• Videojuegos Retro
soloretro
Bomb Jack - Amstrad CPC de Elite Systems (1986)

Bomb Jack - Amstrad CPC de Elite Systems (1986)

  • 21 de noviembre de 2019

¿Quién no ha visto nunca una aventura del simpático Super Ratón? Poca gente seguramente. Y es más. ¿Quien no pasa unos ratos fenomenales viendo sus fantásticas peripecias?


Ficha de Bomb Jack

Videojuego: Bomb Jack

Sistema: Amstrad CPC

ELITE

Programadores: PAUL HOLMES + ANDY WILLIAMS, KAREN TRUEMAN

Año: 1986


Análisis de Bomb Jack

Amstrad Semanal nº56

¿Quién no ha visto nunca una aventura del simpático Super Ratón? Poca gente seguramente. Y es más. ¿Quien no pasa unos ratos fenomenales viendo sus fantásticas peripecias?

Con Bomb Jack, vuelve hasta nosotros la graciosa figura de este personaje de tebeos y dibujos animados.

Jugando con Bomb Jack nos vemos inmersos en una titánica lucha, llena de velocisimas carreras y excepcionales saltos, que rápidamente nos cautiva y crea una fuerte adicción.

En nuestra pelea por salvar importantes ciudades y monumentos, viajaremos hasta Egipto para salvar las famosas pirámides y su poderoso guardián la esfinge de Gizeh.

Después de vencer a nuestros malignos oponentes —esto lo haremos destruyendo las bombas puestas por estos—, tenemos que librar de la destrucción total otra monumental construcción, el no menos conocido Partenón griego.

Y volando con el a sensacional velocidad, deberemos inutilizar de nuevo las bombas colocadas en uno de los bonitos castillos centroerupeos.

Pero como los desmanes no acaban aquí, la lucha sigue en una de las populosas ciudades japonesas, que hay que librar del aniquilamiento.

Como hay que librar también a otra populosa ciudad americana, Los Angeles, de las bombas que oscurecen su cielo.

El desarrollo del juego es bastante simple, pero esto no quiere decir que sea soso o aburrido, es más, una vez que se completa un cielo de pantallas (cinco), se pasa a otro donde el numero de bombas habrá aumentado y las plataformas habrán modificado su situación, haciendo más lenta nuestra misión, las primeras, y dificultando los vuelos, así como los movimientos de Bomb Jack, las segundas.

Para disfrutar del conseguido movimiento de nuestro amigo es imprescindible un joystick, aunque también se puede mover con teclado. Con el joystick, se nos transmite a través del brazo cada pirueta y paso de nuestro héroe, y se termina, con un divertido y agitado nerviosismo, viviendo cada una de sus acciones, esto hard, si no nos controlamos, que pasemos mucho tiempo pegados al ordenador.

Referente a la realizacion del juego a nivel grdfico, se puede decir que el color está muy bien logrado, y que da gran realismo a todas las imágenes, ayudando esto a hacernos sentir más de cerca la batalla.

Pero probablemente, debido a intentar ofrecer un colorido bonito y a hacer agradable a la vista el juego, se ha utilizado el modo y por lo tanto la definición de las imágenes es algo imperfecta, haciéndonos perder la posibilidad de apreciar movimientos tan simpáticos como cuando Bomb Jack vuela con su bracito estirado a lo Superman, o cuando aterriza atléticamente después de uno de sus largos vuelos.

Incluso nos hubiera gustado poder ver, como se puede ver en las máquinas de bares y billares, el bailecito en el más puro estilo de break dance que Bomb Jack realiza después de haber terminado una pantalla, lo que se logra como ya hemos dicho eliminando todas las bombas.

Bueno, pues nos acercamos a la pregunta que más de un impaciente se debe estar haciendo, y que sera ¿cómo se juega con Bomb Jack?

Al comenzar el juego lo primero que aparece en pantalla es un menú de opciones que está presentado de una curiosa forma, van naciendo del centro de la imagen ondas concéntricas que cambian de color y tonalidad.

Luego con un efecto muy conseguido, este menú se «borra» o más bien se difumina y aparece una tabla de las mejores puntuaciones. La tabla está presentada de la misma manera pero cambian los colores y sus tonalidades.

El menú de opciones nos ofrece la posibilidad de jugar solos o con otra persona, opción esta muy entretenida por el «pique» que genera. Pero antes de pulsar 1 6 2 jugadores, debemos decidir si vamos a jugar con joystick o teclado. Con el teclado podemos jugar en modo normal o modo turbo, con esta la velocidad es mayor y es igual que si jugamos con joystick. Pero aunque la velocidad sea la misma, la seguridad y rapidez con la que manejamos a Bomb Jack nunca sera la misma.

Bien, una vez decidido como vamos a jugar, lo primero que veremos aparecer en pantalla es una de las siete maravillas del universo, las pirámides de Egipto y su guardián la esfinge de Gizeh, que están bien dibujadas pese a estar en modo y que como todos sabemos no permite mucha definición. Lo que si esta muy bien realizada es la aplicación del color, y tenemos la sensación de estar recibiendo en la cara el potente sol del desierto, como de ver su cielo azul. Bomb Jack aparece del mismo repentinamente, e instantes después comienza nuestra dura tarea de librar de destructivas bombas tan bellas construcciones, pero esto, que en un principio puede parecer fácil, no lo es tanto porque mientras quitamos las bombas, debemos evitar el mortal contacto de los alienígenas y sus extraños animales volantes.

Afortunadamente el juego esta racionalmente desarrollado y al principio, como la dificultad no es mucha, el pasar de una pantalla a otra no supone un esfuerzo sobrehumano como otros juegos que conocemos.

Así que pasaremos con relativa facilidad a la próximo pantalla, el Partenon, que siguiendo la misma linea de calidad de dibujo y colorido, nos presentara un poco mas de dificultad.

¿Y como puntuamos? Pues cada bomba que eliminamos hace que nuestro marcador se incremente en 100 puntos y si esta esta encendida suma 200 puntos. Cuando aparece en pantalla un circulo que en su interior una B, si Bomb Jack la coge, se nos incrementa la puntuación que tengamos de dos a cuatro veces según la cantidad de bombas encendidas que hayamos recogido, más 1.000 puntos por coger dicha B.

Cuando hemos cogido tres no aparecen más. Si la letra que aparece dentro del circulito es una E, deberemos por todos los medios de conseguirla puesto que representa una vida extra además de 3.000 puntos.

Para que nos podamos relajar, debemos capturar uno de los muchos circulitos con la letra P que aparece en el transcurso del juego,- este, además de sumarnos 2.000 puntos, consigue que nuestros enemigos extraterrestres se conviertan en una especie de solecitos agradables y sonrientes.

El circulito que mas puntos nos supone es el que dentro de su interior aparece la letra S, y si logramos capturarle suma en nuestra cuenta la nada despreciable cifra de 5.000 puntos.

Para conseguir todos estos circulitos o monedas, como vienen nombradas en las instrucciones, solo hace falta tocarlas.

En suma, como se puede ver, en este juego no se ha pretendido otra cosa que no sea el hacer pasar el rato de una manera simple y agradable, cosa esta que no debe ir separada normalmente, puesto que lo contrario significa juegos casi para expertos donde el llegar a conocer su manejo implica horas y nervios de acero.

Sistemas


Valoración de Bomb Jack

Amstrad Semanal nº56

Bueno

  • Originalidad: -
  • Gráficos: -
  • Movimiento: -
  • Sonido: -
  • Dificultad: -
  • Adicción: -