• Videojuegos Retro
soloretro
Marauder | Commodore 64 | Juego clásico | Hewson | Valoración

Marauder | Commodore 64 | Juego clásico | Hewson | Valoración

  • 28 de agosto de 2015

En noviembre de 1988 la revista MEGAjoystick comentó el juego Marauder, distribuido por ERBE para Commodore 64, veamos qué se dijo.

Tras el éxito obtenido por la famosa conversión de las máquinas a nuestros ordenadores del mítico Commando, muchos han sido los que a través de la idea han querido plasmar un juego diferente pero con la misma adicción como pueden ser: Ikari Warriors, Who Dares Wins II, TNT, etc... Pero por primera vez y en escenarios similares nuestro invencible héroe se internará en el campo de batalla a bordo de un vehículo especial todo terreno.

Prólogo

Todo empezó una mañana. Tras la reunión de la noche anterior muchas ideas habían quedado flotando en aquel ambiente de misterio. Todos los generales del ejército confederado habían asistido a la reunión. El tema era de suma importancia. La infiltración de un comando especial en territorio enemigo. Cada uno de los generales mostró sus planes y sus estrategias. Las horas se sucedían y había que elegir alguna, así que por una votación unánime te nombraron a ti Teniente-Coroel Krauer (miembro del cuerpo de operaciones especiales) portador de tal misión. Al amanecer, y tras retocar y repasar el plan, te presentaste frente a tu instructor al que te explicó con todo detalle la misión. Pensaste que sería una más de tus sencillas misiones de infiltración pero estabas equivocado. En esta ocasión ibas a utilizar un vehículo especial todo-terreno educado a cualquier tipo de superficie y atmósfera. Tú, ya habías recibido instrucción sobre estos vehículos y habías podido comprobar su eficiencia y su potencia. Pero no por eso iba a ser más fácil. Si concluías con éxito la misión obtendrías dos valiosas recompensas. La primera una condecoración al valor, un ascenso y una estatua al honor.

La segunda era el orgullo de haber servido valientemente a tu patria. Tras unos largos preparativos te fueron entregados los planos del campamento enemigo. Preparado para partir fuiste trasladado al mismo en una lanzadera espacial de alta velocidad. Una vez en territorio enemigo descendiste con el vehículo y te despediste de tus amigos quedando en el mismo lugar el día acordado.

La primera fase se encontraba en la selva espacial, territorio climatizado para la reserva de especies vegetales únicas. Las bases enemigas se habían instalado a lo largo de toda la selva formando un estrecho pasillo por el que era prácticamente imposible para desapercibido.

Descripción

En este juego existe una ayuda esencial en forma de base enemiga llamado “ojos de luz”. Tal enemigo te proporcionará, tras unos disparos, unas ayudas esenciales o unas contradiciones: inmunidad por unos momentos, quedarse sin láser por unos momentos, que se inviertan los controles o bonus por las tres bombas. Si permanecéis quietos en un lugar aparecerá un enemigo aéreo a gran velocidad que cruzará la pantalla en horizontal y soltará una bomba, haciéndote perder una vida. El juego en sí no tiene final ya que el acabar las seis fases volvemos a comenzar todos los niveles, incluida la música. Recomendado para machacadores de joysticks.

Otros sistemas

Juego para Commodore 64.

Producción: Hewson Consultants

Distribuidor en España: Erbe Software