• Videojuegos Retro
soloretro
Armour Geddon | Juego: Commodore AMIGA | Psygnosis · 1991

Armour Geddon | Juego: Commodore AMIGA | Psygnosis · 1991

  • 19 de febrero de 2018

Videojuego: Armour Geddon

Sistema: Commodore AMIGA 500

Psygnosis

Programación: N/A

Gráficos: N/S

Música: N/A

1991

Nada más comenzar el juego, una increíble presentación (como las que generalmente acostumbra a realizar Psysnosis) aparece en nuestra pantalla. En ella, una gran nave espacial con misión de probar una nueva arma nuclear dispara con toda su potencia contra una nave que llevaba pasajeros. Mientras, en la tierra la inestabilidad de las potencias se hace mayor y tu debes de evitar que una guerra nuclear comience tras el incidente ocurrido en el espacio.

Para este fin tu manejarás diversos vehículos armados que deberás de manejar muy bien si quieres sobrevivir. Estos vehículos se encuentran divididos en dos categorías (De aire y tierra). En tierra podrás manejar un tanque ligero, un tanque pesado o un hovercraft. En aire, un caza, un helicóptero y un bombardero.

Si sólo fuese manejar estos vehículos sería demasiado sencillo (aunque dominar todas las teclas de control es un verdadero lío pues los controles tanto de los vehículos de tierra como los de aire son distintos), por ello existen cantidad de aviones y diversos enemigos que evitarán en lo que puedan que tu cumplas la difícil misión (ojo porque lo suelen conseguir la mayoría de las veces).

Para que puedas evitarlos tienes a tu disposición un arsenal de armas que consta de granadas, láser, cohetes, misiles y hasta varios tipos de bombas. También tienes varios dispositivos para ayudarte a la lucha como son las balizas (para localizar vehículos), visión nocturna (en el juego existe la noche), Bengalas, camuflaje, etc. La acción está asegurada con este juego.

Los gráficos se encuentran realizados en tres dimensiones con un realismo bastante bueno y una velocidad de movimiento óptima que hacen que el juego alcance una gran calidad. El sonido está también bien realizado y merece la pena escuchar los ruidos de las explosiones supercuidados. En general, se trata de un buen juego que engancha a cualquier aficionado a las simulaciones y al que no lo es tanto.