100 puntos, pero cuidado con derribar un Spitfire 40, pues perderemos 300.

Para salvar el convoy necesitaremos, según sea el nivel de dificultad, los siguientes puntos:

  • CHALLENGER - 5.000
  • CRUSADER - 5.200
  • TRATEGY - 5.400
  • MASTER - 5.600
  • GRANDMASTER - 5.800

Si conseguimos estas puntuaciones, habremos salvado el convoy y recibiremos un tanque, una tienda de suministros y un bidón de gasolina.

También habremos ganado tiempo para el deposito y reduciremos danos.

En pleno combate tendremos posibilidades de ver las imágenes más bonitas del juego.

Una tromba de Stukas atacando el convoy, mientras nosotros disparamos como posesos y vemos como nuestros camiones arden envueltos en llamaradas para explotar segundos más tarde bajo las bombas enemigos.

En líneas generales, Desert Fox es un entretenido juego de buenos gráficos y excelente animación, con el que conseguiremos meternos en el duro frente del desierto a los mandos de nuestra potente división acorazada.


Reseñas de Desert Fox

Amstrad Semanal nº58

El segundo de ellos. Desert Fox, versa sobre la famosa batalla del desierto entre Rommel y Montgomery, en la Segunda Guerra Mundial. Esta vez, asumimos el papel de «Lobo Solitarios, un ingles sobre el que descansa la ardua tarea de detener el aparentemente imparable avance de las tropas nazis. Por lo menos, la acción está asegurado.


Valoración de Desert Fox

Amstrad Semanal nº63

Bueno

  • Originalidad: -
  • Gráficos: -
  • Movimiento: -
  • Sonido: -
  • Dificultad: -
  • Adicción: -