• Videojuegos Retro
soloretro
Soul of a Robot - MSX de Mastertronic (1985)

Soul of a Robot - MSX de Mastertronic (1985)

  • 15 de abril de 2020

En un lejano planeta, una computadora se volvió loca (evidentemente no era MSX) e impuso una dictadura.


Ficha de Soul of a Robot

Videojuego: Soul of a Robot

Sistema: MSX

Mastertronic

Programadores: -

Año: 1985


Análisis de Soul of a Robot

MSX Extra nº34

En un lejano planeta, una computadora se volvió loca (evidentemente no era MSX) e impuso una dictadura.

Como es de comprender, los habitantes de dicho planeta se negaron firmemente a aceptar dicha computadora. A uno de los supervivientes se le oyó comentar "nunca mas me meterán en esto...", pero el ingenio de los habitantes no acabó allí: con los restos de la lavadora obstruyeron un último modelo en robots inteligentes (por lo visto no les salió muy bien, ya que debes controlarlo tú si quieres que haga algo). Como hábilmente habrás deducido, encarnas a ese robot.

Tus movimientos son de derecha, izquierda, salto (regulable) y vuelo (agotador).

Con estos movimientos debes poder adentrarte en las 26 pantallas que componen este juego, las cuales están divididas en 3 secciones. Tú comienzas en la primera y debes llegar a la tercera donde se encuentra el ordenador.

Los enemigos son comos seres que se moverán constantemente por algunas pantallas y te harán rebotar en el momento que choques contra ellos. Puedes perder una vida si caes de mucha altura y toda la partida si tocas un objeto mortal.

La estructura de las pantallas es de plataformas dispuestas de un modo que tengas que ir saltando de una a otra para pasar a la siguiente. También hay pantallas vacías, con un suelo firme o con unos alternativamente.

Respecto a los gráficos, existen dos tipos, los que pertenecen al juego en sí y los que rodean a la pantalla. Los primeros son bastante simples, pero los segundos son excelentes (representan máquinas, cohetes, esqueletos de dinosaurios...).

El movimiento del protagonista es normal, hacia derecha o izquierda, pero a la hora de saltar o volar, mejor es ingerir un par de dosis masivas de paciencia. Cuando saltas, el robot se desplaza como si tuviera todo el tiempo del mundo y si por casualidad se acerca a menos de 1 cm de cualquier obstáculo, se convierte en una especie de robot descontrolado que rebota en todos lados dando vueltas alocadamente. En cuanto al vuelo, para realizarlo sólo hay que pulsar una tecla repetidamente (unas 400 veces) para hacer que vuele una pantalla, eso si nos queda energía para volar.


Valoración de Soul of a Robot

MSX Extra nº34

  • Presentación: 5
  • Gráficos: 6
  • Movimiento: 5
  • Sonido: 6
  • Adicción: 6
  • Total: 6

Vídeo relacionado