• Videojuegos Retro
soloretro
Pushover | Juego: Commodore AMIGA | Ocean | Jonathan Dunn · 1992

Pushover | Juego: Commodore AMIGA | Ocean | Jonathan Dunn · 1992

  • 14 de abril de 2018

Videojuego: Pushover

Sistema: Commodore AMIGA 500

Ocean / Red Rat Software

Programación: Dave Elcock, Helen Elcock, Keith Watterson

Gráficos: Bryan King, Barry S. Armstrong

Música: Keith Tinman, Dean Evans, Jonathan Dunn

1992

Cada vez con más frecuencia nos encontramos con juegos similares al Lemmings en los que hemos de utilizar nuestra inteligencia para resolver las diferentes situaciones que nos plantea el juego. Además hace muy poco comentábamos también el Gobliiins, un juego en el que las pantallas se superaban al realizar una serie e acciones.

En Push-Over hemos de ayudar a una simpática hormiga a colocar de tal forma las fichas de domino que hay en cada pantalla para conseguir que al empujar la primera caigan todas las demás sin quedar ninguna en pie y derribando la última, una que está señalada con tres franjas rojas. Esto que parece tan sencillo se complica muchísimo, tanto que llegando a la pantalla número veinte hemos de ser auténticos jugadores de Push-Over para superarla sin ayuda.

Tras la primera pantalla en la que no se presenta ninguna complicación y es tan solo para descubrir la forma en que podemos coger y dejar las fichas donde deseemos, nos encontramos con fichas dotadas de diferentes atributos. Mientras que la mayoría de las fichas presentan un uniforme color amarillo a excepción de la que ha de caer la última, como ya hemos indicado, hay varias fichas que también están dotadas de franjas rojas en diferentes posiciones y formas. Dependiendo del lugar en que estén las franjas rojas en la ficha, esta podrá saltar hacia arriba, botar, ir y volver, etc. También hay una ficha completamente roja que no hemos de tirarla ya que solo sirve para hacer que las fichas de ida y vuelta retrocedan por que las rojas no caen.

Tras las primeraspantallas nos daremos cuenta de que todo se hace mucho más difícil teniendo que superar pantallas en las que no podemos subir allí donde hay fichas ya que no hay escaleras, entonces solo podemos colocar las que estén a nuestro alcance para que coincidan con las que salta hacia arriba y derriba las de los pisos superiores.

Tenemos un tiempo máximo para superar las pantallas que aparece en la parte inferior izquierda y que es el que nos permite saber cuanto nos queda y si nos interesa utilizar un comodín para alargar un poco el tiempo, los comodines se ganan al superar pantallas, si el tiempo en vez de ir restando se vuelve los números rojos y empieza a sumar no podremos realizar ya ningún cambio más en las fichas.

En resumen, Push-Over cuenta con todos los ingredientes para el éxito, sin faltarle tampoco una divertida y curiosa introducción.