• Videojuegos Retro
soloretro
Army Moves - Amstrad CPC de Dinamic (1986)

Army Moves - Amstrad CPC de Dinamic (1986)

  • 19 de octubre de 2019

Cuando Derdhal se enteró de la misión que se le había encomendado, no pudo reprimir un silbido de asombro. No porque tuviera miedo, que va, un fortachón componente de las COE (Cuerpo de Operaciones Especiales) no se arredra.

Índice


Ficha de Army Moves

Videojuego: Army Moves

Sistema: Amstrad CPC

Dinamic Software

Programadores: Víctor Ruiz, Santiago Morga, Manuel Cubedo

Año: 1986


Análisis de Army Moves

Amstrad Semanal nº75

Simplemente dudaba, a pesar de su fuerte entrenamiento, de que pudiera terminar con éxito su cometido.

La misión consistía, ni mas ni menos, en salvar al mundo de una destrucción segura a manos del enemigo que, con la mente propia de un loco, había construido una bomba capaz de hacer volar el planeta en mil pedazos.

Nuestro aguerrido boina verde debía atravesar las lineas enemigas, localizar el cuartel general y conseguir robar el piano de la destructiva bomba.

Para tan peliaguda misión, se le doto de un potente jeep capaz de lanzar misiles tierra-aire y tierra-tierra. Con el, debería cumplir la primera fase de su recorrido, para posteriormente robar un helicóptero y, ya en la mar, buscar una isla llena de jungla pantanosa donde se encuentra escondido el cuartel general del enemigo.

En la segunda parte, y en la jungla ya citada, Derdhal debería descender del helicóptero y atravesar andando los peligrosos pantanos allí existentes, para posteriormente llegar a la base enemiga, atravesar los puestos de guardia y barracones, penetrar en la sala de los generales y robar de la caja fuerte los pianos de la bomba.

Una vez descritos los pasos para conseguir llegar al cuartel general, vamos a detallar cada uno de los peligros con los que tendrá que enfrentarse nuestro COE.

En la primera parte de la misión, deberemos enfrentarnos a una plaga de jeeps y helicópteros enemigos. Pero no hay que preocuparse, nuestro ultramoderno jeep portador de potentes misiles y nuestra certera puntería, podrán acabar con todos ellos. Importante es reseñar el hecho de que los misiles de tierra se disparan con el espacio y los de aire con el botón de fuego del joystick.

Si importante era destacar lo anterior, no lo es menos llamar la atención sobre los boquetes que tendremos que evitar a lo largo del puente donde se desarrollarán estos encuentros. Para poder saltar con mayor precisión y no caer al vació, deberemos utilizar la ventaja que supone el poder retardar el avance del jeep, y ver con suficiente antelación el emplazamiento de los boquetes.

Esto hará que el llegar a coger el helicóptero sea un poco mas fácil.

Una vez en el aire, a bordo del moderno helicóptero de turbo hélice, tendremos un duro enfrentamiento con una orda de cazas enemigos, ansiosos de paralizar nuestro avance con una lluvia de misiles. Por si esto fuera poco, seremos acosados desde el suelo con un sin fin de nidos de ametralladora que nos acribillaran incansablemente a balazos desde su oculto emplazamiento. Al igual que en el caso del jeep, deberemos jugar con la posibilidad de retrasar el helicóptero en la pantalla para ver venir a los cazas con tiempo, así como para ver el emplazamiento en el suelo de los nidos de ametralladoras.

Con toda esta acción, no sera excesivamente difícil el pasamos a la plataforma marcada con una no muy visible «H», en la que tendremos que realizar el primer repostaje. Para evitar el pasar sin verla, sirva de referencia el dato del fuel.

Cuando el indicador del mismo marque doscientos o algo mas (esto depende de la velocidad del gasto). Si no repostamos, nos veremos obligados a «tomar» tierra con nefastas consecuencias...

Con el deposito lleno, y bonos extras, nos adentraremos en el mar donde seguirá la lucha sin cuartel. En esta ocasión, además de defendernos de los aviones, deberemos esquivar los misiles de los submarinos que irán emergiendo del mar. Para acabar con los aviones, utilizaremos nuestra destreza de piloto lanzando misiles con el botón de fuego del joystick. En el caso de los submarinos, sera el espaciador el encargado de lanzar las bombas para eliminarlos.

También en el mar deberemos prestar atención para no dejar pasar la plataforma de repostaje.

Para que no ocurra esto, tendremos que seguir la misma técnica que en tierra; ojo al indicador de fuel y cuando nos queden doscientos o doscientos y pico litros, alerta. Casi esta de más decir que si no repostamos, el viaje se acabará muy pronto en la profundidad del mar, siendo, sin duda, pasto de los tiburones.

Pero como esto no ocurrirá, para eso somos buenos pilotos, llegaremos a la frondosa jungla en la que, como debe ser, otra vez daremos gusto al gatillo. Nuestros oponentes en este caso serán de nuevo los aviones y unas casetas desde las que nos arrojaran misiles tierra-aire. La manera de acabar con ellos es, como en anteriores casos, apretar rápido el gatillo y el espaciador.

También en esta fase deberemos repostar. Para ello, véase lo indicado anteriormente.

Después de aterrizar en la jungla, siguiendo las indicaciones ya mencionadas para estos casos, comenzamos la segunda parte del juego. En ella, Derdhal tendrá que demostrar sus dotes físicas en un primer momento, para posteriormente hacer gala del manejo que debe poseer un COE con un subfusil M-21 en las manos.

El pantano que hay en la jungla se debe atravesar saltando de isleta en isleta, evitando, lógicamente, el caer al agua y perecer ahogados.

Pero esto, pensaran algunos, parece sencillo. Pues no, no lo es y esto es debido a los enemigos que, ocultos en el follaje, nos lanzaran bombas de mano. Si a esto le añadimos los pájaros que nos matan con su contacto, ademas de lanzar bombas de vez en cuando, tendremos una idea de lo «entretenida» que es esta fase del juego.

Los pájaros no pueden ser eliminados, como esquivan los malditos. Solo si vuelan relativamente altos, podremos sortearlos agachándonos. En el caso de los enemigos acechantes, no hay nada que hacer. Nos fastidiaran a su gusto.

Después de atravesar la jungla, cosa que nos hará terminar sudando y no del calor precisamente, llegaremos al cuartel general enemigo.

Para nosotros, es la parte de esta aventura mejor diseñada. Si los gráficos de todo este juego son buenos, esta es la fase, junto con la siguiente, que merece una mención especial.

Aunque la dificultad del juego es notable, merece la pena llegar al final tan solo por ver los gráficos.

Pero bueno, continuemos.

Como ya decíamos, estamos a las puertas del cuartel enemigo. Las atravesamos y empieza la batalla campal. Cientos, miles, una división de enemigos (perdón si exageramos), salen a nuestro paso. Ante esto solo nos queda una solución tajante, disparar como tigres y correr como gacelas, sin olvidar agacharnos en cuanto veamos un tiro que se dirija hacia nosotros.

También podemos lanzar granadas utilizando el espaciador, pero hay que hacerlo con tiento ya que estas se nos pueden agotar prematuramente.

Hablando de granadas. Desde las torretas del campamento nos arrojarán unas cuantas, cuidado con ellas.

Si conseguimos superar esta fase, que será trabajosamente con seguridad, pasaremos a la siguiente y ultima. Tranquilos los nervios, que ya llegamos.

En esta fase, ya dentro del edificio que alberga el estado mayor, encontraremos otra suculenta ración de enemigos portadores de desagradables intenciones. Como en la fase anterior, será cuestión de disparar a mansalva y de esquivar igualmente.

Después de dar unas cuantas vueltas por el edificio, amen de bajar y subir algunas escaleras, todo esto en medio del ambiente acogedor y agradable ya relatado, llegaremos a la habitación en la que se encuentra la caja fuerte que guarda el piano de la peligrosa bomba.

¡Mision cumplida!

Después del necesario descanso, pasemos a enjuiciar un juego que, si bien no sorprende por la originalidad del tema, si lo hace por lo bien desarrollado que esta.

Gráficamente es destacable, tiene buena definición, y los colores nos sorprendieron en alguna ocasión, como es el caso de las explosiones. En ellas la gama de tonalidades está muy conseguida y produce sensación de realidad.

Este hecho se repite también cuando entramos en el cuartel enemigo, ya que las instalaciones están realizadas con gran perfección.

El movimiento es bueno, rápido y natural, aunque la verdad sea dicha, si esto no fuera así no habría manera de pasar de la primera pantalla.

Juego de guerra que nos hará sudar, es de Dinamic.

Sistemas

Reseñas de Army Moves

Amstrad Semanal nº74

Sí, es la guerra y además de la buena: acción, disparos, bombas..., demasiado. Demasiado duro, vamos.

Este difícil juego de Dinamic concederá a los aguerridos caballeros del joystick la oportunidad de demostrar su pericia en la importantísima tarea de salvar a la humanidad. Para realizar tan noble acción deberemos conducir a Derdhal, soldado del cuerpo de operaciones especiales (COE), a través de las lineas enemigas al cuartel general de estas para conseguir los pianos de la bomba de partículas que podría ser el arma que acabara con la vida en el planeta.

En la primera parte del juego nos encontraremos a los mandos de un moderno jeep dotado de misiles tierra-aire y tierra-tierra. En el, deberemos cruzar un puente atestado de vehículos enemigos, siendo a la vez atacados desde el aire por peligrosos helicópteros de combate. Terminaremos la primera parte de la misión cuando hayamos logrado llegar a la base de los helicópteros enemigos y robar uno.

La segunda parte de la misión comienza al descubrir desde el helicóptero una pantanosa isla.

Deberemos saltar a su jungla, atravesando campamentos y puestos de guardia enemigos, hasta que consigamos llegar al cuartel general de estos. Una vez allí, deberemos abrir la caja fuerte y robar los pianos de la bomba.

Entretenido este juego, tal vez demasiado (por aquello de la dificultad...), y bien realizado.

Tiene buenos gráficos, buen movimiento, y te absorbe una vez que te has puesto delante de la pantalla del ordenador para jugar.

Digno de mención: Gráficos y voz en castellano.


Valoración de Army Moves

Amstrad Semanal nº75

  • Originalidad: 4/5
  • Gráficos: 5/5
  • Movimiento: 5/5
  • Sonido: 4/5
  • Dificultad: 5/5
  • Adicción: 5/5