• Videojuegos Retro
soloretro
Winter Games - Amstrad CPC de Epyx Inc (1986)

Winter Games - Amstrad CPC de Epyx Inc (1986)

  • 6 de diciembre de 2019

Desde la primera edición de los Juegos de Invierno en Chamonix (Francia) en el ano 1924, esta competición se ha celebrado 15 veces, la última en Sarajevo (Yugoslavia).


Ficha de Winter Games

Videojuego: Winter Games

Sistema: Amstrad CPC

Epyx

Programadores: -

Año: 1986


Análisis de Winter Games

Amstrad Semanal nº48

Desde la primera edición de los Juegos de Invierno en Chamonix (Francia) en el ano 1924, esta competición se ha celebrado 15 veces, la ultima en Sarajevo (Yugoslavia).

La próximo edición de los juegos tendrá lugar en el año 1988, y la sede será la ciudad de Calgary, en Canada.

Es precisamente esta edición de los Juegos de Invierno la que se convierte en protagonista de un programa para ordenador.

Tomando como base de la competición ocho deportes, la casa Epix ha desarrollado un programa en el que la nieve sirve de marco incomparable a la competición entre los mejores deportistas de todo el mundo.

El programa está contenido en dos cassettes, de forma que cada cara agrupa dos pruebas distintas, quedando distribuidas las mismas de la siguiente manera:

Cara 1 .- Bobsled y esquí acrobático.

Cara 2.- Velocidad sobre patines y saltos de esquí.

Cara 3.- Patinaje artístico y patinaje estilo libre.

Cara 4.- Esquí de fondo y tiro con rifle.

También existe una versión en disco, que, además de contener las distintas pruebas, incluye la ceremonia de apertura de los juegos, con el encendido de la llama olímpica y la suelta de palomas.

Esta versión permite la competición en todos los juegos, con lo que podemos desafiar a varios amigos en las distintas disciplinas deportivas, para ver quien es el que consigue más medallas a lo largo de toda la olimpiada.

La versión de cassette, por la distribución de los deportes en las distintas caras, solo permite la competición simultanea en un máximo de dos pruebas.

Como el dominio de las distintas disciplinas no es fácil, existe la posibilidad de practicar un juego determinado, lo que tras sucesivos intentos, nos permitirá mejorar nuestro estilo en este deporte.

En las distintas competiciones, pueden practicar desde uno hasta cuatro jugadores, cada uno de los cuales puede elegir entre jugar con teclado o con joystick.

Una vez encendido el fuego olímpico y concluida la ceremonia de apertura, nos encontramos de lleno en la primera competición.

Puestos al volante de nuestro deslizador, debemos mantener la trayectoria en la pista sin chocar contra los bordes. La gran velocidad a la que nos lanzamos por ella puede hacernos volcar si no tomamos las curvas con precisión.

El conocimiento del circuito es de gran importancia para anticiparnos a las curvas; por la elevada velocidad, estas aparecen repentinamente, y cualquier retraso en mover el timón puede sacarnos de la pista.

El mejor tiempo en el recorrido será el que decida la medalla de oro.

En esta prueba la pantalla se encuentra dividida en dos secciones, en una de las cuales aparece una vista aérea del circuito con la posición que ocupamos en el, y en la otra vemos nuestro vehículo por detrás y la sección transversal de la pista.

Cada vez que entramos en una curva, la pista cambia de color y nuestro bobsled es empujado hacia la parte alta por la inercia.

Estamos en una prueba donde la habilidad es de vital importancia.

Lanzados por una pendiente entramos en un trampolín natural el cual nos eleva en el aire; el fuerte desnivel existente nos deja espacio suficiente para realizar durante el vuelo las figuras deseadas.

Disponemos de seis piruetas diferentes para realizar: el botón de disparo del joystick nos lanza hacia el trampolín, y una vez en el aire efectuamos el movimiento elegido. Cuando caemos a tierra, la posición central del joystick nos hará caer en posición vertical.

Los movimientos clásicos del esquí acrobático están representados; podemos ejecutar la coz de mula, el chiflado chiflado, la vuelta hacia atrás, la vuelta adelante, el cisne y el rasgado.

Cuando adquiramos la suficiente destreza podremos realizar varias piruetas en el mismo salto, lo que aumentará considerablemente nuestra puntuación.

En esta competición, hay que destacar la perfección del movimiento del esquiador y la gracia de las piruetas que ejecuta, las cuales se ajustan exactamente a la realidad.

Nuestro patinador, en posición aerodinámica, espera la orden de salida. En la otra pista nuestro adversario intentará batirnos por todos los medios; el que consiga imprimir mayor velocidad a sus patines sera el vencedor.

Cuando se da la salida, empezamos a mover las piernas de nuestro patinador: tirando del joystick a izquierda y derecha llevamos el ritmo de las zancadas.

Para lograr un buen deslizamiento sobre la pista, debemos aprovechar adecuadamente el impulso de cada zancada. Si nos retrasamos o adelantamos, al final del movimiento de cada pierna perdemos velocidad.

Para poder vencer a nuestro adversario, debemos salir mas despacio, aumentando paulatinamente el ritmo de nuestras zancadas, hasta conseguir aprovechar al máximo el impulso de cada patín y elevar el ritmo a una velocidad aceptable.

Cualquier fallo en la coordinación de los movimientos nos resta velocidad, haciendo que tengamos que recuperar de nuevo el ritmo que llevábamos.

Nos encontramos en la parte superior de la rampa de saltos; cuando nos dan la salida nuestros brazos dan un fuerte tirón y comenzamos el deslizamiento.

Adoptamos una posición baja doblegándonos sobre nuestras rodillas, de forma que nuestro cuerpo ofrezca la menor oposición al aire y alcancemos una velocidad mas grande.

Esta postura se aguanta hasta el último momento, en el que al llegar al borde del trampolín un enérgico tirón del cuerpo nos lanza al aire.

Ahora nuestra posición es totalmente distinta; estamos extendidos con los esquís paralelos al cuerpo, planeando sobre la nieve. Al final, otro tirón del cuerpo nos hará aterrizar sobre la blanca masa, marcando la distancia de nuestro salto.

En las pruebas de salto de trampolín, se califican tanto los metros alcanzados en el salto, como el estilo del vuelo; cualquier perdida de la posición paralela a los esquís, nos hace perder longitud de salto y penaliza nuestro estilo.

Para realizar un buen salto, debemos hacer una buena salida del trampolín, aprovechando al máximo el impulso del deslizamiento. Luego, en el vuelo, deberemos mantener la posición paralela de los esquís durante toda la duración de este, corrigiéndola con el joystick si no estamos en la posición optima.

Podemos extender las rodillas, adelantar el cuerpo o retrasarlo, y nivelar los esquís de forma que se mantengan paralelos: el jurado de estilo estará atento a nuestra forma de controlar el vuelo.

A la hora del contacto con la nieve, una fuerte flexión de piernas acompañada de la extension de los brazos, nos hace tomar tierra sin perder el equilibrio.

Estamos en el programa corto, donde, en el tiempo de un minuto tenemos que realizar seis movimientos obligatorios: Camel, Giro Sentado Doble Axel, Triple Axel, Doble Lutz, Triple Lutz, Camel con Giro Sentado.

El orden en que debemos efectuar las distintas figuras es completamente indiferente, lo importante es enlazarlos convenientemente y realizarlos con la mayor perfección posible.

En la modalidad de patinaje, donde destacan los grandes estilistas, no cuenta la espectacularidad, ni la inspiración que presiden en el estilo libre; lo requerido es un dominio total de la técnica y una perfecta ejecución de las figuras.

Debemos manejar el joystick con sensibilidad y precisión; cada figura que iniciamos debe ir acampanado de la pulsación del botón de disparo en el movimiento adecuado, de la misma forma hemos de acabar el movimiento correctamente sin caernos.

Es muy importante empezar un movimiento con las piernas en la posición correcta, de lo contrario nuestra caída sera segura, todo depende de la pulsación del botón de fuego.

Durante todo nuestro ejercicio, el jurado toma nota de nuestros movimientos, calificando la ejecución y penalizando los errores.

Cada caída resta 0.7 puntos y cada movimiento mal ejecutado 0.2; la figura que mas puntúa es el Camel.

Agachado con 1.2, y la máxima puntuación total es de 6.0 puntos, que correspondería a un ejercicio perfecto.

Estamos en la prueba mas espectacular y vistosa del patinaje; en ella, la gracia en la ejecución, la técnica, el riesgo y la belleza se unen para deleitar al publico.

Disponemos de dos minutos para realizar el ejercicio: en nuestra imaginación preside el encadenamiento de las distintas figuras, haciendo que la música se funda con el movimiento en una recreación artística de innegable belleza.

Para alcanzar el máximo de puntuación, debemos realizar tres veces cada figura, procurando ejecutar dentro del tiempo los tres intentos de tantos movimientos difíciles como nos sea posible.

Las penalizaciones por caída son 0.5 puntos, y 0.2 por movimiento defectuosamente ejecutado.

El máximo de puntos posibles es de 6.9.

Estamos en una prueba donde resistencia y buena puntería se unen.

Debemos efectuar un recorrido de fondo sobre nuestros esquís, y disparar con el fusil a los cinco blancos que encontraremos a lo largo de la pista.

El tiempo empleado en completar el recorrido, es el que decide el campeón de la prueba; cada fallo al disparar sobre un blanco aumenta el tiempo del corredor en cinco segundos.

Con el joystick, dirigimos el movimiento de piernas del esquiador. En esta modalidad lo más importante es conseguir un ritmo adecuado y aprovechar bien el impulso de los esquís.

En los tramos cuesta arriba, debemos aumentar nuestra velocidad, mientras que si nos encontramos en una pendiente aumentaremos nuestra velocidad de caída ayudándonos de los brazos.

Para disparar a cualquiera de los blancos, debemos correr el cerrojo de nuestro fusil y apuntar. El cansancio del esquiador influye en su puntería y no debemos perder demasiado tiempo apuntando.

Winter Games es un programa que refleja fielmente lo que son los juegos de invierno: las siete pruebas que contiene son las mas representativas de esta competición y están reproducidas con verdadero realismo.

Todas las pruebas se realizan a base de joystick, sin tener que utilizar teclas adicionales que complicarían el desarrollo de los ejercicios.

Aunque existen gran variedad de movimientos en cada prueba, el dominio de las distintas técnicas no resulta complicado; con un poco de práctica Mega a ser intuitivo y permite todo el desarrollo de nuestras cualidades.

La parte más destacable de este programa, sin duda, son el movimiento y el dibujo de los gráficos.

En lo referente al movimiento, este reproduce totalmente la técnica de cada competición; son de destacar la gracia y fiel reproducción de los movimientos de esquí acrobático, del salto de trampolín, las pruebas de patinaje artístico y el esquí de fondo.

Francamente el movimiento está bien conseguido.

En cuanto al dibujo de las distintas pantallas, este esta realizado con una técnica impresionista muy lograda; la nieve se diría que va a salir por la pantalla, los bosques y montañas alpinas nos rodean en un paisaje propio de una postal.

En definitiva, un programa de total espíritu deportivo donde nuestra habilidad se pone a prueba en siete deportes distintos.

Sistemas


Valoración de Winter Games

Amstrad Semanal nº48

Obra Maestra

  • Originalidad: -
  • Gráficos: -
  • Movimiento: -
  • Sonido: -
  • Dificultad: -
  • Adicción: -