• Videojuegos Retro
soloretro
Fairlight - ZX Spectrum 48K de The Edge (1985)

Fairlight - ZX Spectrum 48K de The Edge (1985)

  • 22 de enero de 2017

Juego: Fairlight

Sistema: Spectrum 48K

Autores: Bo Jangeborg, Jack Wilkes, Niclas Osterlin, Pennsoft, Mark Alexander

The Edge / ABC Soft

Efectivamente, entre los muchos alicientes que presenta este Fairlight, el que más sobresale es, sin duda alguna, la magnifica presentación de todas y cada una de sus pantallas. Esto se ha conseguido gracias a una sofisticada técnica llamada «3-D Worldmaker Technique», con la que se consigue un alto nivel de tridimensionalidad y realismo. Cada uno de los objetos que aparecen en el juego tienen sus atributos específicos, lo que permite que estos puedan ser movidos de un lado a otro e incluso se pueden apilar unos encima de otros.

Estos objetos, además, tienen las características que tendrían en la realidad, tales como peso, velocidad..., e incluso en algunas ocasiones, también poseen un cierto grado de inteligencia. Este hecho se refleja por ejemplo, en que Ivar, el héroe de la historia, puede llevar simultáneamente un máximo de cinco objetos, pero si alguno de estos tiene un peso demasiado elevado, no podrá completar dicha cantidad. Por otra parte, la velocidad del personaje estará en función del peso que lleve en ese momento: a mayor peso, menor velocidad.

En cuanto al argumento del juego, podemos aseguraros que tampoco desmerece en absoluto la calidad del juego. Este sé desarrolla en el intrincado Castillo de Avars, situado en pleno c-razón del bosque de Ogri, y allí es donde nuestro pequeño héroe Ivar deberá intentar realizar la misión que el espíritu del antiguo hechicero del rey Avar te ha encomendado.

Esta consiste en localizar entre el enrevesado laberinto de pasadizos, salas, patios y pasillo, un libro mágico -el Libro de la Luz-, y romper así el conjuro que mantiene prisionero al hechicero desde hace más de tres mil años, y del mismo modo, conseguir que él pueda escapar del recinto del castillo.

Para ello, Ivar deberá utilizar (como ya viene siendo habitual en este tipo de juegos), los diferentes objetos que se crucen en su camino, tales como pergaminos, barriles, bolsas de dinero, panes, jarras, pollos, etc., y dar a cada uno de ellos la utilidad adecuada, tarea ésta que en algunas ocasiones no resulta nada fácil, pues éstas no siempre son las que en principio aparentan. Todo esto debe realizarse, como bien habréis supuesto, intentando esquivar a los numerosos guardianes y obstáculos que se encuentran repartidos por todos los rincones del castillo. Además existen algunas trampas que deberán ser evitadas a toda costa, o de lo contrario si caemos en ellas nunca conseguiremos salir de allí.

En fin, podríamos seguir mucho tiempo contándoos las numerosas virtudes de este Fairlight, pero evidentemente es preferible que las descubráis por vosotros mismos.

Sistemas

Serie Fairlight

Vídeo relacionado