• Videojuegos Retro
soloretro
F-16 Combat Pilot - ZX Spectrum de Digital Integration (1991)

F-16 Combat Pilot - ZX Spectrum de Digital Integration (1991)

  • 15 de julio de 2018

Es muy probable que la que habéis leído sea una de las mejores maneras de iniciar un comentario sobre un simulador de combate aéreo. A través de ella pretendemos comunicaros en tres lineas la experiencia que nos ha supuesto enfrentarnos a un manual de 103 páginas, con textos en español, exquisitamente tratado y elaborado, y sorprendentemente eficaz y entretenido Consecuentemente, y a la vista queda, nos preguntamos, ¿qué más podemos decir de un juego que lleva incluida una explicación incluso de los materiales con que se ha hecho la cinta/cassette que lo soporta? y seguimos dudando, ¿nos podríamos enterar de las últimas resoluciones táctico/mecánicas de estos aviones y aprehenderlas de tal forma que nos convirtiéramos en los primeros pilotos por correspondencia. No pensamos contestar a ninguna de las dos preguntas.

¿Qué quieres saber?


Ficha de F-16 Combat Pilot

Videojuego: F-16 Combat Pilot

Sistema: ZX Spectrum 128K

Digital Integration

Programadores: Les Doughty, Lee Burns

Año: 1991


Análisis de F-16 Combat Pilot

La mayoría de nosotros somos muchachos en el fondo pilotos, generales y Marines incluidos. Por eso nos encanta sentir de vez en cuando «la excitante complejidad de los controles de un caza de combate». Aunque creemos firmemente, y seguiremos manteniéndolo, que la guerra no es ningún juego. Ni mucho menos. El juego está en la simulación, y el pseudojuego en creernos que podemos ser tan hábiles como los pilotos reales.

El F16 Combat Pilot es sólo una PERFECTA simulación, quizá la más creíble, técnica y real de las que han pasado por nuestro ordenador. Está basada en un avión desarrollado casi exclusivamente para la destrucción (anotación respecto al bombardeo de F16 israelíes sobre una central nuclear irakí) aunque soporta papeles estratégicos y puramente infraestructurales, eso de la logística, ya se sabe. Fue fabricado por la empresa norteamericana General Dynamics, que cuenta entre sus modelos con el F-111E, aplicando por vez primera los beneficios de la tecnología «fly-by wire» (sistema electrónico de control), lo que le convierte en un avión extraordinariamente manejable, ágil, agresivo y confiado.

La minuciosidad del manual incluye una completa descripción del armamento disponible para nuestro caza, así como un abusivo minicursillo sobre tácticas de combate y maniobras en vuelo profusamente ilustradas. Esfuerzo, sudor y lágrimas nos costará llegar a hacer todos los pinitos que aquí se nos describen. Aunque no le desanimamos en absoluto a que lo intentes.

Bienvenido pues, al mundo del combate. Estás a punto de iniciar una carrera vertiginosa hacia la saturación de adrenalina El alto mando táctico y todos los que formamos parte de la familia de la simulación te acojamos calurosamente En tu próximo periplo a través de las huestes enemigos deberás hacer acopio de vanos consejos. Como paso clave, aplaca tus nervios y ansiedad, y dedícale a entrenar para conocer suficientemente a tu avión. Es PELIGROSO acometer cualquier misión sin que tengamos el nivel de preparación adecuado. Planifica tus misiones. cómo las vas a realizar y para cuántas estás preparado. Es ARRIESGADO desbandarle de las reglas fijadas. Y por último y quizá más imprescindible, no pierdas ojo al manual. En sus páginas está desarrollada toda la sabiduría de auténticos expertos en la materia, por lo que es del todo aconsejable que apoyes cada movimiento en la página correspondiente. De esta forma partirás con un conocimiento previo de lo que vas a hacer. Aunque la tecla de pausa te ayudará grandemente.

El F16 tiene la oportunidad de demostrar sus características en cinco excitantes misiones, más una, la operación CONQUEST, a la que no será posible acceder hasta que el Mando Táctico del Aire compruebe tu valía como piloto. Los diferentes papeles del caza americano están representados en pantalla como cinco sectores de un polígono. Cada sector retiene una imagen gráfica alusiva a la operación en sí. Por orden que fijamos ahora mismo, será posible interceptar un avión enemigo en el aire (Scramble), borrar del mapa objetivos militares, muy de moda últimamente (Hammerblow), destruir otro tipo de objetivos (Deepstrike), convertirnos en mero soporte aéreo del campo de batalla (Tankbuster) o representar el papel de observador y realizar misiones de reconocimiento (Watchtower).

Todas las operaciones cuentan con un amplio despegue táctico desde el manual. En él aparecerán convenientemente señalados qué hacer, qué utilizar, contra quién atacamos, qué armas son más eficaces, cuándo, cómo, dónde y porqué debemos emplearlas, vamos que sólo tenemos que seguir las instrucciones, aprendernos las teclas clave y... ¿jugar?

Sólo las preferencias personales te guiarán a la hora de escoger la misión. No creemos que sea muy difícil elegir, aunque en todo caso puedes imponerte el orden que más te guste. Una vez decidido entramos en un sitio al que llaman escuadrón táctico de entrenamiento de combate, en el que nos informarán de las condiciones de prevuelo.

El mapa que aparece ahora te permite fijar los puntos de contacto, variar las condiciones meteorológicas, el día o la noche, y enterarte de las principales claves de la operación. El siguiente paso es armarte, de valor, paciencia y, por supuesto, de ciertos misiles de nombres espectaculares de cuya potencia y picardía podrás ir familiarizándote con el tiempo.

Pocas son las actividades burocráticas que vienen a continuación. El examen en vuelo es lo más importante, y de hecho lo más divertido. En este sentido, F16 es especialmente sabroso, pero, como nos temíamos, complicado, dije complicado, no, dije COMPLICADO. El panel de instrumentos en cabina es el primer elemento con el que debemos entendernos. de lo contrario al producirse una comunicación frustrante, es muy probable que te decidas por un arcade de los de rematar.

El control central recuerda a otros aparatos en la forma en que están distribuidos los instrumentos, Paneles, luces e indicadores inundan la pantalla con el consiguiente y engorroso lío que, a las 300 veces de haber jugado, entenderás perfectamente. Lo que nos parece destacable en el fondo es que cada control cumple una precisa función de la que se nos informa conveniente, clara y suficientemente ¿Qué haríamos nosotros sin tantos numeritos?

La acción quedará impresa en nuestros ojos a través de una perspectiva frontal, en la que controlamos el avión como pilotos reales. Sinceramente nunca hemos pilotado un avión como éste —ni ninguno, por supuesto—, pero nos da la impresión de que va ser más difícil de lo que pensábamos.

La simulación de f16 es tan genuino como susceptible, por lo que cualquier viraje, subida o bajada se produce de forma inmediata y no continuada como debería ser. La ambientación sin embargo es perfecta, desde el ruido del caza hasta sus caídas en barrena han sido cuidadosamente creadas para no desvirtuar la idea real.

La parte más creativa, y por tanto cumplidora pasa por ser el ataque. Ya en tierra, ya en aire, los objetivos están bien definidos, y permiten un disfrute total de su avistamiento y posterior destrucción.

Un anónimo nos dice que quien ve primero, vive más Nosotros decimos que quien no haya jugado con F16, no conocerá las verdaderas posibilidades de un Spectrum.


Reseñas de F-16 Combat Pilot

Anunciamos con gran regocijo la pronta salida al mercado de la versión Spectrum de uno de los simuladores de combate aéreo más espectaculares que se han editado para 16 bits El F-16 Combat Pilot está protagonizado por el último y más guerrero caza norteamericano famoso ya por su distribución en Europa por parte de la OTAN.

Inundados de simuladores como estamos ya, no estaría de más comentaros que quizá sea éste uno de los juegos más realistas e impresionantes que tendréis oportunidad de probar en vuestras pantallas, tanto que es posible que nunca hayáis deseado aterrizar con más ganas.


Pokes de F-16 Combat Pilot

  • Inmunidad: POKE 23941,58

Valoracion de F-16 Combat Pilot

  • Gráficos: 88%
  • Movimiento: 80%
  • Sonido: 90%
  • Adicción: 90%
  • Nota final: 90%

Vídeo relacionado