• Videojuegos Retro
soloretro
Personal Computer RAI 85 | Feria : Amsterdam (1985)

Personal Computer RAI 85 | Feria : Amsterdam (1985)

  • 9 de noviembre de 2015

En la última semana de Marzo (1985) se celebró en Amsterdam el Personal Computer RAI 85, donde pudimos observar la gran aceptación que está recibiendo el nuevo estándar japonés.

Diversas casas presentaron equipos y periféricos que, sin lugar a dudas, potenciarán los ordenadores ya existentes. Entre las unidades de almacenamiento podemos destacar la aparición de un cassette especialmente diseñado para ordenador MSX de la marca JVC. Aunque parezca una pletina de alta fidelidad en su forma, se trata del HC-R105 con capacidad de grabar datos y programas de 1200 y a 2400 baudios.

Otra unidad de almacenamiento que dará mucho que hablar es el diskdrive QDM-01 de la firma Mitsumi. Posee la particularidad de que los diskettes se introducen de la misma forma que una cinta de cassette. Viene con una fuente de alimentación incluida, ya que asombrosamente, no funciona a 220 voltios. Sin embargo, la gran innovación la constituye el nuevo tamaño del diskette, ya que es de dimensiones poco usuales. Al ser de 2.8 pulgadas doble cara y 64K por cara, constituye toda una novedad en el aspecto del almacenamiento de la información.

No cabe duda de que los cartuchos de juegos, aunque no sean noticia nueva, siempre trae cola, y esta no va a ser menos.

La firma AVT ha expuesto una caja de expansión, que permitirá la conexión de hasta ocho cartuchos ROM, pudiendo tenerlos conectados permanentemente al aparato sin tener que quitarlos cada vez que deseemos poner otro. Esta expansión se conecta a cualquier bus del MSX, permitiendo múltiples aplicaciones. En la feria pudimos comprobar su funcionamiento, ya que se utilizó conjuntamente con cartuchos de juegos y con disk-drives. Este entraba en funcionamiento al pulsar la tecla correspondiente al port donde estaba conectado.

En el apartado de Hardware tenemos varias noticias muy apetitosas. No cabe duda de que este nuevo estándar va a dar guerra, con el aliciente de que cuenta con grandes empresas respaldándolo.