• Videojuegos Retro
soloretro
Perfect Sokoban - MSX2 de Microcabin (1989)

Perfect Sokoban - MSX2 de Microcabin (1989)

  • 20 de julio de 2020

"Parece ser que cuando estaba naciendo el MSX, una compañía japonesa llamada Thinking Rabbit lanzó al mercado un programa bautizado como "Soko-ban", o lo que es lo mismo, "Perfect".


Ficha de Perfect Sokoban

Videojuego: Perfect Sokoban (倉庫番パーフェクト)

Sistema: MSX2

Microcabin

Programadores: Thinking Rabbit

Año: 1989


Análisis de Perfect Sokoban

MSX Club nº78

Parece ser que cuando estaba naciendo el MSX, una compañía japonesa llamada Thinking Rabbit lanzó al mercado un programa bautizado como "Soko-ban", o lo que es lo mismo, "Perfect". La que nos ocupa es una nueva versión del programa.

Los fonemas SO/KO, representados en dos kanjis, significan "almacén", mientras que BAN tiene su equivalente en número, orden o turno. Por lo tanto, el nombre compuesto, en español, sería "almacén perfectamente ordenado". Y en eso consiste el programa, en conseguir ordenar una serie de cajas que ocupan un almacén. Para ello, manejaremos a un hombre vestido con un mono de trabajo.

Las dos primeras pantallas son fáciles de superar, pero a partir de ahí, la complicación va en aumento -ya que en caso de que cometamos un solo error, deberemos empezar de nuevo.

El juego consta de 306 pantallas, pero podremos utilizar hasta un máximo de 999 gracias a la opción "edil". ¿Recordáis "Kings Valley II"? "Perfect" funciona de forma similar en este aspecto.

Al introducir el disco en el ordenador veremos una secuencia de presentación, muy correcta, en la que aparecerá un hombre manejando un caja, para luego asistir a una demo de la primera pantalla del juego. En esta introducción comprenderemos también que Thinking Rabbit vendió su licencia a Microcabin, con lo que nueve años más tarde ha podido ser comercializada esta nueva versión.

A pesar de su indudable calidad, resulta asombroso que una compañía famosa por RPGs como la saga de "Xak", haya decidido editar un juego tan aparentemente sencillo como este "Perfect".

Una vez pulsada la barra espaciadora en la presentación, aparecerá un menú con las siguientes opciones:

  • (x): Número de pantalla en la que queramos jugar; de la 1 a la 306. La seleccionaremos manejando los cursores de izquierda a derecha.
  • Demo. Contemplaremos una pequeña muestra de cómo deben colocarse las cajas en la primera pantalla.
  • Play. Empezar a jugar.
  • Edit. Crearemos nuestras propias pantallas.
  • BGM. Podremos escuchar las seis melodías que contiene el programa, y además poner en marcha el programa escuchando cualquiera de ellas de fondo.

También existe la opción de jugar sin escuchar música de ningún tipo.

Todo ello, haciendo uso de los cursores y la barra espaciadora.

Moveremos cajas intentando ponerlas en el orden correcto; si hacemos un movimiento erróneo pulsaremos , con lo que nuestro personaje retrocederá. Pero eso es algo que sólo podremos hacer una vez.

A pesar de que se trata de un programa en que el tiempo de juego es fundamental -puesto que existe un límite para que podamos ordenar las cajas correctamente-, no se ha habilitado ninguna tecla con que detener el juego; eso sí, el cronómetro se detendrá cuando no movamos a nuestro héroe.

En caso de que nuestra actuación sea totalmente funesta, deberemos pulsar la tecla y accederemos al siguiente menú:

  • (x). Número de pantalla en que nos encontramos.
  • Max. Tiempo máximo para completar la pantalla.
  • Min. Tiempo mínimo para completar la pantalla.
  • Now. Contador que avanza desde el momento en que nos movemos, y que indica el tiempo que nos queda para concluir nuestra misión.
  • Continué. Seguiremos con la acción en el mismo punto en que la dejamos antes de pulsar .
  • Give up. Esta opción nos llevará de vuelta al primer menú, en el cual podremos elegir cambiar las músicas, el nivel en el que empezar.
  • Try again. Nos será de utilidad cuando nos cercioremos de que, con los movimientos realizados, es imposible completar la pantalla. Así pues, volveremos al principio.

La mayor virtud de este juego es que si nos cansamos de jugar con las pantallas que han sido creadas previamente, podremos dar forma a las que nosotros deseemos gracias al potente editor al que antes hacíamos mención.

Los gráficos son poco vistosos, la música resulta monótona hasta extremos desesperantes... En definitiva, "Perfect" es un programa que desarrolla la habilidad mental, pero cuyo resultado final es poco más que mediocre.


Valoración de Perfect Sokoban

Sin valoración

Vídeo relacionado