• Videojuegos Retro
soloretro
Dragon Breed - ZX Spectrum de Activision (1990)

Dragon Breed - ZX Spectrum de Activision (1990)

  • 5 de agosto de 2018

En este caso el sello Activision lo único que hace es activar neuronas para que a la posibilidad de diversión se refiere.

¿Qué quieres saber?


Ficha de Dragon Breed

Videojuego: Dragon Breed

Sistema: ZX Spectrum 48K/128K

Activision

Programadores: Bob Pape, Nick Cooke

Año: 1990


Análisis de Dragon Breed

Del equipo que creó dos arcades que han marcado una época, sólo puede esperarse un arcade de calibre mayor en el que las enseñanzas de los videojuegos precedentes han sido aprovechadas en su justa medida. Es decir, que ni se ha intentado copiar lo anterior, ni se han desligado absolutamente de lo realizado en un principio.

Para Dragon Breed se ha elegido a R-Type como modelo. La prueba está en que se mantienen constantes las pautas del shoot-em up horizontal, los gráficos grandes y coloristas, y la ausencia de decorados —aunque cumple con las mínimas normas—. La distancia con respecto al masacramarcianos la marca el cambio de argumento, de protagonistas y de enunciado básico de la acción. Estructura final y leit motiv permanecen inamovibles.

Desgraciadamente este es uno de los últimos productos que Activision ha realizado para ocho bits. Y es de mala idea y poca educación despedirse con videojuegos tan divertidos como éste, en el que un dragón y un jovencísimo rey comparten el papel de «starring». O lo que es lo mismo, un enorme bicho lanzador de fuego y un monarca de 15 años, tan majestuoso como el animal, luchan ansiosamente contra el mal, a base de estruendosos disparos y llamaradas de dragón.

Las dos figuras protagonistas son tan independientes como complementarias. El rey puede bajar o subir del dragón en el momento en que lo necesite, siempre que exista una superficie en la que aposentarse. Del mismo modo puede de nuevo coger las riendas del dragón y aunar sus fuerzas — junto a las de tu joystick— para eliminar la horda de indeseables que te llegan de todos lados.

Hay varios tipos de objetos que se pueden recoger. Son unas formas de pequeño tamaño cuyo color corresponde a la propiedad que otorgan al dragón. Las figuras rojas, le dan la llama, las plateadas hacen variar el tipo de misiles, las azules incluyen en su repertorio unas bolas de luz, y las doradas le proporcionan unas escamas que le hacen por unos momentos invencible. Cada elemento que recolectemos supondrá ascender un nivel en la escala de la fuerza correspondiente, hasta un límite de tres.

Es necesario un mínimo de precaución a ta hora de hacernos con nuevos elementos puesto que las propiedades de las que gocemos en cada nivel se echaran a perder cuando nos hagamos con nuevas formas. Si tenemos tres rojos y cogemos uno blanco, pasaremos a un estado primerizo de blanco. Así son las cosas.

El juego de Activision destruirá nuestra mano. Tantos disparos como son necesarios para acceder a las diferentes fases, cargadas una a una desde el Cassette, para destruir a la inapelable cantidad de enemigos y para hacernos un hueco en la historia, además de hartar al joystick, elevará los adicciometros hasta límites inconcebibles.

Y aunque la originalidad brille por su ausencia, es obvio que la conjunción de elementos que componen Dragón Breed augura el éxito.


Pokes de Dragon Breed

  • Inmunidad: POKE 37354,254 POKE 37331,254
  • Tiempo infinito: POKE 26094,62 POKE 26095,57 POKE 26096,0

Valoracion de Dragon Breed

  • Gráficos: 85%
  • Movimiento: 88%
  • Sonido: 89%
  • Adicción: 92%
  • Nota final: 90%

Vídeo relacionado