• Videojuegos Retro
soloretro
The Ancient Art of War | Juego : PC MS-DOS | Evryware (1984)

The Ancient Art of War | Juego : PC MS-DOS | Evryware (1984)

  • 13 de abril de 2016

The ancient Art of War es uno de los primeros juegos de estrategia que se comercializaron para PC, y a la vez, uno de los mejores. Posee unos excelentes gráficos y todo el programa está muy cuidado. Se nos permite gran variedad de enfrentamientos, modificar a nuestro gusto el nivel de las campañas, y muchas más cosas. Podemos efectuar algunas operaciones básicas con nuestras unidades, las cuales pasamos a describir:

Info

Esta opción nos informa sobre el estado de las tropas, para ello nos da tres tipos de información.

Condition. Es la capacidad de lucha de nuestra unidad. A la hora de un enfrentamiento ganará quien tenga mayor Condition.

Food (comida). Nos informa del estado de alimento de una unidad. Cuando una unidad no tiene casi comida, el nivel de la condición empieza a bajar.

Speed (velocidad). Nos informa de la velocidad y dirección de nuestra unidad. Con la tecla S podemos cambiar la velocidad.

Size

Nos informa del tipo y número de soldados que integran la unidad. Esta información también se nos facilita en la opción Detach.

Formation

Para poner en una determinada formación a una unidad -de todas formas hay algunas formaciones que son generales- cuando todos los soldados son arqueros es conveniente utilizar la formación 1, ya que con ella quedan más atrasados y pueden estar más tiempo lanzando flechas.

Con bárbaros y caballeros lo mejor es ponerlos en formación 4 para que no tarden tanto en llegar al enemigo.

Detach

Esta opción nos permite dividir una unidad en varias. Esta opción está activa después de una batalla y es acumulativa, es decir, por cada batalla que hagamos tendremos opción a una división de unidades.

Visión general

Cada vez que jugamos más nos vamos dando cuenta de que el juego está muy bien realizado y posee un gran nivel de adicción; para llegar a ser un gran comandante se necesita gran dedicación y paciencia, ya que el enemigo siempre realiza movimientos inesperados y muchas veces precisos y veloces. Asimismo, el juego posee un pequeño detalle arcade, ya que al enfrentarse dos unidades tendremos la posibilidad de capitanear a nuestros propios soldados.

Muchas veces, aunque estemos mal de alimentos y de condición, podremos ganar a nuestro enemigo si nosotros mismos realizamos la batalla.

En casos extremos, cuando el enemigo vea clara su derrota, nos puede ofrecer su rendición, pero podemos elegir seguir combatiendo y aniquilar al enemigo, o ser compasivos y ganar la batalla por rendición.

Aquel viejo refrán de “La unión hace la fuerza” queda patente en este juego, ya que cuando más masivos sean nuestros ataques mayor facilidad de victoria encontraremos. Si poseemos las fortificaciones, nuestra victoria será más fácil, es decir, aproximadamente cada cinco minutos recibiremos refuerzos, es decir, nuestras unidades irán creciendo en número. Cuando haya más de 12 soldados por unidad será conveniente dividir la unidad en dos, para tener más maniobrabilidad y facilidad de ataque. El programa nos permite elegir entre una serie de completas y variadas compañas que harán las delicias de los más exigentes. Ahora pasamos a describir las campañas que se nos proponen.

Las campañas

The Race For The Flags

En esta campaña nuestra misión consiste en conquistar las dos banderas de la parte superior de la pantalla que se hallan en una fortificación sin soldados. Nosotros poseemos menor número de hombres, pero nuestro ejército se mueve un poco más rápido que el enemigo. Para conseguir la victoria la forma más sencilla es correr por el camino de la derecha hacia el fuerte. Deberemos dividir al menos 2 de nuestras unidades en 4 para que por lo menos una unidad vaya directamente a la fortificación, deberemos evitar en lo posible el contacto con el enemigo, también deberemos poner nuestras tropas a velocidad Fast Match.

The Battle of Pharsalus

Esta es una campaña donde tendremos un enfrentamiento cara a cara con el enemigo. Nuestra fuerza radica en las dos últimas unidades que están formadas por arqueros.

Después de 2 batallas ya podremos dividirlas en 4 unidades. Las dos unidades de la parte inferior deberán ir por las banderas del enemigo a velocidad FAST MARCH; todas las demás deberán moverse a velocidad SLOW para no gastar la poca condición que tienen.

The Constest of the Gods

Se trata de una carrera entre dos unidades para llegar a la bandera del oponente. La velocidad adecuada es Fast Mach, y es muy importante seguir el camino, ya que si salimos de él iremos bastante más lentos.

Sherwood Forest

Aquí propone una campaña donde el enemigo se halla fortificado en el centro de la pantalla. Nosotros somos menores en número pero estamos en posiciones estratégicas donde las unidades enemigas llegan casi condición. Para lograr la victoria, la forma más sencilla es proteger nuestra bandera con cuatro unidades y luego defender los puestos de aprovisionamiento donde generemos al enemigo con facilidad.

The Elusive Spy

En esta campaña tendremos que demostrar nuestra habilidad conduciendo a un solo espía hasta el fuerte con bandera enemiga. Deberemos ir con sumo cuidado de nos enfrentarnos al enemigo ya que, en caso de hacerlo, moriríamos y se acabaría el juego. El camino más sencillo es ir por detrás de las montañas hasta el puesto de suministros y, luego, ir esquivando a las unidades enemigas.

Clusters Last Stand

Se trata de una campaña donde nuestro oponente es muy superior a nosotros; enfrentarse a él es casi un suicidio ya que posee todos los puestos de suministros. La táctica más sencilla es ir a por las tres banderas del centro de la pantalla con la unidad del margen derecho y con todas las demás defender la bandera de la parte superior de la pantalla, que será el punto donde atacará el enemigo.

En resumen, es un juego muy completo y conociéndolo a fondo podemos pasar pasar ratos inolvidables con él. También podemos crear nuestras propias campañas pero, con las que nos vienen, suele ser suficiente, ya que como hemos visto las hay para todos los gustos.