• Videojuegos Retro
soloretro
José Luis Domínguez | Entrevista | Amstrad España · 1986

José Luis Domínguez | Entrevista | Amstrad España · 1986

  • 14 de octubre de 2017

Con motivo de la reciente adquisición, por parte de Amstrad, de los derechos de producción y comercialización de los productos Sinclair, nos hemos puesto en contacto con José Luis Domínguez, director gerente de Indescomp, que viene a ser lo mismo que Amstrad España, para que nos explique los detalles del nuevo proyecto comercial.

M.H. —El primer fruto de la nueva relación comercial Amstrad Sinclair es el relanzamiento, con algunas notables modificaciones, del legendario Spectrum.

J.L.D. — Efectivamente. En principio el ordenador se lanza al mercado con pretensiones de máquina de videojuegos. Es imposible que pueda existir en el mundo una consola de videojuegos con más de 10.000 programas, que son los que tiene disponibles, aproximadamente, el Spectrum. Este es uno de los motivos por el que era necesaria una compatibilidad total con modelos anteriores.

M.H. —¿Cómo va a ser de verdad, el nuevo Sinclair?

J.L.D. —Por el momento tenemos sólo unas ideas muy generales. Es compatible 100% con todo lo anterior, tiene 128k de memoria, y lleva incluidos un cassette y un interface de joystick, lo que me parece estupendo. Os diré que mis hijos han abandonado el Spectrum (y era el que más Ies gustaba) solamente por el lío que había que montar cada vez que querían usarlo: cables y más cables, interfaces, cassette, etc. Todo eso ya se acabó. También puedo decir que estará íntegramente en castellano, desde el teclado a los mensajes de error, pasando por los menús de opciones.

M.H. —¿Cómo vais a solucionar el tema de los mercados paralelos y las copias piratas, que en el caso de Spectrum están bastante extendidos?

J.L.D. —Sinclair ha sido un hombre que siempre ha potenciado el mercado paralelo y, sin embargo, Sugar pretende cortar este tipo de mercado definitivamente. De momento hay una gran diferencia de intención. Otra cosa importante es que el ordenador español no va a funcionar en Inglaterra ni el inglés en España. Esta será una protección por hardware que impedirá que los programas de un país se vean correctamente en otros. Nosotros hemos enviado ya 6 televisiones a Taiwán para investigar esto. Por ahí circula un bulo de que se fabricará en Timex (Portugal), pero no es cierto. La fabricación la haremos en Taiwán. Además de esto se beneficiarán también los fabricantes de software, porque hasta que no tengan la licencia para España, se quitan el que pueda haber importaciones de programas de allí que luego no corren aquí y entonces, indirectamente también se beneficia a la máquina. Para evitar en lo posible las comercializaciones ilegales de Software, Amstrad ha creado, por su parte, una especie de homologación de programas. Les ponen un sello a todo programa que ha sido homologado y que funciona bien.

M.H. —¿En qué fase se encuentra actualmente el nuevo Spectrum Plus II?

J.L.D. —Muy avanzada. Estamos haciendo el manual de instrucciones. El producto se presentará en una gran convención que vamos a realizar en Barcelona el 15 de septiembre, coincidiendo con Sonimag. Allí presentaremos todos los nuevos productos Amstrad.

M.H. —En la prensa europea se ha venido especulando con las características técnicas del nuevo Spectrum.

J.L.D —Sí, se han inventado un Sinclair con increíbles prestaciones, pero eso está fuera de lugar. La línea de Amstrad son productos ya probados a precios bajos. Este Spectrum se lanza para aprovechar toda la enorme biblioteca que tiene Sinclair de juegos, quitándole las partes incómodas como el cassette, los cables, interface de Joystick, etc. y hacer una pieza sola, integrada, además de reestructurar la parte de circuito del ordenador para que no tenga el índice de averías y problemas que han tenido los productos de Sinclair toda la vida. Esto a Sugar le da pavor. La prueba está en que en sus máquinas el índice de averías no llega al 3%, mientras que Sinclair está en un 20%. Más adelante, me imagino que será para el mes de noviembre o por ahí, sacaremos una unidad de tres pulgadas. Esto es un proyecto confirmado.

M.H. —Esa unidad ¿será aparte o tienen intención de integrarla, como en el caso del Amstrad CPC 128?

J.L.D. —No, esa unidad será aparte y va a llevar la misma filosofía de diseño que el Spectrum. Confiamos además en un precio bastante favorable, puesto que Amstrad está consiguiendo unos márgenos muy ajustados en Japón de estos mecanismos.

M.H. —¿No lo fabrican en Taiwán?

J.L.D. —El resto sí, pero el mecanismo del disco lo hacen en Japón y la idea es lanzar una unidad de discos por unas 50 libras. Posteriormente, a lo mejor añaden CP/M, pues las relaciones con Digital Research son inmejorables. Esto sería para más tarde porque Sugar desea hacer el lanzamiento como una consola de videojuegos y luego, si el usuario quiere de manera sencilla y sin complicarse la vida, ir un poquito a más, ponérselo fácil.

M.H. —El sistema operativo ha sido sustancialmente modificado y ahora ya no existirán los TOKENS, teniendo que introducirse los comandos BASIC letra a letra.

J.L.D. —No lo sé muy bien porque aún no tenemos mucha información, pero me imagino que así será, puesto que en las fotografías sólo se ven las letras, y no los comandos.

M.H. —¿Por qué Amstrad facilita tan poca información sobre sus prototipos?

J.L.D, —A Sugar le gusta eso, que todo el mundo especule con las posibilidades. Que digan que van a ser un Amiga, que va a ser un no sé qué o un no sé cuantos; a él le encanta.

M.H. —¿Qué expectativas de éxito tiene el nuevo Spectrum teniendo en cuenta su gran biblioteca de programas, su posible unidad de disco, CP/M, etc.?

J.L.D. —Vamos a hacer una campaña muy fuerte de cara a estas navidades y confiamos mucho en el producto. Por otra parte, la cota de mercado en España está todavía muy lejos de la saturación. Uno de los mayores problemas con que nos encontramos es la circunstancia de que casi los 10.000 programas que existen están descatalogados y sólo se encuentran las novedades de los últimos tres meses. Todo el mundo dice que tiene 10.000 programas, pero ¿dónde están? Si yo ahora me compro un Spectrum pensando que que vendan productos Sinclair y deseen vender en España, porque queremos decir exactamente eso: hay 10.000 programas y están aquí.

M.H. —El problema de mantener los secretos hasta el último momento es que la máquina sale al mercado sin programas adecuados. En España, nadie sabe cómo hacer programas para el 128K aprovechando todas sus posibilidades porque nadie se ha molestado en facilitar a las casas de software ni a la prensa especializada la documentación necesaria.

J.L.D. —En este sentido no va a haber ningún problema. Amstrad sacará los manuales adecuados y precisamente una de las modificaciones que se ha hecho en el Spectrum es su manual, que a Sugar le parecía insuficiente. También se están traduciendo los menús (el nuevo ordenador presentará varios menús al usuario: carga, calculadora, etc.). La prueba la tenéis en que cuando Amstrad sacó el 464, inmediatamente puso a la venta su manual del Firmware, con las direcciones de memoria, las rutinas de la ROM, etc. Estamos decididos a intentar reactivar el mundo de Sinclair, tanto en Inglaterra, por parte de Amstrad, como en España con Indescomp. Nosotros tenemos que asumir la responsabilidad de traer de nuevo el mundo Sinclair aquí.