• Videojuegos Retro
soloretro
S.T.U.N Runner - ZX Spectrum de Domark (1990)

S.T.U.N Runner - ZX Spectrum de Domark (1990)

  • 18 de julio de 2018

Las buenas intenciones. Es casi tan importante tenerlas como llevarlas a buen puerto. Constituyen, al menos, el único medio de defensa excusable de cara a productos pobres, simples y poco o nada originales. Son además el consuelo más básico, inmediato e inútil que nos viene a la mente. Igual, seguro, que a los programadores.

¿Qué quieres saber?


Ficha de S.T.U.N. Runner

Videojuego: S.T.U.N. Runner

Sistema: ZX Spectrum 48K

Domark/Erbe Software

Programadores: Matt Furniss

Año: 1990


Análisis de S.T.U.N. Runner

Nadie duda de las buenas intenciones que tenia Domark cuando puso manos a la obra en el proyecto Stunt. Lo llamaban el último desafío en velocidad, y pretendía incluir, así como el que no quiere la cosa, un laberinto de túneles, obstáculos y naves enemigas, que combatiera en espectacularidad con la rapidez, habilidad y adicción de tu nave, o Stunt Ship, que de todo hay en la viña del Señor.

Ciertamente la intención, para qué nos vamos a engañar, no es lo más importante, ni por supuesto lo único que cuenta. A efectos prácticos y de juego final son esas intenciones las que menos se han notado. Por varias razones. En principio la originalidad ha quedado descalabrada por el recuerdo, cada vez más cercano de otros programas que hablaban de carreras de «bobsleighs», de túneles con perspectivas profundas y de eliminación de obstáculos.

El juego coloca en primer plano a una nave espacial, a la que prácticamente conduce sobre diversos terrenos. La jugabilidad se reduce a manejar el cacharro. O por lo menos así lo dicen las instrucciones. acertar con la vía rápida que queda marcada en los diferentes giros que realiza el túnel. Muchos niveles, 24, incluye tu periplo. En cada uno de ellos, una conveniente cifra de enemigos, nada elevada ni dificultosa. La composición de estas rutas oscila grandemente de un nivel a otro. Además de la salida y la llegada propias de toda carrera, existen tramos de naturaleza desigual variables en longitud y peligros. Todos ellos siguen la misma regla de provocar mareos octogonales en forma de llegadas violentas a la pantalla. Por suerte, los programadores han pensado en ello, y cuando llega el momento de dejar de jugar, aparece una carretera con dos o tres curvas —colmo de originalidades— igualmente sosa y facilona, cuya única virtud es variar mínimamente la monotonía de los túneles.

Tampoco se han esforzado mucho en la realización de gráficos. Descartando todo efectismo, la nave que da vida al juego no supone ni mucho menos una birguería gráfica, tal y como denota el resto de objetos en liza.

El planteamiento del programa no daba para más. Tales eran las intenciones — buenas— que lo guiaron desde el primer momento, y que quedaron recluidas en un quinto plano al final. Concepción, tratamiento y desenlace se muestran incapaces de atraer a nadie.


Pokes de S.T.U.N. Runner

Tiempo infinito: POKE 43688,0


Valoracion de S.T.U.N. Runner

  • Gráficos: 40%
  • Movimiento: 50%
  • Sonido: 60%
  • Adicción: 60%
  • Nota final: 48%

Vídeo relacionado