• Videojuegos Retro
soloretro
Paris-Dakar - ZX Spectrum de Zigurat Software (1988)

Paris-Dakar - ZX Spectrum de Zigurat Software (1988)

  • 8 de marzo de 2019

Ha pasado casi un año desde que Made in Spain anunciara el lanzamiento de este simulador de uno de los rallys más peligrosos del mundo. Han tardado mucho tiempo en convertir en realidad lo que era una buena idea, pero los resultados no podían haber sido mejores.

¿Qué quieres saber?


Ficha de Paris-Dakar

Videojuego: Paris-Dakar

Sistema: ZX Spectrum 48K

Zigurat Software

Programadores: Made in Spain (Fernando Rada Briega, Carlos Granados Martinez, Jorge Granados Martinez)

Año: 1988


Análisis de Paris-Dakar

Quizás la mejor forma de empezar un comentario no sea calibrar la calidad del juego del que hablamos, pero es que este «París Dakar» tampoco es un juego normal y no merece un comentario de ese tipo.

Para comenzar os diremos que el aburrimiento es algo casi imposible de encontrar en un juego que es diferente cada vez que se carga, ya que los circuitos se generan aleatoriamente cada vez que se carga el programa.

Esto en un juego de este tipo es algo muy de agradecer, pues en la mayoría de los programas cuando llevas jugadas unas partidas sabes que la siguiente curva es a la derecha y hay que tomarla a 100Km/h y que después existe un cambio de rasante, cosa que en este «París Dakar» no podréis llegar a conocer nunca por la regeneración de los circuitos. Es decir, que cada vez que lo carguéis tendréis un juego nuevo en pantalla.

A este original detalle hay que añadir una calidad gráfica (por otra parte habitual en los productos de Made in Spain) notoria, con unos decorados muy bien ambientados en los tres posibles escenarios y un movimiento perfectamente realizado hasta el más mínimo detalle, como pueda ser el giro de las ruedas cuando pulsas la tecla correspondiente.

Por si esto fuera poco, la dificultad alcanza grados de locura, aunque es superable. y la adicción casi escapa de las marcas que utilizamos normalmente.

Pero quizás lo que más sorprenda del programa en sí es su realismo, ya que «París Dakar» no es un arcade cualquiera en el que tienes que ir a gran velocidad evitando darte el tortazo de rigor, sino que tienes que controlar muchos más aspectos como puedan ser el estado del coche (gasolina, agua, caja de cambios, etc.) y el recorrido que marca la hoja de ruta.

Esta te dará los kilómetros parciales a recorrer en una dirección determinada, lo que no implica que te vayas a encontrar una recta de esa longitud en esa dirección. Es decir que, a lo mejor, para cubrir seis kilómetros hacia el oeste estás obligado a recorrer algunos hacia el norte y otros hacia el este.

Para llevar un control de estos recorridos, se ha incluido un cuentakilómetros parcial. Cuando llegues a los que debías recorrer, podrás acceder de nuevo a la hoja de ruta para conocer cual será tu próxima dirección, y, evidentemente, deberás poner a cero dicho cuentakilómetros para poder conocer cuando llegas a tu destino y debes cambiar el sentido de la marcha.

A simple vista puede parecer complicado, pero esto quizás sea lo único fácil del juego, porque finalizar las etapas sin percances, con el coche intacto y en un tiempo aceptable es casi imposible.

Por supuesto, otro de los detalles que se ha incluido es la posibilidad de que repostes gasolina, agua o cualquier otro elemento que necesites en las gasolineras colocadas a tal efecto en Europa o en los camiones cisternas en Africa. Pero, y hasta en eso es real, deberás pagar unos precios quizás no demasiado asequibles por los elementos o reparaciones que necesites.

Para solucionar este pequeño problema económico, cuentas al principio con una cantidad de dinero que, probablemente. te sea insuficiente para acabar la carrera, por lo que deberás conseguir más aportaciones de tus sponsors por el único método posible: realizando buenas clasificaciones.

Ya casi no nos queda nada por explicar exceptuando que el programa posee tres fases diferentes, una en Europa, otra en el desierto del Sahara y la última, con destino final en Dakar, atravesando el desierto de Teneré.

Quizás también cabría destacar otro detalle de calidad que demuestra la profesionalidad de sus programadores: la forma que tiene el programa de que abortes el juego.

Normalmente los programas incluyen una letra que al ser pulsada hace que aparezca el típico rótulo de «Game Over» y devuelve el control al menú de opciones; pero los señores de Made in Spain, sin embargo, han debido pensar que esto era demasiado normal para su programa, por lo que cuando pulsas esa tecla en el «París Dakar» lo que ocurre es que aparece un helicóptero, recoge al piloto y desaparece, tras lo cual hace ya aparición el rótulo acostumbrado.

Hemos esperado este «París Dakar» durante casi un año, pero en todos los aspectos ha merecido la pena esperar.


Otros sistemas:


Reseñas de Paris-Dakar

Microhobby nº181

¿Recordáis este título que Made in Spain comenzó a publicitar allá por el mes de marzo? Pues bien, fuentes muy bien informadas nos han asegurado que el lanzamiento de este original programa de coches y motos está a punto de caer.

El juego está basado en el rallye del mismo nombre y deberás mezclar tu pericia como conductor con algo de estrategia para orientarte perfectamente, cosa no demasiado sencilla, y mantener tu vehículo en perfectas condiciones.

Poneros el casco, coger la brújula y pisad el acelerador a fondo.

Valoración de Paris-Dakar

  • Originalidad: 90%
  • Gráficos: 90%
  • Movimiento: 80%
  • Sonido: 80%
  • Dificultad: 90%
  • Adicción: 100%

Vídeo relacionado