• Videojuegos Retro
soloretro
Masterbingo - Amstrad CPC de Master Soft (1987)

Masterbingo - Amstrad CPC de Master Soft (1987)

  • 4 de noviembre de 2019

El popular juego del bingo ha sido adaptado al ordenador en una apasionante versión que hasta imprime sus propios cartones.

Índice


Ficha de Masterbingo

Videojuego: Masterbingo

Sistema: Amstrad CPC

Master Soft

Programadores: -

Año: 1987


Análisis de Masterbingo

Amstrad Semanal nº70

Sin lugar a dudas el bingo es uno de esos juegos que sirve para reunir a la gente en torno a una mesa, y con el inocente propósito de jugar una partidita en casa de alguien comienza, el ritual mágico de preparar la mesa de juego.

De una caja alojada en cualquier armario, salen los elementos básicos de la liturgia binguera, el bombo esférico, los paquetes de cartones, la bolsa de las bolas y el tablero numerado.

Los participantes en el juego van ocupando sus lugares, y cuando todo el equipo esta desplegado, empiezan las discursiones «¿A cuánto ponemos el cartón?», unos quercurlrán más dinero, otros menos, por fin llega el acuerdo y la partida puede comenzar. El encargado de sacar las bolas empieza a cantar con voz firme y acompasada, «El 58, el 23, el 13». Nadie emite ni un suspiro, el silencio entre los jugadores es total. «E1 17, el 46, el 68», la partida se alarga...,sin querer darme cuenta me encuentro con que me falta el número 33, el de las bolas sigue sacando «el 71, el 66, el 1, el 32» la cosa ha estado cerca «el 48, el 3, el... » De repente y casi partiéndome el tímpano uno de enfrente grita «bingo, bingo, bingoooooo».

Desde luego los hay con suerte. Si el clásico juego de bingo es emocionante, el realizarlo por ordenador puede traer considerables ventajas.

Aunque el rito del montaje de la mesa y de más utensilios ha desaparecido, el juego sigue estando ahí y se diría que nos hayamos en una sala de esas de bingo en las que las bolas aparecen en pantallas de televisión y los tableros eléctricos nos indican los números cantados hasta el momento.

Nuestros amigos nos rodean y un ambiente grato y cordial preludia lo que puede acabar en ruina monetaria para unos y beneficios netos para los poseedores de la diosa fortuna.

El programa contiene su propio juego de cartones, distribuidos en varias series, cada uno de los cuales tiene un numero de clave que hace posible la comprobación de los premios de forma instantánea.

Los poseedores de una impresora podrán imprimir todos los cartones que quieran hasta 480, entregando a los jugadores un soporte cómodo y desechable una vez terminada la partida.

Los que no posean este periférico, tendrán que copiarlo de la pantalla, labor que puede ser un poco pesada; pero las cosas son así, si no queremos copiar podemos jugar con cartones de cualquier bingo de los de casa.

Todos los demás elementos están contenidos dentro del ordenador el cual, a intervalos regulares de tiempo, ira extrayendo los números y colocándolos en el tablero de resultados, operación que se vera interrumpida al aparecer una linea o un bingo.

Condiciones iniciales

Antes de comenzar el juego, hemos de establecer las condiciones que van a regir la partida. En la pantalla de condiciones iniciales vamos a precisar cada uno de los parámetros que nos interese alterar.

La primera opción es la que nos imprime el número de cartones, en ella fijaremos el número de ellos y la serie a la que queremos que pertenezcan, en total disponemos de seis series de hasta 80 cartones cada una.

En segundo lugar fijaremos el precio del cartón y el número de jugadores. Si no estamos contentos con los porcentajes estándar para la linea y el bingo, las siguientes opciones nos permitirán alterar estos acomodándolos a los gustos de los jugadores de la partida.

Cuando todos estos datos están establecidos, el ordenador tendrá la información suficiente para saber el dinero correspondiente a los premios. En caso de que la casa quiera obtener un porcentaje de beneficio sobre el total, basta con rebajar los premios de linea y bingo de forma que su suma no llegue a 100, de esta manera esa diferencia quedara en poder del que pone el local.

La ultima condición a fijar es la que se refiere a la extracción de los números. Podemos elegir entre la automática, o la manual, en la primera de ellas fijaremos el tiempo en segundos transcurrido entre extracción y extracción; en la segunda, esta se realizara a toque de tecla.

La primera opción es mucho mas aconsejable para evitar demoras por parte de los jugadores, haciendo que el juego se haga mas intenso y exigiendo mayor concentración de los participantes; la segunda es una forma mucho más coloquial y amistosa en la que se conceden pausas y demás detenciones momentáneas para comprobar cartones y bolas atrasadas.

Juego y reparto de premios

La extracción de bolas continuara ininterrumpidamente hasta que alguno de los jugadores reclame la linea o bingo, cuando esto ocurra se interrumpe dicha extracción con la barra espaciadora, apareciendo la secuencia de comprobación. En ella solo nos bastará con introducir el numero del cartón del aspirante a ser premiado, el ordenador decidirá si el código corresponde al premio reclamado o no, comprobada la validez del premio se continuará con el bingo si este era de una linea o se concluirá la partida.

En el caso de que el cartón presentado no fuera correcto, las extracciones seguirán produciéndose hasta que aparezca otro premio.

Si al final de la sesión de juego queremos tener un resumen de los premios concedidos y los cartones premiados, podemos sacar una copia por impresora con solo pulsar una tecla.

En caso de que deseemos obtener un balance completo de todas las partidas, podemos conocer los datos relativos a la cantidad repartida en premios y el beneficio de la banca a lo largo de las mismas.

Protección y copias

La carga del programa se encuentra protegida de intrusos mediante un código de colores, el cual esta reflejado en una tabla contenida en la carpeta del juego.

Iniciada la carga, el programa nos pregunta por la combinación correspondiente a un determinado número, mediante las teclas A, N, V, R, indicaremos los colores de la secuencia; en caso de ser la correcta el programa continuará con la carga, en caso contrario se nos dará una nueva oportunidad, si volvemos a fallar con el código se produce un RESET automático.

Este sistema de protección permite realizar el número de copias de seguridad necesario, simplemente usando el CPM, el único requisito es tener en nuestro poder la carta dc colores, con la que funcionara cualquier copia; sin ella nunca conseguiremos arrancarlo.

Conclusiones

Los aficionados al bingo encontrarán en el programa un producto ajustado a sus necesidades.

Con Masterbingo, podemos jugar de la misma forma una partida amistosa, como una partida seria en un local de bingo.

La obtención dc los cartones por impresora es interesante, pero limita de forma drástica el número de usuarios de este programa. El tener que introducir el numero del cartón para la comprobación automática de los premios hace que sin los cartones del programa sea mas incómodo jugar.

En el caso de jugar con cartones de cualquier bingo doméstico, deberemos comprobar uno a uno los números del cartón, a pesar de lo cual el programa es perfectamente utilizable sin ningún tipo de problemas.

Su USD en partidas serias hace posible la obtención de informes de los premios y los beneficios de la banca, en estas partidas el ordenador se hace juez imparcial que no tiene ninguna clase de favoritismo o por los jugadores.

Las partidas con tiempo de extracción corto pueden resultar de gran interés haciendo más difícil el hecho de jugar con varios cartones simultáneamente y requiriendo una fuerte concentración por parte de los jugadores, pudiendo jugar mas partidas en un tiempo determinado.

Un programa para jugar y disfrutar de la emoción del bingo.


Valoración de Masterbingo

Amstrad Semanal nº70

  • Originalidad: -
  • Gráficos: -
  • Movimiento: -
  • Sonido: -
  • Dificultad: -
  • Adicción: -