• Videojuegos Retro
soloretro
The Settlers | Juego: Commodore AMIGA | Blue Byte · 1993

The Settlers | Juego: Commodore AMIGA | Blue Byte · 1993

  • 25 de enero de 2018

Videojuego: The Settlers

Sistema: Commodore AMIGA

Blue Byte

Programación: Volker Wertich

Gráficos: Christoph Werner, Ingo Frick

Música: Haiko Ruttmann, Markus Kludzuweit

1993

De mano de la compañía Blue Byte nos llega este fenomenal programa. El propio nombre nos puede orientar hacia el argumento del juego "Colonos". Aunque a primera vista nos recuerde a juegos archiconocidos por la mayoría de nosotros, como Populous o Power Monger, este juego se podría clasificar entre una especie de mezcla entre otro titulo, también conocido como es el caso de Sim City, y el Populous. Pese no adoptar el papel de Dios o de Alcalde tendremos control sobre todos y cada uno de los personajes que aparecen en el juego, así como de lo que queramos que hagan o construyan. El juego en si no aporta ningún elemento original que lo haga destacar sobre el resto, pero en ciertas ocasiones los programas están realizados con tal esmero y detalle que la adicción aumenta a raudales y es imposible dejar de jugar una vez metidos en la temática del programa, es el caso de este "The Settlers", el trabajo realizado por los programadores es increíble, todas y cada una de las acciones están definidas con un nivel de detalle al que no estamos acostumbrados... y sigamos leyendo.

EL JUEGO

Nos encontramos al mando de unos hombrecitos que parecen no cansarse de trabajar y de realizar su tarea con gran humildad y rutina, están dispuestos a todo lo que les mandemos, inspeccionar montañas para hacer un sondeo sobre los minerales que puede haber, criar cerdos, plantar trigo, fundir hierro, construir almacenes, construir minas y un largo etc de posibilidades que parece no tener fin. Tendremos que aprovechar esta fascinante dedicación por el trabajo para sedentarizar a nuestros personajillos en unas tierras determinadas para crear una aldea que sea ante todo prospera y en la cual nadie haga nada. Sin embargo, no será el camino fácil, deberemos tener en cuenta que el relieve del terreno, las materias que este nos pueda dar etc, pero sin duda lo mas importante será la carrera contra las otras villas que también irán creciendo poco a poco y que tarde o temprano tendremos que enfrentarnos...teniendo que mantener guerras, fronteras, suminitros de armas, de materiales etc.

Al cargar el juego al principio tendremos la posibilidad de jugar o ver la intro que han hecho los programadores del juego, esta ocupa ni mas ni menos que dos discos, nos podemos imaginar lo que incluye y su duración...aunque no aporte nada al desarrollo del juego nos servirá para meternos mas en la historia e irnos haciendo la idea de que seremos señores feudales...

Una vez finalizada la intro tendremos acceso al menú principal del juego en el que podremos elegir las diferentes opciones de juego, como es el juego para uno o dos jugadores, un jugador contra el ordenador, dos en contra o contra el ordenador etc. También permite cambiar los parámetros que hacen que genere el mapa para tener uno diferente o los efectos de sonido, o jugar con el modo tutorial para aprender y mas, todo a gusto del consumidor...Una cosa a tener en cuenta es que si elegimos la opción de dos jugadores simultáneos es que la pantalla se divide en dos partes iguales, en cada una cada jugador tendrá a la vista la evolución de su población, el control por parte de ambos es por ratón, por lo que deberemos tener dos ratones de estos periféricos, no es posible jugar con joystick.

Al apretar el botón de empezar deberemos esperar unos segundos a que el ordenador genere el nuevo mapeado del juego, ya que cada vez que empezamos una partida se crea un mapa nuevo, por lo que las posibilidades de que una misma partida se repita es casi imposible. Una vez concluida esta tarea ante nosotros tendremos el mapa donde se desarrolla la acción, lo primero de todo será seleccionar la zona donde pondremos el castillo principal, este servirá de centro de operaciones para todo lo que queramos hacer así como almacén de suministros y personas, esta será la única construcción que se realice al momento, a partir de aquí, deberemos empezar a construir mas edificios, estos deberán estar unidos mediante caminos con el castillo principal para que puedan llegar los personajillos y los materiales necesarios para construirlos. Cuando este dada la orden y el camino hecho, saldrán los hombre necesarios para hacer esta tarea, así si el terreno es abrupto, veremos a un hombrecito que con una pala alisa el terreno, mientras que otro lleva las maderas necesarias para la construcción, y finalmente, el constructor empezara a montar el edificio desde su esqueleto para completarlo en un período de tiempo. Todo esto a la vez que iniciamos mas construcciones y salen los hombres también necesarios para hacer su trabajo, todos ellos cumpliendo su tarea a la vez, veremos al pescador coger su caña y sentarse al borde del lago a pescar, al criador de puercos alimentarles de vez en cuando, al minero introducirse en las tripas de la montaña, al leñador talar árboles y llevarlos a su casa, para que luego sean llevados a la serrería, al reforestador plantar pinos, a los guerreros pulular de un lado a otro a conquistar casas enemigas, y un largo etcétera, todo esto con unas animaciones muy simpáticas y realizadas con un detalle que mas de una vez nos sorprenderemos mirando la vida de estos hombrecitos con una sonrisa en la boca. Todo el juego constituye un ciclo que no debemos descuidar en ningún momento, esto es, para construir necesitaremos madera, por lo que el leñador es indispensable, pero hay que transformar esta madera en tablas utilizables para construcción, por lo que habrá que poner una serrería, pero estos necesitan comer, por lo que necesitaremos al criador de cerdos y agricultor para tener pan y carne, estos a su vez necesitaran el molino y la carnicería para procesar estos materiales, y estos a su vez...y así seguiríamos hasta completar la rueda completa. Afortunadamente disponemos en el castillo un stock de materiales que nos permiten vivir un tiempo en el cual aprovecharemos para construir las casas que necesitemos para reponerlos. puede parecer muy complicado, pero a la segunda partida no se nos escapa detalle alguno y nos introduciremos en el juego y no podremos dejarlo, es una obsesión, pensar en poner aquí esto, allá lo otro, mejorar los caminos...

Lo mas impresionante es cuando la aldea este a punto de su culminación, habrá muchísimos hombres trabajando, todos atentos a su labor, es increíble, según los programadores hasta 64000 hombre pueden haber simultáneamente, cada uno con su animación y sus detalles graciosos, todo esto sin que el juego pierda velocidad e interés. Al igual que los gráficos los sonidos cumplen en igual detalle, así oiremos a los pájaros piar, gruñir a los cerdos, el golpear del martillo contra el yunque... todas y cada una de las acciones acompañadas de sus sonidos, junto a una música que ambienta perfectamente el juego. Todo esto tiene una limitación, la memoria que dispongamos, a mas memoria mas sonidos.

CONCLUSIÓN

Un buen juego en todos sus niveles, gráficos, control, jugabilidad, sonido, es una obra que ningún coleccionista debe perderse.