• Videojuegos Retro
soloretro
Tour 91 - ZX Spectrum de Topo Soft (1991)

Tour 91 - ZX Spectrum de Topo Soft (1991)

  • 7 de julio de 2018

Apasionados de la Vuelta a España, emocionados del Giro y fanáticos del Tour, Topo ha querido realizar una simulación perfecta que te situara en el paisaje original de la carrera, que comprendiera todas las etapas, que te hiciera dar pedales y que obligara a sentir un cansancio físico insoportable. Cuando el director de Topo no explicaba esto, hacía aspavientos con los brazos, y aunque no elevaba la voz porque era un proyecto secretísimo, alargaba cada palabra para que tanto a él, como al que en ese momento lo escuchaba, se le quedara grabada cada idea.

¿Qué quieres saber?


Ficha de Tour 91

Videojuego: Tour 91

Sistema: ZX Spectrum 128K

Topo Soft

Programadores: Javier Fafula, Kostandin Igor Ruiz, Lords of the Sounds (Ángel Martínez)

Año: 1991


Análisis de Tour 91

El ciclismo que ha publicado la casa española es lo menos parecido al ideal de su inspirador. Reduciendo la simulación a un bocado de buñuelo de viento, y reafirmando al arcade como materia prima, este juego de bicis rebasa con mucho a Perico Delgado, y, aunque no llegar a rozar el límite utópico que se había marcado el Sr. Nieto, el resultado ha sido un brillante y divertido programa que engancha desde el primer momento.

Se llame como se llame el juego, está muy claro que se han puesto los pies en la tierra. Topo ha respetado los cánones humanos sobre la competición ciclista y ha huido de paisajes frontales sobre un manillar que ocupa toda la pantalla, para ofrecernos a la postre un entretenido arcade de bicicletas en el que se han volcado técnicamente, sobre todo a nivel gráfico, pero al que han dejado para otro día originalidades propias de evolución.

En absoluto. Como en el caso de otro programa español de moda, Megaphoenix, se han vuelto a recuperar viejos modales que vienen a recordarnos lo de siempre, pero que nos resultan francamente agradables a los sentidos.

PARA SPRINTERS, RODADORES Y ESCALADORES

Se ha reducido la vuelta a las cuatro experiencias reina de todo ciclista. La contrareloj, la escalada, la etapa del llano y la llegada a meta. Tan decisivos como selectivos, estos cuatro momentos resumen y recogen la idea de Topo a la hora de trazar su segundo Tour. Dos de ellos juegan a lo mismo que Perico. En la escalada y el llano las perspectivas son aéreas, el scroll es vertical y la prueba es facilona y entretenida.

La contrareloj rompe los esquemas de las otras dos pruebas. El ciclista es recogido a tamaño casi natural y la escena ha cambiado de decorado. Se ha utilizado durante toda la experiencia una perspectiva lateral, como si una cámara móvil fuera siguiendo las evoluciones del corredor a su altura. Prota, que así llaman al avezado ciclista, surca las calles de lo que parece una populosa ciudad. La gente anima el cotarro mientras los coches de los diferentes equipos hacen su aparición por allí.

Naturalmente, la velocidad y la lucha contra el crono son los factores que más debemos tener en cuenta. Existe en ta parte inferior de la pantalla un contador horario que nos informa del minutaje, y junto a él un lugar dedicado a la colocación de mensajes que seguro parten de nuestro jefe de equipos. En ellos se expresan el santo y seña de nuestros rivales al tiempo que se nos dan gritos de ánimo circunstancial.

Y ahora viene lo bueno, y es que para alcanzar una velocidad óptima en el recorrido de esta prueba es necesario que machaquemos el teclado de nuestro Spectrum, como si del Decathlon se tratara. Es el método del Tacataca, que dirían algunos. LLegar a 63 Km/h y mantenerlos costará Dios y ayuda, al margen de varias rociadas de reflex en vuestros brazos y dedos respectivos. Ahí es nada, nunca pasa el tiempo.

La llegada a meta requiere más habilidad y tacto que la contrareloj. Supone al igual que la anterior un cambio importante de esquemas, si bien a la vista lateral se la ha añadido profundidad e inclinación de forma que controlamos también un buen trozo de pista. El sprint concluyente es siempre muy peligroso, ya por las velocidades que se alcanzan ya por las constantes variaciones de ritmo y rumbo de los ciclistas que forman el pelotón. Tienes que cuidar por tanto la colocación de tu bicicleta, vigilar la posición de tus competidores, reunir el coraje para atacar y tener la suficiente habilidad para desembarazarte de tus contrarios sin tropezarte con ninguno de ellos.

Con respecto a lo que adelantábamos del resto de ta competición, es obvio que escalada y llano son las que guardan mayor similitud con el anterior juego de bicis. Hablamos en cuanto a la filosofía, porque en lo que se refiere a la animación y a la utilización de los gráficos, hemos podido observar grandes mejoras y muchos toques de ingenio que simpatizan el programa. Los ciclistas son más grandes, se les ve mucho mejor, y están en consonancia con los verdes paisajes, ambulancias incluidas, que rodean al grueso del pelotón.

A nuestro gusto, el llano es bastante soso. Ya suele parecerlo en competiciones reales, y la verdad es que la imagen que ofrece en el ordenador redunda en la misma sensación. No podemos concluir lo mismo al correr la escalada. Mucho más duro, inteligente y competitivo que la anterior, el ascenso por esas montañas llenas de peligrosas curvas es sumamente atractivo y presenta un componente envidiable de jugabilidad. La mecánica del asunto consiste en que corremos a una velocidad inalterable, siempre la misma, y será la inteligencia, el agazapamiento y la táctica que planteemos en giros y subidas la que otorgará ventajas sobre el resto de pegajosos competidores.

El movimiento tiene fases desiguales. En la escalada y el llano, el ciclista puede rotar sobre sí mismo con una gran suavidad, si bien algunos virajes nos parecen algo bruscos. Los scrolles muestran varias caras. Mientras en la escalada es lento y violento, en el llano es fluido y muy continuo, aunque haya algo de barrido. Las otras dos fases gozan de un scroll muy bueno, limpio y marchoso, ni más ni menos que en consonancia con el espíritu global.

Como veis hay de todo y para todos. Innegable la participación exclusiva del arcade que ha dotado al programa de bicis de una gran virtud: divertir. Facilón y comodito, el programa de Topo tiene que gustarte porque recoge mucho de nuevo y mucho de viejo, una mezcla de gran talla.


Reseñas de Tour 91

Topo siempre ha roto esquemas con eso de incluir fichajes estrellas en sus programas no menos estelares. Ciertamente fueron los pensadores de la compañía española quienes iniciaron una política promocional que barrió con el marketing de otras casas, incluso extranjeras, y así recordamos a Emilio Butragueño, a Drazen Petrovic o al mismísimo Pedro Delgado en los cuadros de la emérita compañía.

Pero Topo sigue con ganas de sorprendernos. Y nos hemos enterado, —a modo de primicia mundial— que un nuevo fichaje ciclista está al caer, aunque aún no está confirmado quién será el ídolo que dará nombre a la criatura. Se admiten apuestas.

Sin embargo, el programa se encuentra ya en un avanzado estado de gestación y, como podéis comprobar la cosa promete pero que muy mucho Dentro de poco desvelaremos el misterio, pero la diversión ya parece estar asegurada.


Pokes de Tour 91

Sin POKES


Valoracion de Tour 91

  • Gráficos: 85%
  • Movimiento: 80%
  • Sonido: 75%
  • Adicción: 91%
  • Nota final: 90%

Vídeo relacionado