• Videojuegos Retro
soloretro
MSX SANYO MPC-200

MSX SANYO MPC-200

  • 16 de mayo de 2020

Los ordenadores SANYO MSX, no son quizás los productos más conocidos de este importante fabricante japonés.

Lo cierto es que SANYO no mantiene una política de presentación continua de novedades -al contrario que otros fabricantes-, pero no por ello pierde el tren ni descuida a sus usuarios sino que, al contrario, presenta novedades escogidas de un alto nivel de prestaciones y con una excelente relación entre calidad y precio.

Fruto de esta sana y juiciosa política comercial es el ordenador MSX SANYO MPC-200, un claro exponente de hasta dónde se puede cuidar la calidad y el diseño.

DISEÑO ELEGANTE Y ORIGINAL

Lo primero que llama la atención en este nuevo equipo de SANYO es lo revolucionario de su diseño:

No se trata del típico cajón rectangular pensado única y exclusivamente como contenedor de la circuitería y del cableado, sin ninguna concesión a la estética estética o a la comodidad del usuario, sino que -al contrario- el diseño tiene un papel capital en la concepción de este equipo.

Este MPC-200, en lo externo, no tiene nada que ver con el modelo antecesor (el MPC-100). Ha redondeado y suavizado sus aristas y ha roto la rígida simetría del aparato anterior.

El lado derecho del aparato se prolonga en sentido longitudinal (superior e interiormente) en dos lugares muy estratégicamente calculados: Bajo las teclas de cursor (para eliminar la incómoda sensación de tener la mano «colgando» mientras se está operando con ellos (los lectores que hayan pasado una buena cantidad de horas manejando su ordenador sabrán a que especie de incómoda molestia nos estamos refiriendo). Sobre las ranuras de cartucho, como se ha dicho anteriormente, también se ha prolongado el espacio; aprovechándose el lugar para colocar el led indicador de operación.

A la izquierda de la ranura de cartucho, y aprovechando el mismo espacio, se ha colocado el útilísimo botón de RESET.

TECLADO ESPAÑOL

El teclado, del tipo QWERTY, tiene un diseño normalizado (DIN) es ergonómico y responde con absoluta fiabilidad a las pulsaciones.

Como dijimos anteriormente, la calidad que ofrece SANYO queda patente incluso en los pequeños detalles, como es la inclusión en el teclado de la tecla ñ, lo que evita incómodas y extrañas combinaciones de teclas a la hora de redactar cualquier escrito o incluso de teclear un programa.

Ante la avalancha de equipos MSX de la segunda generación, algunos agoreros preconizaban la extinción definitiva de los aparatos de primera generación.

Una prueba palpable de que sus argumentos son absolutamente infundados es la aparición en el mercado de este microordenador de primera generación presentado por SANYO en la presente edición de SONIMAG, donde obtuvo un importante éxito.

SANYO demuestra con el lanzamiento de este aparato que el concepto de norma es lo suficientemente versátil y amplio como para que puedan coexistir compartiendo su hegemonía aparatos que pertenezcan tanto a una como a otra generación, estando pensada la norma en su conjunto para satisfacer al espectro más amplio posible de usuarios, que son -en definitiva- quienes en último lugar tienen que efectuar una evaluación del producto, decidiendo -en función de sus necesidades- qué generación de MSX es la más conveniente para las tareas que pretendan realizar, y dentro de cada una de ellas cuál es el aparato que les ofrece las prestaciones solicitadas por el precio más justo.

Es decir: el hecho de que coexistan dos generaciones de la misma norma no obliga forzosamente a adquirir la más novedosa, sino que amplía las posibilidades de elección del usuario final.

De todos modos, aquellos que se decidan por la adquisición de un SANYO MPC-200, habrán tomado una buena decisión.

Fuente: MSX Extra nº25-36 (1987)