• Videojuegos Retro
soloretro
Menace | Juego: Amiga 500 | Psygnosis | Dave Jones · 1988

Menace | Juego: Amiga 500 | Psygnosis | Dave Jones · 1988

  • 29 de octubre de 2017

Juego: Menace

Sistema: Commodore Amiga 500

Psygnosis

Programador: Dave Jones

Gráficos: Tony Smith

Música: David Whittaker

1988

Existen ciertos juegos para Amiga muy parecidos a los que se pueden encontrar en cualquier máquina de salón: naves espaciales surcando mundos llenos de colorido, centenares de enemigos voladores de todo tipo, luces, disparos, ráfagas, acción... La gran mayoría de los juegos para Amiga tienen que basarse casi por obligación en los gráficos, el sonido y la animación. Este es el caso de Menace, un nuevo juego de Psygnosis que se encuentra fuera de los ya conocidos de su línea (Barbarian y compañía).

En esta ocasión se trata de un arcade, nombre con el que se conocen habitualmente los juegos de acción. No resulta demasiado original, pues este tipo de juegos son los que pueden verse todos los días, sin embargo, no deja de ser entretenido y útil para los momentos en los que es necesario "desahogarte".

El escenario se divide en varias "zonas", cada una de las cuales tiene escenarios y habitantes diferentes, si bien básicamente son todos del mismo tipo. El objetivo de la misión, como dice el manual, es bien simple: destruir el planeta.

La nave protagonista del juego se controla con el joystick. Puede realizar todos los movimientos normales, mientras la pantalla se desplaza de derecha a izquierda con un scroll horizontal suave. Se puede subir, bajar, acelerar y frenar. El botón de disparo, tal vez el más necesario de todos, no es repetitivo (a menos que tu joystick tenga "autofire"). Si te descuidas, al poco tiempo puedes coger unas buenas agujetas en los dedos.

Las naves y bichos enemigos se componen de "oleadas". En cada oleada hay varios objetos voladores que describen circunvoluciones por la pantalla, intentando despistar y no ser alcanzados. En cuanto lleves un cierto tiempo jugando te los conocerás sin duda, y podrás prever sus movimientos, pues son casi siempre los mismos.

Además de los puntos, cada vez que acabas con una oleada hay una bonificación "extra", consistente en un icono de armamento. Hay varios iconos diferentes, a los que se puede acceder disparando unas cuantas veces al icono antes de recogerlo pasando con la nave por encima de él. El primero de 1.000 puntos. El segundo y el tercero son armas especiales: cañones y láseres.

El tercer icono sirve para aumentar la velocidad de la nave poco a poco. Otro sirve para activar dos satélites de armamento que rodean la nave. Estos satélites es´tan controlados por los movimientos de inercia de la nave y destruyen todo lo que tocan. Los últimos dos iconos tienen carácter defensivo: el primero es una barrera defensiva temporal y el segundo sirve para recargar la batería de defensas de la nave.

Al final de cada pantalla hay siempre un "guardián" de la zona. Los guardianes son horribles monstruos gigantescos a los que hay que destruir a base de mucha paciencia y puntería. No siempre resulta fácil.

El juego es, en general, muy rápido y entretenido, como debe ser cualquier juego de acción. La música digitalizada está muy bien, así como el aliciente de las múltiples pantallas existentes y de las armas que se recogen por el camino. Un juego muy interesante y adictivo... ¡aunque sea muy cansado disparar tanto!

Vídeo relacionado