• Videojuegos Retro
soloretro
Vampires Empire | Commodore Amiga 500 | Juego clásico | Valoración

Vampires Empire | Commodore Amiga 500 | Juego clásico | Valoración

  • 19 de julio de 2015

En 1989 la revista Commodore Amiga World valoró el juego Vampires Empire para Commodore Amiga, veamos qué se dijo.

Vampires Empire es un nuevo juego de plataformas donde abundan los efectos humorísticos. El protagonista del juego es un auténtico "mata-vampiros", que en el más puro estilo de las antiguas películas de terror se adentra en un tenebroso castillo para acabar con el conde Drácula.

El desarrollo del juego es básicamente el mismo que en cualquier otro juego de los llamados "de plataformas": un escenario gigantesco, del que sólo puede verse la zona en la que se encuentra el protagonista, compuesto por escaleras, túneles y pasillos, en total unas 160. En cada "nivel" del escenario a veces hay objetos (cofres, lámparas, columnas...) que pueden ser buenos o malos. Se distinguen rápidamente, porque los "malos" suelen ser seres vivientes que, por lo general, te persiguen sin cesar hasta que logras despitarles o acabar con ellos.

Naturalmente, el único arma que puede utilizarse para acabar con los vampiros con seguridad son... ¡los ajos! Al comenzar, Van Helsing, que es como se llama el viejo protagonista del juego, se encuentra armado con unas cuantas ristras de ajos, y también con unos cuantos ajos "sueltos" para disparar a los vampiros y demás monstruos. Como el castillo está habitado por un número enorme de estos horribles seres, el mejor sistema para no buscarse complicaciones es liarse a "ajazos" cada vez que te encuentras con uno de ellos.

El objetivo del juego es llegar hasta el conde Drácula, que se encuentra en las profundidades más oscuras del castillo. A pesar de que el mata-vampiros se mueve a toda velocidad por la pantalla, el castillo es enormemente grande y laberíntico, y muchas veces te encuentras en el mismo sitio en el que estabas un rato antes. Por si fuera poco, muchas de las escaleras coinciden en lugares parecidos, o te llevan a zonas sin aparentes puntos de retorno.

Para destruir a Drácula hace falta alcanzarle directamente con un rayo de luz. Al principio del juego aparece un pequeño rayo de luz moviéndose por la pantalla (ciertamente, no a la velocidad de la luz, pero bueno, ¡todo es relativo!). Además de los ataques a base de disparar ajos, hay que colocar espejos inclinados por el interior del castillo para ir guiando poco a poco el rayo hacia las profundidades del laberinto. Existe un método "de emergencia" que consiste en disparar una "bola mágica de luz" y capturar el rayo al vuelo, para controlarlo mejor.

Los gráficos de este programa son una auténtica delicia, no en vano se trata de un juego para Amiga. Recuerdan mucho a los del conocido Barbarian, pero sin duda son bastante mejores en el aspecto de la animación: mientras que en Barbarian los personajes se movían "a saltitos", aquí la animación se ha cuidado al máximo, incluso en los mas pequeños detalles: el hombrecillo se recoge las faldas al correr, derrapa al cambiar de dirección, los personajillos mueven los ajos y las manos, las gotas salpican... todo un trabajo detallista.

En conjunto, Vampires Empire es un juego entretenido sobre todo por la velocidad en su conjunto, algo que se echa de menos en la mayoría de los juegos. Si no te asustan los vampiros y los castillos tenebrosos... ¡Este es tu juego!