• Videojuegos Retro
soloretro
Robbbot - Amstrad CPC de ERE INFORMATIQUE (1986)

Robbbot - Amstrad CPC de ERE INFORMATIQUE (1986)

  • 9 de noviembre de 2019

Los «pequeños» a los que el piloto se refería eran tres simples pero eficientes robots que en más de una ocasión le habían sacado de un apuro.

Índice


Ficha de Robbbot

Videojuego: Robbbot

Sistema: Amstrad CPC

ERE INFORMATIQUE

Programadores: Patrick DUBLANCHET, Jean-Philippe ULRICH, Catherine VAGNON, Michel RHO

Año: 1986


Análisis de Robbbot

Amstrad Semanal nº68

Los «pequeños» a los que el piloto se refería eran tres simples pero eficientes robots que en más de una ocasión le habían sacado de un apuro.

Lo que no pudo evitar fue el estremecerse al pensar en lo que se encontrarán sus «pequeños» en un planeta que no había sido terminado de explorar.

Pero no había otra opción debido a que los alimentos escaseaban ya en la estación orbital de FAREST, y que el esperar a una nave de relevo, así como el trasvase de la carga, hubiera hecho la situación critica en la estación orbital.

Difícil, pero no imposible, el trabajo que deberemos realizar para llevar a nuestros robots XOR, RHO y SAM a la búsqueda del preciado carburante AXIUM B52.

Afortunadamente contamos con una de las naves de la ultima generación de cargueros intergalácticos que viene dotada de un potentísimo equipo de rastreo planetario que hará, junto con nuestras expertas manos, totalmente factible nuestra misión.

Pero pasemos a presentar a los verdaderos protagonistas de esta encrucijada.

XOR: Robot transportador. Su peculiar y resistente aleación le permite soportar temperaturas muy elevadas. Este potente robot debe transportar el fluido energético a la nave.

RHO: Robot de enlace. Con su ordenador ZT 495 R serie IB dotado de radar analítico, debe ser el intermediario entre el carguero y los otros dos robots. No debe estar nunca alejado de XOR o SAM, ya que si esto ocurre podemos perder el contacto con ellos.

SAM: Robot reparador. Su motor recicla deshechos y esta dotado de una potencia considerable, cosas estas que le permiten el arreglo y carga de sus compañeros. Pero claro, no se repara así mismo...

Y ya que hablamos de reparaciones, diremos que en esta oportunidad los ataques que las causen no vendrán de extraños alienígenas o de robots asesinos, sino que el peligro aparecerá, si es que le vemos aparecer, de una forma harto sutil.

Curiosos entes seguirán en todo momento y lugar a nuestros «pequeños» con la insana intención de absorber su energía. Pero estos graciosos seres, cuya forma y también movimiento recuerda a un fuelle, no son el mayor peligro, la verdadera amenaza viene, o aparece, en forma de destructoras partículas radioactivas.

Bueno, pensaran algunos, se podrán esquivar.

Y si, se pueden esquivar, pero en muchas ocasiones no las veremos venir y si tocan a un robot pues..., ya podemos imaginar lo que ocurre.

Pero que no cunda el pánico; ya hemos dicho que contamos con una de las potentes naves intergalácticas de la ultima generación y que esta dotada de una de las más modernas computadoras de crucero.

La computadora nos mantendrá informados en todo momento del sitio exacto donde nos encontramos gracias al indicador de coordenadas que aparece en el lado inferior derecho de la pantalla. Mas hacia el centro, se halla situado el monitor del radar por el que siempre sabremos donde se halla situado el AXIUM B52, objeto de nuestra misión. A la izquierda del monitor están los testigos luminosos que nos permiten elegir la tarea que queramos desarrollar en ese momento.

En la zona inferior izquierda de la pantalla se nos mostrara la cantidad de oxígeno o combustible que les queda a los robots. Al iniciar la misión, cada robot cuenta con 100 litros de fusiogeno. Estos disminuirán, lógicamente, según vayamos avanzando y también debido al «chupe» vampiresco de los extraños y divertidos seres con forma de fuelle.

Otras cosas que hacen gracia son la forma del lugar de avituallamiento, el típico surtidor de gasolina de siempre, y la forma con que repostan los robots, dando saltitos y haciendo un ruido de succión como si bebieran.

Después de conocer la instrumentación con que contamos, lanzaremos a la búsqueda del preciado AXIUM B52, combustible imprescindible para nuestra nave.

Digamos de antemano que este se halla en las coordenadas 465 (Profundimetro), y 493 (Telemetro).

Este emplazamiento corresponde casi al extremo inferior de la pantalla del monitor del radar, o sea, el lugar mas recóndito del planeta.

Importante, solamente puede recoger el combustible el robot XOR.

Para empezar, y casi como norma, recomendaríamos sacar a XOR el primero de la nave, avanzar una distancia prudente, no hay que olvidar que si le llevamos lejos perdemos el contacto, y estacionarle; a continuación, sacamos a RHO y le acercamos a XOR. Con SAM haremos lo mismo.

Una cosa que hay que tener siempre presente es, que si RHO es destruido se acabo la misión.

Esto es lógico ya que XOR y SAM se quedan incomunicados y no pueden moverse.

También hay que tener en cuenta que el único que puede recoger, mediante un buen contacto, el AXIUM B52 es XOR.

Y hablando de movimiento, se puede decir que este es bueno, es el que se podría esperar de un robot, como bueno es también el sonido de aceleración y decelsración que acompaña al movimiento.

Cuando vayamos circulando con un robot o si vamos a estacionar, tendremos que tener cuidado para no romper alguna de sus patas de apoyo. ya que estas son delicadas. Si rompemos las dos patas, el robot quedará inservible.

Los gráficos del juego son realmente buenos, así como el colorido. Con esta acertada mezcla el juego es agradable a la vista.

Como agradable es también la música de presentación; la podría haber realizado cualquier moderno grupo de tecnopop.

Si a esto le añadimos que el juego esta pensado para ser difícil pero no imposible, formamos un coctel muy acertado.

Bueno, esta claro que nos ha gustado el juego, y esto es debido, además de lo expuesto anteriormente, a que el juego tiene un tema original, muy en la linea de los de ERE INFORMATIQUE, casa a la que pertenece el juego y de Drosoft, casa que lo distribuye, que están realizando cosas que merecen atención.


Reseñas de Robbbot

Amstrad Semanal nº66

Esta situación es la que ha hecho que el capitán de la nave haya aterrizado en un planeta desconocido y tenga que mandar sus valiosos robots a enfrentarse con lo desconocido.

Como cabía esperar, no tardan en aparecer los primeros inconvenientes y estos lo hacen en forma de extraños seres devoradores de energía y de nocivas partículas con elevada carga radiactiva que al menor contacto harán saltar en mil pedazos a nuestros mecánicos amigos.

El AXIUM B52 se encuentra en la parte más recóndita del planeta, y para llegar hasta ella deberemos recorrer un sin número de recovecos.

Nuestros robots son cada uno de determinadas características y estas son las siguientes:

  • XOR. Robot de carga. Transporta el carburante hasta la nave.
  • RHO. Robot de comunicaciones. Es importante que este a la distancia apropiada de sus compañeros, ya que si esto no fuera así perderíamos contacto con la nave y el control de XOR o de SAM según sea el que estemos utilizando en ese momento.
  • SAM. Robot reparador. Si XOR o RHO se rompen SAM cargara con ellos y los reparara mientras hace esto.

Como se puede ver, útiles no nos faltan así como tampoco falta originalidad y emoción a lo largo de todo el juego.

Los gráficos son de buen nivel y el movimiento muy bien logrado.

Continuara...


Valoración de Robbbot

Amstrad Semanal nº68

  • Originalidad: 4/5
  • Gráficos: 4/5
  • Movimiento: 5/5
  • Sonido: 5/5
  • Dificultad: 3/5
  • Adicción: 3/5